Juegos
4 comentarios

E3 2012: Análisis conferencia de Nintendo

Por el Sábado 9 de junio de 2012
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Mi reacción inmediata a la conferencia de Nintendo fue decepción. ¿Cómo fallar si sabían exactamente lo que la gente esperaba?

Pero luego empecé a pensar que muchas de las expectativas fueron completamente rumores y decidí tratar de juzgar lo que se anunció basado únicamente en lo que se anunció y no en lo que los rumores nos hicieron pensar.

Este era el E3 en que Nintendo iba a tener juegos completos y en los que tenía que llevar el mensaje de qué era la Wii U. Algo un poco desconcertante es que el mensaje es: Diversión Asimétrica (DA), es decir que lo que pasa en el GamePad es distinto de lo que pasa en la TV. La cuestión es que ese concepto es difícil de entender en videos.

Después de haber visto Nintendo Land, aún no entiendo cuál es la gran maravilla. Puede ser que cambie al poderlo probar, pero al menos con Wii Sports sentía que entendía como podía funcionar. Pero la DA no es igual de sencilla.

Pero aún más preocupante es que si bien el pasado E3 me llevé la sensación de que la mayoría de third-parties estaban emocionados de la consola, este año me llevé la impresión de que ya no lo están. Por ejemplo EA anunció solo Mass Effect 3 y tímidamente hizo menciones de FIFA y Madden. ¿Qué pasa con Medal of Honor y Dead Space? Si el año pasado subieron al escenario a decir que les encantaba la consola y ahora anuncian un port de casi un año ¿qué pasó?

Más allá de EA, ¿qué pasó con el apoyo de Konami, Capcom, Square-Enix, Rockstar, etc? Para una consola que va a conquistar a los consumidores “core”, hay una falta de títulos para ellos impresionante.

Claro Mass Effect y Batman van a estar ahí, pero son juegos que esa audiencia ya jugó. Darksiders II y Assassin’s Creed III van a estar en las consolas que ya tienen. ¿Dónde están los juegos originales que no pueden encontrar en ningún otro lado? Algo como ¿Last of Us, Beyond, God of War, Gear of Wars, etc? Si bien es cierto que Nintendo no tiene la experiencia para hacerlos, entonces debió buscar second-parties para hacerlos y tener un mensaje sólido.

Y por último está el punto de que aún no hay claridad de cuál es la estrategia online de la consola, quizás el punto más criticado en todas las consolas de Nintendo. Era muy importante poner de manifiesto que habían escuchado y que todo sería diferente.

Hablando de lo positivo, la consola parece tener una buena cantidad de juegos (enfocados a la audiencia Wii) incluyendo algunos originales como Project P-100 (aunque no fue mostrado en la conferencia), LEGO: City Undercover y algunos exclusivos como Mario y Pikmin. Sin embargo en estos juegos el uso de la pantalla secundaria no parece tan revolucionaria aunque es ciertamente un elemento agradable de tener.

Que la consola soporte 2 GamePad no sé si es o no positivo, en el sentido de qué, como era de esperarse, el desempeño de los juegos baja considerablemente y aún no hay juegos que estén pensados alrededor de esta funcionalidad.

Pero ciertamente lo más decepcionante fue la falta de noticias para los fanáticos más acérrimos de Nintendo, quienes son los que van a comprar la consola el primer día: ¿dónde está Zelda? ¿dónde está Retro? ¿Mario Kart? Puede que aún sea muy temprano mostrar algo significativo pero un clip por corto que sea le hará saber al fanático que sus gustos están siendo tenidos en cuenta. Eso era todo lo que bastaba.

La 3DS que tuvo su espacio aparte tuvo el mismo problema: no vimos nada nuevo que sea emocionante. Aún así los juegos que mostraron siguen siendo sólidos y deberían bastar para el resto de año: New Super Mario, Paper Mario y Luigui’s Mansion.

Afortunadamente no anunciaron ningún rediseño de la 3DS porque como he comentado, eso fragmentaria el mercado que por fin están solidificando.

Así que Nintendo tuvo una conferencia aceptable, aunque pudo ser una conferencia que no despejó ninguna duda a los no creyentes, levantó algunas a los creyentes y decepcionó a sus más leales fanáticos. Aún así desde el punto de vista más estricto, la consola parece sólida.

Aunque su éxito está aún por verse y posiblemente dependerá del precio al que la vendan (menos mal ni Microsoft ni Sony anunciaron rebajas a sus actuales consolas)

Comentarios