Síguenos

Cine y TV

Ghost in the Shell: Entrevista exclusiva con Scarlett Johansson

La actriz habla sobre el reto de interpretar a Motoko Kusanagi, sus habilidades histriónicas y el profundo significado de la historia original.

Publicado

en

Ghost in the Shell recibe por primera vez una adaptación live-action basada en la obra de ciencia ficción de Masamune Shirow y llevada a la gran pantalla en 1995 en una cinta animada dirigida por Mamoru Oshii. Secuelas y serie anime le siguieron, así como videojuegos, pero la idea de reintroducir todo este universo a nuevas audiencias había sido una tarea pendiente para Hollywood desde hace algunos años.

Finalmente, la oportunidad se dio bajo la producción de Avi Arad, con una amplia trayectoria en películas basadas en cómics, y la dirección de Rupert Sanders, conocido por Snow White and the Huntsman y ganador de dos Leones Dorados en el Festival Internacional de Cannes por un comercial de Halo 3: ODST.

En el papel protagónico, la actriz neoyorquina Scarlett Johansson sería la elegida para interpretar a Motoko Kusanagi, la Mayor, un híbrido humano-cibernético que lidera la fuerza élite de operaciones especiales en la Sección 9, dedicada a detener los más peligrosos criminales y extremistas en un futuro donde la barrera entre tecnología y humanidad es cada vez más difusa.

Para Johansson, la primera vez que vio el clásico de culto animado de 1995 fue una especie de viaje existencial y poético, aplicado al mismo aspecto visual de la cinta y cuya adaptación a un formato live-action sería una labor apoteósica.

“El viaje del personaje [Kusanagi] no fue del todo aparente para mi […] Pensaba que el aspecto físico sería emocionante de interpretar y un gran reto, pero ¿qué iba a hacer con la introspección personal? Más allá de imágenes bonitas, ¿qué había para sostenerse? ¿De qué podría sostenerse la audiencia? No podía dejar de pensar en ello.”

Motoko Kusanagi tiene una idea sobre quién es, o quien se le ha dicho que supuestamente es, pero en su mente hay un fantasma que literal y espiritualmente le señala quién es en realidad. Johansson debía abordar el personaje más allá de la característica destreza física.

“Algo que me ayudó a entender el concepto, aunque sonara un poco pretencioso, es que existe la identidad, el súper ego y el ego, y estas tres partes conforman la experiencia de una persona. Esa idea me ayudó a comprender el relato de autodescubrimiento. Ella sufre de esta especie de fallos que la vuelven más curiosa, y al perseguirlos es que esencialmente abre la Caja de Pandora.”

Dichos fallos son los que en términos computacionales se conocen como glitches, y han sido suprimidos durante un buen tiempo en Kusanagi como si de medicación se tratase. Además de la curiosidad que estos le generan, su cercanía con el personaje de Kuze (Michael Pitt) ayuda a liberarlos y forjar una mayor atracción hacia los mismos, encajando todas las piezas con el avance de la película.

En Ghost in the Shell, el director Rupert Sanders quería alejarse del típico concepto futurista frío y sin identidad, o en su defecto post-apocalíptico. Por lo mismo, Johansson afirma que la mejor forma de adaptarlo de manera realista era proponer un futuro donde simplemente no hay espacio.

“Competimos constantemente por el espacio, así que operamos en una ciudad que está prácticamente construida sobre otra ciudad, llena de culturas apropiadas por otras culturas. Es un futuro mucho más colorido del que solemos ver en otras cintas, similar a la estética de Blade Runner, aunque actualizada. Estaba fascinada porque asumía que sería un futuro clínico y digital, pero nada de eso. Es único y esa visión es un talento real de Rupert.”

Sanders consiguió recrear el mundo que rodea a Kusanagi de una forma acertada y verosímil, pero, aunque varias escenas de la cinta animada original reciben su homenaje correspondiente ya que son icónicas y emocionantes, no es como si cada página del manga fuese rigurosamente adaptada. Es definitivamente un tributo al producto original, pero con su propia personalidad. Basta con ver los primeros minutos oficiales de la nueva cinta para corroborarlo.

Hemos visto a Scarlett como la rusa Natasha Romanoff o Black Widow desde hace siete años, tras su debut en el Universo Cinematográfico de Marvel con Iron Man 2. También en la cinta Lucy de 2014 dirigida por Luc Besson, interpretando igualmente mujeres fuertes, ágiles, expertas en combate cuerpo a cuerpo y manejo de armas. Como preparación para Ghost in the Shell, Johansson tenía la base previamente citada para trabajar, pero en vista de lo rápido que se pueden perder las habilidades sin practicar, tuvo que perfilarlas y aprender entrenamiento táctico para el papel de Motoko.

“Siempre había sido algo a lo que le tenía aversión porque me ponía nerviosa. El entrenamiento táctico es como despejar un cuarto de enemigos, sobre trabajar en equipo y todo eso. Me encargué, pero había sido una habilidad que siempre evité.”

En cuanto al manejo de armas, la actriz norteamericana se considera buena en ello, para sorpresa de ella misma. En las peleas cuerpo a cuerpo dice sentirse más atlética que guerrera por naturaleza, aparte del innato dolor propio y el riesgo de lastimar a un colega.

Pero el reto adicional en Ghost in the Shell residía en el traje especial creado por Weta Workshop para la película, uno para el cual tuvieron que escanear el cuerpo de Johansson meses antes de rodar la producción. Hecho en un material único similar a silicona, y que después de un par de semanas de quitar y poner, se adaptó a la figura de Scarlett.

“Fue realmente bueno para pelear porque proveía un acolche, aunque te dabas cuenta que el traje es caliente cuando no quieres que lo sea, y helado cuando estás desesperada por calentarte […] Pero aun con el traje los golpes son inevitables. La seguridad es vital e intentas ser tan cuidadosa como puedas, pero es importante hacer las cosas con la mayor convicción posible. Cuando actúas con convicción sueles resultar lastimado.”

La adaptación fílmica en live-action de la historia ‘cyberpunk’ publicada a finales de los ochenta curiosamente se siente muy precisa a los tiempos actuales. No solo por el auge del ciber-terrorismo sino por la desconexión interpersonal en la era digital, la importancia de los teléfonos inteligentes e internet en la vida de las personas y esa irrefutable dependencia tecnológica de los humanos.

Johansson cree que es una historia oportuna, en especial por las relaciones que expresa el personaje de Kusanagi en su búsqueda de humanidad. El anhelo de conectar con otra persona en una era donde estamos sobreconectados, donde en teoría debería ser más fácil, pero existe un sentimiento de vacío e insatisfacción.

Sobre la posibilidad de que éste solo sea el comienzo de una franquicia cinematográfica, no está del todo claro para la actriz, en especial por lo desgastante que resultaría.

“Este filme fue exhaustivo, física, emocional y profesionalmente. Requirió una enorme cantidad de disciplina y fuerza mental. Fue muy, muy difícil para mí. Pero por supuesto, la idea que esta cinta de género liderada por una mujer pueda continuar, que sea lo suficientemente exitosa como para pedir una secuela, es muy emocionante. Sería una victoria real en muchos sentidos. Estoy lista para el reto. Soy una chica grande. Puedo manejarlo, ¡eso creo!”

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Cine y TV

Deadpool 2 – La reseña

Deadpool regresa a la gran pantalla para hacer frente a su mayor desafío… las expectativas de sus fanáticos.

Publicado

en

El éxito crítico y comercial de Deadpool (2016) es prueba de que contenidos adultos no comprometen necesariamente la calidad de una película. Por supuesto, estos contenidos deben ir de la mano con una buena dirección y un ingenioso guión. Afortunadamente, la cinta dirigida por Tim Miller y protagonizada por Ryan Reynolds cuenta con ambas cosas. No obstante, hay otro factor detrás del buen recibimiento de la primera cinta del Mercenario Bocón.

No es un misterio que tanto Reynolds como Miller se comprometieron a entregar una interpretación del antihéroe fiel a su contraparte de las historietas. Sin embargo, por las razones mencionadas en el anterior párrafo, esto no impidió crear un protagonista memorable y una historia entretenida para el público no familiarizado con los cómics. En otras palabras, Deadpool hizo que el personaje del mismo nombre se volviera parte de la cultura popular.

Gracias a lo anterior, no extrañó que 20th Century FOX anunciara una secuela poco después del estreno de la cinta original. Sin embargo, hubo una preocupación siempre presente desde ese entonces: ¿la próxima película sería capaz de igualar o superar a su predecesora? Al fin y al cabo, existe la tendencia de que las segundas partes no son tan buenas como las primeras. La incertidumbre solo aumentó cuando se dio a conocer que Miller no dirigiría la siguiente entrega. En cambio, David Leitch —mejor conocido por John Wick (2014)— sería el director.

Por fortuna, aquella preocupación era infundada. Desde que comienza hasta que termina Deadpool 2, es evidente que Leitch entiende qué es lo hizo que la primera película funcionara. Más importante, aprovecha lo ya establecido en esta para desarrollar el universo del Mercenario Bocón.

¿Pero cómo logra esto Deadpool 2?

Deadpool 2

Para empezar, esta secuela mantiene intacta la irreverencia vista en la primera película. Para ello, Deadpool 2 vuelve a emplear el rompimiento de la cuarta pared como principal medio de esta irreverencia. Sin embargo, no es el único. Cabe recordar que la comedia no es la razón por la cual la cinta original recibió una clasificación R.

La violencia y el sexo son aspectos representativos de la primera película. Este sigue siendo el caso en la siguiente parte… más o menos. Esto se debe a que hay una redistribución de importancia. Mientras que el sexo pierde relevancia, siendo casi inexistente, la violencia se vuelve más explícita y recurrente. Esto no quiere decir que sea gratuita… o por lo menos no la mayoría de veces. Al fin y al cabo, generalmente actúa como consecuencia de las escenas de acción.

Deadpool 2

Si bien las coreografías de la primera película eran funcionales, no eran muy creativas. Por fortuna, hay garantía de una mejora cuando se tiene al que dirigió John Wick y sus espectaculares escenas de acción. Además de mejorar la filmación en general, Leitch hace un uso ingenioso tanto de las habilidades de los personajes como de la geografía para ofrecer peleas más memorables. A esto contribuye que, sin importar lo descabelladas que pueden llegar a ser, estas escenas normalmente van de la mano con la comedia o conllevan a un chiste.

Como se mencionó, Deadpool 2 mantiene el recurso humorístico emblemático del antihéroe: el rompimiento de la cuarta pared. Al igual que la violencia, este es llevado al siguiente nivel. Desde que comienza la cinta, el Mercenario Bocón se burla tanto de la competencia como de sí misma. De hecho, logra que falencias —tales como la dependencia en los efectos por computadora y conveniencias de la historia— funcionen a favor de la película. Incluso aprovecha para referirse a obras ajenas al mundo de los superhéroes. Sin embargo, esto en sí no es nada nuevo.

Deadpool 2

¿Entonces cuál es la razón por la cual la comedia resulta más potente en esta secuela? Porque de vez en cuando utiliza esas referencias para jugar con las expectativas del público. Esto resulta especialmente efectivo sobre los conocedores de los cómics.

Deadpool 2 es 50% chistes y 40% violencia, pero Leitch aprovecha ese 10% restante para resaltar la humanidad del protagonista a través de su relación con Vanessa Carlysle (Morena Baccarin). Son las interacciones con su amante las que hacen que Wade deje de ser una mera caricatura. Incluso logran meter algo de sentimentalismo a la cinta. Por supuesto, Vanessa no es la única con la que interactúa el Mercenario Bocón a lo largo de la historia.

Deadpool 2

Secundarios como Weasel (T. J. Miller), Blind Al (Leslie Uggams) y Dopinder (Karan Soni) regresan, manteniendo la misma relación que tenían con Wade en la película original. No obstante, cabe recordar que Deadpool 2 supone el debut de múltiples personajes de Marvel Comics en la gran pantalla. Además de la primera aparición cinematográfica de X-Force, esta secuela destaca por la implementación de Cable (Josh Brolin) y Domino (Zazie Beetz).

Cable supone un directo contraste a Deadpool. A diferencia del protagonista, no podría tomarse más en serio la situación y tiene poca paciencia ante la actitud burlona de Wade. Pero es precisamente esa fricción entre los dos personajes lo que hace tan entretenido el verlos juntos. Por supuesto, esto se debe en buena medida a la buena interpretación de Brolin.

Deadpool 2

Domino establece su propio tipo de comedia. A diferencia de la del Mercenario Bocón, esta no está basada en el rompimiento de la cuarta pared. Ya que su superpoder es la buena suerte, su comedia gira alrededor de lo puramente físico. Si bien la actuación de Beetz no termina siendo tan memorable, las escenas que protagoniza sí lo son.

Todos los elementos mencionados contribuyen a que la película tenga un excelente ritmo. Ya sea por medio de una escena de acción, un chiste o el desarrollo de un personaje, Deadpool 2 se asegura que el público siempre esté con los ojos en la pantalla. A menos de que los haga reír tanto que las lágrimas nublen su visión.

Es una posibilidad. ¿no creen?

Deadpool 2
4/5 Nota
En resumen
Deadpool 2 no solo supone una mejora de la acción y la comedia presentada la cinta original, sino que también introduce un elemento sentimental que ayuda a diferenciarla de su predecesora. Al igual que la primera cinta, homenajea a los cómics originales y se burla de la competencia. No obstante, también aprovecha para jugar con las expectativas de los fanáticos de la obra original y la anterior película. Esto sirve para mantener la trama interesante y, más importante, garantizar unas sonoras carcajadas por parte del público.
Sigue leyendo

Cine y TV

Deathstroke acusa a Deadpool de copia descarada

En la campaña promocional de Teen Titans Go! To the Movies, por supuesto.

Publicado

en

Warner Bros Canadá aprovechó el estreno de Deadpool 2 para promover su próxima película, Teen Titans Go! To The Movies, recordándole al público que aparte del huevo y la gallina, primero fue Deathstroke que Deadpool. Con la misma voz de Will Arnett (LEGO Batman) como Deathstroke, el corto animado no se inmuta a la hora de denunciar que Deadpool solo es una simple copia a carbón hecha por Marvel del mercenario asesino de DC Comics.

Aparte del obvio tono de comedia que marca Warner Bros en este video, y con comparaciones claras como las de Slade Wilson/Deathstroke frente a Wade Wilson/Deadpool, las dos cuchillas en común, un traje completo enmascarado y el gusto por las armas, la realidad es que hay mucho de verdad en tales afirmaciones a favor de DC.

Rob Liefeld, creador de Deadpool, era un fanático del súper villano creado por George Pérez y Marv Wolfman. Deathstroke, quien había aparecido 11 años antes en los tomos de DC Comics, fue la inspiración directa para presentar al mercenario bocón de Marvel Comics.

Todo se maneja en un tono jocoso y reconociendo al final que el público simplemente va a ver Deadpool 2 porque se estrenó antes que Teen Titans Go! To The Movies, que llegará a los teatros hasta el 27 y julio y presentará al escuadrón de jóvenes titanes buscando la manera de lanzarse al estrellato del séptimo arte. Para ello, nada mejor que un némesis como Deathstroke.

Teen Titans Go! To the Movies suma a Nicolas Cage como Superman

Fuente: Comicbook

Sigue leyendo

Cine y TV

ThunderCats Roar traerá de vuelta a Lion-O y su espada del augurio

Thunder, thunder, thunder, Thundercats, hooooo!

Publicado

en

La legendaria serie de los ochenta que previamente regresó con una segunda serie en 2011, cancelada tras su primera temporada, se prepara para renacer en la televisión de la mano de Cartoon Network. ThunderCats Roar presentará al grupo estelar de Lion-O, Tygra, Panthro, Cheetara, Wilykat y Wilykit, pero con un estilo de dibujo que recuerda más a Steven Universe o Teen Titans Go!, completamente diferente al del programa original.

La historia de esta nueva franquicia dirigida al público infantil narra cómo Lion-O y los ThunderCats escapan de su destruido hogar en el mundo de Thundera, aterrizando estrepitosamente en el misterioso planeta Third Earth (Tercera Tierra). El equipo deberá encontrar la manera de hacer de dicho planeta su nuevo hogar mientras enfrentan nuevos villanos y al dictador malvado Mumm-Ra.

Como la gran mayoría de series de Cartoon Network, ThunderCats Roar presentará buenas dosis de comedia, pero también geniales escenas de acción, logrando un equilibrio dirigido a tener más explosiones y efectos, en palabras del productor Victor Courtright.

Entre el elenco de actores de voz originales se incluyen Max Mittelman (Justice League Action) como Lion-O y Wilykat, Erica Lindbeck (DC Super Hero Girls) como Cheetara y Wilykit, Patrick Seitz (Justice League Action) como Tygra y Mumm-Ra, y Chris Jai Alex (Star Wars: Battlefront II) como Panthro.

ThunderCats Roar se estrenará en 2019 por Cartoon Network.

Fuente: Entertainment Weekly

Sigue leyendo

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS