cine y tv
0 comentarios

Capitán América y Superman, entre la barba y el mostacho

Por el Lunes 24 de Julio de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

De cómo un simple vello facial afecta por completo el desarrollo de personaje.

Son los máximos símbolos de moralidad y valores en ambos universos, tanto Marvel como DC, pese a que en la gran pantalla actualmente Kal-El se encuentre en un punto controversial con su representación de tono un tanto diferente… y porque está muerto, claro. En cuanto al Capitán América, son los cómics los que le han otorgado una raíz sombría con el arco argumental de Secret Empire, mientras que en el ámbito fílmico permanece como un criminal de guerra prófugo de la justicia tras los eventos de Civil War.

Por eso mismo es que ambos personajes son propensos a recibir un “rediseño” para la próxima aparición en sus respectivas cintas, Avengers: Infinity War y Justice League. Dejando en claro que no es ningún secreto el regreso a la vida de Superman, aunque por supuesto el último tráiler promocional de Justice League se esfuerce por sembrar misterio al estilo Jurassic Park.

No es de extrañar tampoco que cuando un producto quiere demostrar visualmente que cierto personaje ha pasado o se encuentra en un momento difícil, con sentimientos amargos e incluso la alegría desterrada de sus entrañas, optan por dotarlo de una barba o bigote. Así como para identificarlos cuando han sido golpeados por el implacable tiempo.

Es como si a los héroes que reflejan optimismo y buenas costumbres no se les permitiera vello facial, cual militares con afeitada a ras. Por eso cuando lo portan no solo es un cambio refrescante a su aspecto tradicional, más maduro y a la vez rebelde, sino la forma de decirle al público que están ante una nueva entidad, usualmente más decidida a actuar sin importar las consecuencias.

En términos de alineaciones de personalidad expuesta en los juegos de rol, como si al agregarles barba o mostacho pasaran de un excesivo y bostezante bueno-legal a un más cercano e interesante bueno-caótico. Existen muchos ejemplos en videojuegos, películas, series y cómics donde podemos verlo aplicado.

De ahí que causara curiosidad durante la Comic-Con de San Diego cuando en el panel de Marvel Studios sobre Avengers: Infinity War se revelara un arte promocional que permitía ver a Steve Rogers con más pelo que de costumbre y una opulenta barba de leñador. No menos sorpresiva, una Black Widow con cabello rubio plateado, quizás para separarse un poco de la ahora pelirroja Scarlet Witch.

Siendo actualmente un criminal de guerra al no firmar los Acuerdos de Sokovia y rendir su escudo patriótico ante el propio Tony Stark, convirtiéndose en fugitivo junto a sus amigos de armas cercanos, Rogers resulta acorde a la imagen que se nos plantea, en especial porque ya no es Capitán América. Por lo menos no al nivel Nomad de los cómics hasta donde sabemos, pero ya no es el símbolo americano de la libertad para el Universo Cinematográfico de Marvel.

Además de todo, como muchos pudimos afirmar una vez visto, posee un aspecto donde la imagen de Naked/Solid Snake le quedaría perfecta. Hasta funciona como candidato para la película Metal Gear Solid de Jordan Vogt-Roberts si el público decidiese su suerte, tan solo con una barba y un traje militar de sigilo para condiciones extremas. Incluso en el contexto que se encuentra podemos ver similitudes entre el Big Boss decepcionado de su gobierno y el Steve Rogers de Chris Evans, dejando atrás sus trabajos gubernamentales para convertirse en militares sin fronteras.

La situación no es del todo tan diferente para Superman en el Universo Extendido de DC. Por supuesto hablando sobre Man of Steel y Batman v Superman: Dawn of Justice, sobre las cuales no son pocas las cantidades de fanáticos que lo acusan de alejarse del “puro y verdadero sentido detrás del personaje”, usualmente culpando a Zack Snyder de tal herejía. Por eso Henry Cavill no ha sido recibido como en su tiempo el gran Christopher Reeve, imposible replicarlo. Mientras en el argumento de tales películas una parte del mundo lo aclama como su salvador, otros (como Batman antes de cierto evento) lo acusan de ser un alienígena que solo trajo destrucción al planeta… Tierra, no el diario… o bueno, también.

En un spoiler con décadas de existencia, Superman murió, pero regresará con su gloria kriptoniana en Justice League, siendo allí donde no faltan especulaciones sobre un Kal-El con traje negro, cabello largo y barbado, insinuando no solo su aspecto retornante en los cómics sino recordando una reciente versión en Superman: Lois and Clark #1 con el traje oscuro y la barba, más no el cabello largo.

Es aquí donde las suposiciones toman un rumbo interesante dado que el rodaje de Justice League ni siquiera ha finalizado. Tras el retiro de Zack Snyder, Joss Whedon se encuentra a cargo de dirigir y volver a rodar varias escenas, entre las que se encuentran una buena parte con Henry Cavill, que actualmente también trabaja en el rodaje de Misión Imposible 6 con un reluciente bigote. Esto no sería un problema si el tiempo que toma Justice League no fuese tan exigente.

La única solución: borrar digitalmente el mostacho de Cavill en la postproducción, según reporta Variety.

Así que tal vez ni su resurrección en el ambiente fílmico sea la oportunidad para ver un Superman con bigote acabando con las fuerzas de Darkseid y sus secuaces de Apokolips. Lamentablemente.

Pero bueno, por lo menos nos queda un Steve Rogers barbado rumbo a enfrentar a Thanos y la Orden Negra, eso sin olvidar la reunión de Tony Stark y Stephen Strange con su neoyorquino vello facial estilo ‘goatee’.

Asombrosos hermanos de vello facial.

Comentarios