cine y tv
0 comentarios

Castlevania (primera temporada) – La reseña

Por el Jueves 20 de Julio de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

A pesar del escándalo protagonizado por Hideo Kojima y Konami en 2015, la compañía japonesa sigue siendo un sinónimo de nostalgia para muchos. Ya fueran juegos licenciados o propiedades intelectuales de su autoría, Konami se consolidó a pulso como una de las desarrolladoras más entrañables durante los noventa y la primera década del nuevo milenio. Es por ello que su posterior desplazamiento al mercado de los juegos para dispositivos móviles y pachinko fue vista como una traición por varios jugadores. Incluso esto llevó a pensar que franquicias como Contra y Castlevania nunca volverían, por lo menos fuera de las plataformas mencionadas. Si bien no hay garantía absoluta de que alguna de estas dos franquicias reciba un nuevo juego, parece que la batalla entre los Belmont y Drácula puede ser perpetuada en un medio distinto al videojuego.

En desarrollo desde antes del tercer trimestre de 2015, la serie de Castlevania estaba destinada a tener como productor ejecutivo a Adi Shankar. En ese entonces conocido por ser el responsable de crear Dredd, The Punisher: Dirty Laundry y Power/Rangers, Shankar dio a conocer desde un principio que el proyecto estaría basado en Castlevania III: Dracula’s Curse y que tendría un tono oscuro y satírico. También reveló que Frederator Studios —conocido por animar series como Adventure Time y The Fairly OddParents— sería el encargado de darle vida al proyecto. Después de ese primer anuncio, no se volvió a oír del proyecto hasta principios de febrero del presente año. Fue en ese momento en el que se anunció que la serie de Castlevania debutaría en Netflix en algún momento de 2017.

Tras seis meses de espera, los fanáticos de la franquicia de Konami y entusiastas de la animación finalmente pueden disfrutar de una reinterpretación del primer enfrentamiento canónico entre los Belmont y Drácula. ¿Es una adaptación digna de una de las franquicias más famosas de la industria de los videojuegos o una serie más del montón que no comprende el espíritu de su material fuente? Acompáñanos en esta sangrienta reseña para averiguarlo…

Lo primero que hay que aclarar con respecto a la primera temporada de esta serie es que no es más que un arco argumental introductorio a lo que es Castlevania III: Dracula’s Curse. Estos primeros cuatro episodios, cada uno de menos de media hora, sirven primordialmente para establecer el tono y las motivaciones de los protagonistas. Por supuesto, lo anterior no implica que la primera temporada no cuente con una historia. De hecho, para ser un preludio, los cuatro capítulos demuestran un comprendimiento fundamental de la mitología de la franquicia y, más importante, un deseo de complementarla.

La trama de la primera temporada de Castlevania toma algunos elementos de Symphony of the Night para humanizar al principal antagonista. Para ser más específico, la implementación de Lisa —personaje que solo ha aparecido en el juego mencionado— y su relación con Drácula es la que permite tener simpatía por él. Si bien interactúan por poco tiempo, es más que suficiente para evidenciar por qué Drácula hace lo que hace. Además de servir como motivador del villano, Lisa es uno de los muchos elementos que construye el tono oscuro que caracteriza a la serie.

Ya fuera por el estado de la tecnología o para entregar una trama simple, los primeros juegos de la franquicia de Castlevania nunca reconocieron plenamente el periodo histórico en el que estaban ambientados. Cabe aclarar que con esto no se hace referencia al año específico en el que transcurren o lo fiel que sea el diseño de escenarios y personajes con respecto a la época. Por ejemplo, Castlevania III: Dracula’s Curse daba a conocer por medio de su historia y presentación visual que transcurría en el Medioevo. Sin embargo, no reconocía las implicaciones culturales, políticas y sociales del periodo histórico. En cambio, la primera temporada de la serie reitera a lo largo de sus cuatro episodios el poder con el que contaba la Iglesia y la brutalidad que caracterizaba a la Edad Media. Aunque hay un buen número de escenas de violencia bastante explícita, esta se justifica al tener un valor narrativo.

Este trasfondo histórico no solo sirve para que la serie se distinga de su material fuente, sino que influye en las motivaciones de los personajes principales. Ya sea por iniciativa propia o las circunstancias que los rodean, los protagonistas toman acción en el conflicto que se desata después del primer episodio. No obstante, el único que propiamente tiene un desarrollo es Trevor Belmont. A lo largo de la serie puede apreciarse el contraste entre la personalidad del protagonista —desinteresada, altanera y cínica— y la gloria pasada de la familia Belmont. Por desgracia, esta última se da a conocer principalmente por medio de exposición de personajes secundarios. Esto es especialmente evidente en la pelea en el bar del segundo episodio y ciertas intervenciones de los oradores. Excluyendo unas cuantas escenas cargadas de exposición o intercambios innecesarios —en el primer episodio hay una discusión centrada en relaciones sexuales con cabras—, la primera temporada de Castlevania cuenta con un excelente ritmo.

En lo que respecta al apartado visual, Frederator Studios hizo un trabajo magistral con la ilustración —esto incluye escenarios y los diseños de personaje— y la animación. Esta última va desde aceptable hasta impresionante, sobre todo en las escenas de acción. Si bien no es perfecta, la animación no cuenta con los errores que suelen verse en los anime de hoy en día. En pocas palabras, la primera temporada de Castlevania es una experiencia agradable para la vista de principio a fin.

Aunque breve, la primera temporada de Castlevania es un entretenido preludio que no abusa de su estadía y sin duda dejará con ganas de más a los fanáticos de la franquicia. No solo evidencia un conocimiento fundamental de la mitología de los juegos creados por Konami, sino que se esfuerza en complementarla en un intento de crear un relato más adulto y atractivo para la mayoría de las audiencias. En el caso de que la trama no convenza a los que no hayan jugado los juegos, las escenas de acción y los entretenidos personajes sin duda se encargarán de mantenerlos enganchados.

Detalles
 
Tipo De Contenido
Calificación de GAMERFOCUS
 
General

Calificación de GamerFocus

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General

Calificación de usuario

Ya has calificado esta reseña

Comentarios