Síguenos

Cine y TV

Después de 15 años Naruto finalmente terminó… ¿Ahora qué?

Las aventuras del héroe y Hokage de la Aldea de la hoja llegaron a su fin, pero el legado continuará con la historia de su nuevo heredero, Boruto.

Publicado

en


Las aventuras del héroe y Hokage de la Aldea de la hoja llegaron a su fin, pero el legado continuará con la historia de su nuevo heredero, Boruto.

Han pasado largos años y hoy se puede decir con toda certeza que el anime Naruto ha culminado. TV Tokyo finalmente ha mostrado al público el último capitulo de esta saga que entretuvo a grandes y chicos no solo en Japón, también en el mundo entero.

El mangaka Masashi Kishimoto ha marcado una historia en el universo del anime que comenzó en 1999. El creativo japonés, que soñaba con ser como su gran ídolo Akira Toriyama, logró crear una historia que sorprendió dos años atrás en la revista Akamaru Jump Summer, sin embargo, el gran salto sucedió un 21 de septiembre al convertirse en un manga semanal de la Weekly Shonen Jump. La popularidad de este manga fue notoria porque se tomaron personajes tradicionales de tierras niponas como los ninjas, para llevarlos a un contexto donde predomina el género de la ciencia ficción. Las críticas fueron positivas y se volvió un hecho que las aventuras de Naruto Uzumaki, Sasuke Uchiha y Sakura Haruno serían un éxito inminente.

Como todo éxito en Japón, el manga dio un salto de mayor calidad ya que tendría una adaptación anime a partir del año 2002 gracias a Pierrot Studios y, por supuesto, TV Tokyo. Transmitiéndole a partir del 3 octubre de 2002 con la primera temporada de 220 episodios.

Este primer tramo de la historia narró la búsqueda de Naruto para convertirse en el mejor ninja de su aldea natal llamada ‘Konoha’. Sin embargo, sus problemas eran cada vez más grandes debido a que su propia gente lo rechazaba por tener un demonio en su interior, un ente maligno que casi destruye la aldea en el pasado.

Junto a Sasuke Uchiha y Sakura Haruno este joven ninja formó el equipo 7, encargado de realizar ciertas misiones que despertaron rivalidad entre el portador del demonio de las nueve colas y el heredero del Sharingan, tanto que formaron una potente amistad que sería destruida al final de la saga, cuando Sasuke desertó de la aldea para poder vengarse de aquella que lo vio nacer.

El éxito de este anime juvenil fue muy grande y la idea de no continuarlo sería considerada como descabellada. Por esa y otras razones nació Naruto: Shippūden, una secuela que empezó su primera emisión el 15 de febrero de 2007.

Esta nueva aventura nos transporta nuevamente a Konoha muchos años después, donde Naruto vuelve como un verdadero guerrero con el objetivo de traer a Sasuke de vuelta a su lado, un objetivo que se vio trancado por Akatsuki, una organización que buscó a toda costa dominar el mundo a través del poder y el miedo.

Realmente podría decirse que todo marchaba bien, sin embargo, Naruto cayó en un error muy común cuando se llega a la cima, pues el anime empezó a introducir los famosos “rellenos”. Capítulos totalmente ajenos a la historia principal, creando otras historias para refrescar al espectador, pero que lamentablemente se usaron en exceso con el objetivo de alargar la serie hasta no poder más, algo que de verdad despertó la antipatía de los fans, refiriéndose a la creación de Kishimoto con apodos como ‘basuruto’, ‘rellenuto’ y otros más.

El anime de a poco se volvió monótono y alargó el esperado enfrentamiento entre Naruto y Sasuke, y lo que comenzó como una historia de acción y aventura, terminó convirtiéndose casi en una amistad romántica entre estos dos personajes.

Realmente para tener una historia interesante se necesitan buenos personajes. Naruto los tuvo pero en exceso, la gran cantidad de ninjas que tomaron protagonismo realmente alejaron al espectador de la trama principal, debido a que todos tenían sus propias perspectivas y luchaban por sus propias causas. ¿Era tan necesario darle protagonismo a más de 20 personajes?

Lo que parecía una historia impredecible empezó a tomar lógica, convirtiéndose en algo monótono y fácil de entender. Ahora bien, estos errores de diseño fueron tapados gracias a una gran primera impresión del manga. Definitivamente lo que está destinado a triunfar no tiene obstáculos.

Realmente se debe destacar que esta historia no terminó como el manga y se decidió apostar por unos capítulos extra que fueron realmente interesantes a nivel argumental. Nadie esperaría que se realizara un mini arco centrado en la boda de Naruto y Hinata. Estos episodios dejaron de lado la acción y drama para centrarse en capítulos divertidos e incluso familiares. Podría decirse que fue de los pocos aciertos que generó la saga en cuanto a ‘relleno’.

El final de Naruto fue discreto pero no por falta de capacidad o imaginación, se dejó claro que esto solo fue el comienzo de Boruto, la historia del hijo del héroe de Konoha que debutará a principios de abril.

Naruto finalmente terminó… ¿Ahora qué? ¿Debemos quedarnos con una buena o mala imagen? ¿Debemos ver ‘relleboruto’ para un veredicto final?

Estos años han sido muchas incertidumbres pero lo único que queda claro es que a pesar de lo bueno y lo malo se ha convertido en un grande de la industria, que compite codo a codo con legendarios como Dragon Ball, One Piece, Saint Seiya y muchos más.

¡Gracias por tantos años de alegrías y tristezas Masashi Kishimoto!

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Cine y TV

Deadpool 2 – La reseña

Deadpool regresa a la gran pantalla para hacer frente a su mayor desafío… las expectativas de sus fanáticos.

Publicado

en

El éxito crítico y comercial de Deadpool (2016) es prueba de que contenidos adultos no comprometen necesariamente la calidad de una película. Por supuesto, estos contenidos deben ir de la mano con una buena dirección y un ingenioso guión. Afortunadamente, la cinta dirigida por Tim Miller y protagonizada por Ryan Reynolds cuenta con ambas cosas. No obstante, hay otro factor detrás del buen recibimiento de la primera cinta del Mercenario Bocón.

No es un misterio que tanto Reynolds como Miller se comprometieron a entregar una interpretación del antihéroe fiel a su contraparte de las historietas. Sin embargo, por las razones mencionadas en el anterior párrafo, esto no impidió crear un protagonista memorable y una historia entretenida para el público no familiarizado con los cómics. En otras palabras, Deadpool hizo que el personaje del mismo nombre se volviera parte de la cultura popular.

Gracias a lo anterior, no extrañó que 20th Century FOX anunciara una secuela poco después del estreno de la cinta original. Sin embargo, hubo una preocupación siempre presente desde ese entonces: ¿la próxima película sería capaz de igualar o superar a su predecesora? Al fin y al cabo, existe la tendencia de que las segundas partes no son tan buenas como las primeras. La incertidumbre solo aumentó cuando se dio a conocer que Miller no dirigiría la siguiente entrega. En cambio, David Leitch —mejor conocido por John Wick (2014)— sería el director.

Por fortuna, aquella preocupación era infundada. Desde que comienza hasta que termina Deadpool 2, es evidente que Leitch entiende qué es lo hizo que la primera película funcionara. Más importante, aprovecha lo ya establecido en esta para desarrollar el universo del Mercenario Bocón.

¿Pero cómo logra esto Deadpool 2?

Deadpool 2

Para empezar, esta secuela mantiene intacta la irreverencia vista en la primera película. Para ello, Deadpool 2 vuelve a emplear el rompimiento de la cuarta pared como principal medio de esta irreverencia. Sin embargo, no es el único. Cabe recordar que la comedia no es la razón por la cual la cinta original recibió una clasificación R.

La violencia y el sexo son aspectos representativos de la primera película. Este sigue siendo el caso en la siguiente parte… más o menos. Esto se debe a que hay una redistribución de importancia. Mientras que el sexo pierde relevancia, siendo casi inexistente, la violencia se vuelve más explícita y recurrente. Esto no quiere decir que sea gratuita… o por lo menos no la mayoría de veces. Al fin y al cabo, generalmente actúa como consecuencia de las escenas de acción.

Deadpool 2

Si bien las coreografías de la primera película eran funcionales, no eran muy creativas. Por fortuna, hay garantía de una mejora cuando se tiene al que dirigió John Wick y sus espectaculares escenas de acción. Además de mejorar la filmación en general, Leitch hace un uso ingenioso tanto de las habilidades de los personajes como de la geografía para ofrecer peleas más memorables. A esto contribuye que, sin importar lo descabelladas que pueden llegar a ser, estas escenas normalmente van de la mano con la comedia o conllevan a un chiste.

Como se mencionó, Deadpool 2 mantiene el recurso humorístico emblemático del antihéroe: el rompimiento de la cuarta pared. Al igual que la violencia, este es llevado al siguiente nivel. Desde que comienza la cinta, el Mercenario Bocón se burla tanto de la competencia como de sí misma. De hecho, logra que falencias —tales como la dependencia en los efectos por computadora y conveniencias de la historia— funcionen a favor de la película. Incluso aprovecha para referirse a obras ajenas al mundo de los superhéroes. Sin embargo, esto en sí no es nada nuevo.

Deadpool 2

¿Entonces cuál es la razón por la cual la comedia resulta más potente en esta secuela? Porque de vez en cuando utiliza esas referencias para jugar con las expectativas del público. Esto resulta especialmente efectivo sobre los conocedores de los cómics.

Deadpool 2 es 50% chistes y 40% violencia, pero Leitch aprovecha ese 10% restante para resaltar la humanidad del protagonista a través de su relación con Vanessa Carlysle (Morena Baccarin). Son las interacciones con su amante las que hacen que Wade deje de ser una mera caricatura. Incluso logran meter algo de sentimentalismo a la cinta. Por supuesto, Vanessa no es la única con la que interactúa el Mercenario Bocón a lo largo de la historia.

Deadpool 2

Secundarios como Weasel (T. J. Miller), Blind Al (Leslie Uggams) y Dopinder (Karan Soni) regresan, manteniendo la misma relación que tenían con Wade en la película original. No obstante, cabe recordar que Deadpool 2 supone el debut de múltiples personajes de Marvel Comics en la gran pantalla. Además de la primera aparición cinematográfica de X-Force, esta secuela destaca por la implementación de Cable (Josh Brolin) y Domino (Zazie Beetz).

Cable supone un directo contraste a Deadpool. A diferencia del protagonista, no podría tomarse más en serio la situación y tiene poca paciencia ante la actitud burlona de Wade. Pero es precisamente esa fricción entre los dos personajes lo que hace tan entretenido el verlos juntos. Por supuesto, esto se debe en buena medida a la buena interpretación de Brolin.

Deadpool 2

Domino establece su propio tipo de comedia. A diferencia de la del Mercenario Bocón, esta no está basada en el rompimiento de la cuarta pared. Ya que su superpoder es la buena suerte, su comedia gira alrededor de lo puramente físico. Si bien la actuación de Beetz no termina siendo tan memorable, las escenas que protagoniza sí lo son.

Todos los elementos mencionados contribuyen a que la película tenga un excelente ritmo. Ya sea por medio de una escena de acción, un chiste o el desarrollo de un personaje, Deadpool 2 se asegura que el público siempre esté con los ojos en la pantalla. A menos de que los haga reír tanto que las lágrimas nublen su visión.

Es una posibilidad. ¿no creen?

Deadpool 2
4/5 Nota
En resumen
Deadpool 2 no solo supone una mejora de la acción y la comedia presentada la cinta original, sino que también introduce un elemento sentimental que ayuda a diferenciarla de su predecesora. Al igual que la primera cinta, homenajea a los cómics originales y se burla de la competencia. No obstante, también aprovecha para jugar con las expectativas de los fanáticos de la obra original y la anterior película. Esto sirve para mantener la trama interesante y, más importante, garantizar unas sonoras carcajadas por parte del público.
Sigue leyendo

Cine y TV

Deathstroke acusa a Deadpool de copia descarada

En la campaña promocional de Teen Titans Go! To the Movies, por supuesto.

Publicado

en

Warner Bros Canadá aprovechó el estreno de Deadpool 2 para promover su próxima película, Teen Titans Go! To The Movies, recordándole al público que aparte del huevo y la gallina, primero fue Deathstroke que Deadpool. Con la misma voz de Will Arnett (LEGO Batman) como Deathstroke, el corto animado no se inmuta a la hora de denunciar que Deadpool solo es una simple copia a carbón hecha por Marvel del mercenario asesino de DC Comics.

Aparte del obvio tono de comedia que marca Warner Bros en este video, y con comparaciones claras como las de Slade Wilson/Deathstroke frente a Wade Wilson/Deadpool, las dos cuchillas en común, un traje completo enmascarado y el gusto por las armas, la realidad es que hay mucho de verdad en tales afirmaciones a favor de DC.

Rob Liefeld, creador de Deadpool, era un fanático del súper villano creado por George Pérez y Marv Wolfman. Deathstroke, quien había aparecido 11 años antes en los tomos de DC Comics, fue la inspiración directa para presentar al mercenario bocón de Marvel Comics.

Todo se maneja en un tono jocoso y reconociendo al final que el público simplemente va a ver Deadpool 2 porque se estrenó antes que Teen Titans Go! To The Movies, que llegará a los teatros hasta el 27 y julio y presentará al escuadrón de jóvenes titanes buscando la manera de lanzarse al estrellato del séptimo arte. Para ello, nada mejor que un némesis como Deathstroke.

Teen Titans Go! To the Movies suma a Nicolas Cage como Superman

Fuente: Comicbook

Sigue leyendo

Cine y TV

ThunderCats Roar traerá de vuelta a Lion-O y su espada del augurio

Thunder, thunder, thunder, Thundercats, hooooo!

Publicado

en

La legendaria serie de los ochenta que previamente regresó con una segunda serie en 2011, cancelada tras su primera temporada, se prepara para renacer en la televisión de la mano de Cartoon Network. ThunderCats Roar presentará al grupo estelar de Lion-O, Tygra, Panthro, Cheetara, Wilykat y Wilykit, pero con un estilo de dibujo que recuerda más a Steven Universe o Teen Titans Go!, completamente diferente al del programa original.

La historia de esta nueva franquicia dirigida al público infantil narra cómo Lion-O y los ThunderCats escapan de su destruido hogar en el mundo de Thundera, aterrizando estrepitosamente en el misterioso planeta Third Earth (Tercera Tierra). El equipo deberá encontrar la manera de hacer de dicho planeta su nuevo hogar mientras enfrentan nuevos villanos y al dictador malvado Mumm-Ra.

Como la gran mayoría de series de Cartoon Network, ThunderCats Roar presentará buenas dosis de comedia, pero también geniales escenas de acción, logrando un equilibrio dirigido a tener más explosiones y efectos, en palabras del productor Victor Courtright.

Entre el elenco de actores de voz originales se incluyen Max Mittelman (Justice League Action) como Lion-O y Wilykat, Erica Lindbeck (DC Super Hero Girls) como Cheetara y Wilykit, Patrick Seitz (Justice League Action) como Tygra y Mumm-Ra, y Chris Jai Alex (Star Wars: Battlefront II) como Panthro.

ThunderCats Roar se estrenará en 2019 por Cartoon Network.

Fuente: Entertainment Weekly

Sigue leyendo

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS