cine y tv
0 comentarios

La Momia – La reseña

Por el Viernes 16 de Junio de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Pocos minutos después de los créditos iniciales que nos presentan en tono amenazador el logo de un supuesto “Universo Oscuro” y de los obligatorios flashbacks con el trasfondo de la villana, La Momia nos lleva al Irak moderno. Allí nos presenta a un par de soldados americanos corruptos en busca de antigüedades para vender en el mercado negro, cuyas acciones desembocan en la liberación de una entidad malvada y poderosa sobre Londres.

Déjenme reiterar este planteamiento: las acciones irresponsables de las fuerzas militares de Estados Unidos en Medio Oriente causan que el Reino Unido sea atacado por una fuerza extranjera de la que no tienen cómo protegerse. Si esta idea les parece sospechosamente similar a la realidad actual, ¡felicitaciones! Son mucho más inteligentes que las personas detrás de la producción de esta película. Es una verdadera decepción que tengan esta propuesta tan intrigante y de tanta actualidad y se nieguen a hacer cualquier cosa interesante con ella.

Y no es la única forma en que La Momia los va a decepcionar.

El principal de los muchos problemas que tiene esta película es uno de exposición. El plan de Universal Pictures es que esta sea la entrada a un universo cinematográfico que siga el ejemplo (y el éxito) de Marvel Studios. El problema con esto es que el guión ya no solo debe contar la historia de Ahmanet, la Princesa del antiguo Egipto que revive en el presente para traer al mundo a un dios maligno, sino que debe equilibrar esto con la presentación de  ̶S̶H̶I̶E̶L̶D̶ ̶  ‘Prodigium’, una organización encargada de investigar y contener las criaturas malignas del mundo. También se debe antojar a la audiencia de ver las siguientes películas, con elementos que no tienen nada que ver con la historia principal o que directamente carecen de sentido.

El resultado es que La Momia todo el tiempo nos está explicando algo. Prácticamente cada línea de diálogo está dedicada a ponernos al tanto de cómo funcionará este universo, qué hacen sus villanos y cómo hay algo “más allá”. Es agotador. No hay tiempo para desarrollo de personajes ni para explicar sus trasfondos. Nadie tiene familia, sueños ni aficiones, todo personaje está allí para explicar algo o para que le expliquen algo.

Y el peor de todos ellos es con el que más tiempo vamos a tener que pasar.

El protagonista de esta cinta es un soldado corrupto llamado Nick Morton y está interpretado por Tom Cruise. También es uno de los personajes más profundamente antipáticos que hemos tenido que sufrir en los últimos años. Nick es egoísta, avaro, mentiroso y en general desagradable. Se supone que es un personaje que debe redimirse y aprender una lección al final para poder salvar el mundo. Pero el guión no sabe cómo manejar esta supuesta evolución. Su compañera (una mujer de la que se aprovechó para robarle algo valioso) repite que en el fondo es un buen hombre, pero no vemos ninguna sola muestra de esto. Sus amigos y compañeros mueren y no vemos en él un asomo de pena o tristeza, prácticamente todas su acciones son guiadas por la desesperación de levantar una ambigua maldición que Ahmanet puso sobre él.

El arco argumental de “convertirse en un buen hombre” no funciona en este filme porque el personaje no se desarrolla en absoluto. Es imposible no compararlo con la magistral forma en que Cruise logró convertir a un personaje sin ningún carisma en un héroe absoluto en Edge of Tomorrow. Él es capaz de eso. Pero aquí el guión simplemente no lo deja. El “sacrificio por amor” que hace va por completo en contra de su personalidad y se siente forzado.

Russell Crowe está aquí como N̶i̶c̶k̶ ̶F̶u̶r̶y̶  el reconocido Doctor Jekyll, pero como ya dije es otro personaje que solo está para explicarle a Morton lo que va a pasar en las siguientes películas y transformarse por unos minutos en Mr. Hyde (es de esperarse), en una escena de pelea absolutamente irrelevante.

Lo que más me entristece de esta película es que no deja que su único personaje llamativo y protagónico brille. Ahmanet es magistralmente interpretada por Sofia Boutella (la villana de piernas letales en Kingsman: El Servicio Secreto). Ya sea como un monstruo zombi o como una hechicera seductora, realmente su presencia llena la pantalla y lo mejor de la película es sin duda verla arrastrar y arrojar a Tom Cruise de un lado a otro. El guión da un pequeño espacio para preguntarnos por su moralidad y las razones por las que hizo lo que hizo, pero no resuelve absolutamente nada y su final deja más preguntas que respuestas sobre ella. Sus poderes tampoco están bien definidos; La vemos convertir a los muertos en zombis que siguen su voluntad, dar órdenes a los animales y crear tormentas de arena o vidrio (que viene siendo lo mismo), pero ninguno de estos es realmente aprovechado y ella termina sintiéndose como una excusa más para hacer que el protagonista se mueva de un lugar a otro, para que le expliquen cosas.

Otra decepción más la encontramos en el aspecto visual de la película. Aunque el trabajo de maquillaje en Sofia Boutella es estelar, hay muy poco más que destacar. Los efectos visuales se limitan a tormentas de arena de la misma calidad de las que vimos en La Momia de 1999 y hordas de zombis de diseños muy familiares. La vistosidad de los elementos egipcios desaparece de la película casi al comenzar y tenemos que soportar el resto en tonos fríos y apagados, que para nada recuerdan el legado de este monstruo. Hablando de elementos egipcios, ¿nadie aquí se preocupó por estudiar algo de su mitología? Es verdad que las películas no tienen por qué seguir exactamente estas historias, pero enfocarse en Set como el dios de los muertos es tan equivocado y molesto como cuando Disney mostró a Zeus y Hera como la feliz pareja de padres de Hércules.

Pero no todo es terrible en este comienzo del “Universo Oscuro”. Repetiré que Sofia Boutella es fantástica y da mucho gusto verla en pantalla. Hay algunas escenas de acción que resultan divertidas y hasta emocionantes (especialmente el accidente del avión, que es una lástima que sus mejores momentos hayan sido arruinados en los tráilers), y por momentos tiene un buen manejo del humor basado en ver a Tom Cruise caer, tropezar y ser golpeado (no sé por qué esto resulta ser tan entretenido). La Momia puede llegar a ser bastante interesante cuando se aleja de la exposición y deja que la acción tome lugar. Lástima que esto no ocurra tan a menudo.

La Momia es un muy mal inicio para el universo compartido de los monstruos de Universal Pictures. Su guión es innecesariamente enrevesado, su protagonista es insoportable y visualmente es muy poco interesante. Se cometió el error de dar más importancia a las películas que vienen que a desarrollar la historia presente y eso puede hacer que el público pierda el interés en esta saga aún antes de que nazca. Puede resultar momentáneamente entretenida, pero vacía y poco memorable. Es una lástima, ya que su villana tenía el potencial de convertirse en un personaje muy interesante.

Detalles
 
Tipo De Contenido
Calificación de GAMERFOCUS
 
General

Calificación de GamerFocus

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General

Calificación de usuario
1 calificación

Ya has calificado esta reseña

Comentarios