Síguenos

Cine y TV

Logan – La reseña

El último capítulo en la historia de Wolverine busca alejarse de todo lo que pueda parecerse a una “película de superheroes.”

Publicado

en

Hay una razón por la que Logan no se llama “Wolverine: El Final” ni nada parecido, y es porque rechaza directamente esa identidad de su protagonista. Esta NO es una película de superhéroes. No estoy hablando de algo similar a “Capitán América: El Soldado del Invierno es realmente un thriller de espionaje” o “Ant-Man es realmente una heist movie”. No. Esta es una película que no solo carece del desarrollo y estilo de todos los filmes sobre superhéroes o incluso de anti-héroes estrenados en las dos últimas décadas, sino que literalmente lo rechaza, incluso lo vuelve un tema recurrente de su propia trama.

Y es absolutamente fantástica por eso.

A pesar de que la primera película de X-Men fue una de las responsables del “Boom” de cintas de superhéroes del que gozamos ahora, esta saga lleva muchos años luchando por encontrar una identidad y un rumbo en un mercado de “universos cinematográficos”. Hasta el año pasado se contaban nueve películas en su franquicia (incluyendo a la divertida Deadpool) y la mayoría de ella son mediocres o llanamente malas. Logan tenía un gran peso sobre sus hombros al ser la supuesta despedida de dos de sus personajes más icónicos y queridos, y me alegra mucho informar que está a la altura de su misión.

Pero para lograrlo tuvo que comprometerse de formas que nadie esperaba. Por ejemplo, una forma en que esta película se aleja del cine de superhéroes está en sus efectos especiales. Esta es una producción realizada casi sin pantalla verde y aprovechando al máximo los efectos prácticos. No es que no haya CGI (en las escenas del uso de garras y regeneraciones), es que no es el festival de luces y acciones imposibles al que estamos acostumbrados. Tampoco hay muchas referencias a la continuidad de la saga ni cameos, ni siquiera de Stan Lee.

Esta historia nos lleva al futuro no tan lejano. El año es 2029 y los mutantes prácticamente han desaparecido de la faz de la tierra. Logan, que ha dejado atrás su identidad como Wolverine, ve como sus poderes se desvanecen mientras pasa sus días trabajando como conductor de limusina y ahogándose en licor. Su único propósito es poder comprar un bote para poder llevarse a Charles Xavier lejos de la civilización, ya que el envejecido Profesor X ha perdido control de sus poderes. Pero una mujer le busca desesperadamente pidiendo ayuda. Necesita que la ayude a ella y a su hija a llegar a Canadá, pues son perseguidas por un grupo de mercenarios. Además, la niña tiene poderes increíblemente similares a los de Logan.

Este planteamiento de “hombre atormentado que viaja con un infante en un mundo distópico” y la forma en que se desarrolla no es nada nuevo y muchos notaron sus similaridades con The Road o The Last of Us. Sin embargo, es la forma en que se usa para contar el final del camino del ex-Wolverine lo que hace que resulte tan fresco y especial. Verán, el viaje de estos personajes nos revela una historia triste, sombría y llena de decepciones. Los X-Men y el resto de mutantes no cayeron en una gran batalla ni hay momentos de gloria. Logan solo quiere cumplir su objetivo para poder morir en paz y esta última travesía por el país es su única oportunidad de sentir lo que es tener una familia antes de que todo le sea arrebatado. No es casualidad que en un momento de la película se nos muestran escenas del clásico ‘western’ Shane, ya que es una película sobre el fin del pistolero en un mundo que ya no tiene lugar para ellos. La metáfora es obvia.

Esto funciona porque hemos visto a Hugh Jackman y Patrick Stewart interpretando a estos personajes por 20 años. Los conocemos y entendemos. Eso sí, hay un giro radical en ellos al verlos libremente hablar con palabras fuertes y reaccionando con la violencia más agresiva que les permite la clasificación R (por fin vemos las garras usarse con resultados sangrientos y mutiladores), que impacta un poco al comienzo pero se agradece mucho cuando entendemos que X-Men no podía terminar de otra manera.

¿Pero termina realmente X-Men? Es difícil pensar que la franquicia pueda (o quiera) continuar después de mostrar su final en tan alta nota. Seguramente lo hará aunque sea innecesario, bajo la excusa de que Logan ocurre en un futuro alterno u otra línea de tiempo (no es como si no lo hubieran hecho antes). El único paso lógico que podrían dar es enfocar las futuras películas en Laura/X-23.

Esta niña, interpretada por Dafne Keen, es toda una revelación. Aunque pasa la mitad de la película sin hablar, logra una expresión física increíble y es toda una explosión de rabia y violencia en las escenas de acción, que contrasta y complementa bien la curiosa evolución de la relación abuelo-padre-hija que tiene con Logan y Charles. Uno termina con ganas de ver más de ella, incluso como protagonista.

Tampoco se puede ignorar que Laura es una inmigrante ilegal mexicana que busca escapar de Estados Unidos porque es perseguida por mercenarios con vínculos gubernamentales, lo cual es tristemente relevante hoy en día.

Logan es una película excelente. Una despedida perfecta para un par de interpretaciones icónicas de la cultura popular y una buena deconstrucción del arquetipo del antihéroe tan adorado por algunos fans. Su violencia y su tono más cruel y oscuro pueden impactar a algunos, pero era algo que esta historia necesitaba, no para resaltar, sino para dejar claro su mensaje y su mundo (aunque ciertamente espero que los estudios NO traten de hacer lo mismo con otros personajes, esto no funcionaría bien con cualquier superhéroe.). No se la pierdan ya que es la mejor película del mundo X-Men justo al lado de First Class.

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Cine y TV

Película de He-Man recibe nuevos directores

Se ha revelado quienes tienen el poder dentro de la próxima cinta de He-Man.

Publicado

en

A principios de febrero, Sony Pictures dio a conocer David S. Goyer ya no ejercerá como director de la próxima película basada en la franquicia de Mattel. Si bien Goyer sigue formando parte del proyecto como guionista y productor ejecutivo, la ausencia de un director se ha encargado de alentar el desarrollo de la cinta de He-Man. Por fortuna, parece que el estudio finalmente ha encontrado a unos buenos sustitutos.

Según un reporte del medio Variety, los hermanos Aaron y Adam Nee —mejor conocidos por escribir el guión de The Last Romantic (2006)— han sido contratados para encabezar la dirección. Junto con ellos se encuentran los productores Todd Black, Jason Blumenthal, Steve Tisch y DeVon Franklin.

Aaron y Adam Nee - He-Man

Aaron y Adam Nee

La película, por ahora conocida como Masters of the Universe, será protagonizada por Dolph Lundgren. El némesis del protagonista, el malvado Skeletor, será interpretado por Frank Langella. Al igual que en la serie animada de los ochenta, la historia girará alrededor de la lucha entre el bien y el mal por el dominio de la tierra mágica conocida como Eternia. Cabe recordar que la mencionada serie, una de las muchas producidas a lo largo de tres décadas, está basada en la línea de juguetes de Mattel.

Batman reclutará a un curioso aliado en la próxima edición de Injustice

Masters of the Universe está programada para estrenarse a finales de 2019. Por supuesto, esta fecha tentativa está abierta para ser aplazada.

Fuente: Variety

Sigue leyendo

Cine y TV

Una nueva película de DOOM está en producción

DOOM tendrá una nueva oportunidad en la gran pantalla. ¿Podrá redimirse?

Publicado

en

La última vez que el clásico juego de disparos fue adaptado a la gran pantalla, los resultados fueron… menos que estelares. Han pasado más de diez años desde el estreno de la primera película de DOOM, protagonizada por nadie más ni menos que Dwayne “La Roca” Johnson. Sin embargo, parece la franquicia finalmente está lista para recibir una segunda oportunidad. Al fin y al cabo, esta tuvo un renacimiento con el lanzamiento del reboot en 2016.

A través de Twitter, la actriz Nina Bergman ha revelado que Universal Pictures está trabajando en una nueva película de DOOM. Por momento se desconoce qué papel interpretará Bergman en la cinta. Tampoco se sabe quién será el director. Sin embargo, es muy probable que la productora pronto comparta un comunicado respondiendo esas preguntas. ¿Será posible que Bergman sea la protagonista?

Si bien la filmografía de Bergman tampoco es estelar —su papel más destacado es el de Trinidad en la película para televisión The Chesmist (2016)—, ha asegurado que el nuevo filme será superior a la protagonizada por Johnson. Por supuesto, teniendo en cuenta el fracaso comercial y crítico que fue esta última, no será un objetivo muy difícil de cumplir.

La próxima película de DOOM aún no tiene fecha de estreno. No obstante, no sería descabellado asumir que esta podría estar lista para 2020.

Fuente: Cuenta oficial de Nina Bergman en Twitter

Sigue leyendo

Cine y TV

De Ghost Rider a Doctor Strange y la Guerra del Infinito

Todo está conectado en el Universo Cinematográfico de Marvel, incluyendo dimensiones, espacio y planetas.

Publicado

en

Marvel Studios y Marvel Television son dos entidades separadas propiedad de Disney, que durante un buen tiempo incluso se mantuvieron sin relación alguna debido a una disputa entre Kevin Feige y Ike Perlmutter, antiguo gerente ejecutivo de Marvel. Por esa razón, pese a que las series dijeran o hicieran lo contrario, las películas del Universo Cinematográfico de Marvel nunca han reconocido el buen trabajo hecho por el área televisiva, misma razón por la que tales personajes tampoco han saltado a la gran pantalla, por absurdo que parezca.

Es más que una diferencia horaria en las agendas de rodar un filme para cine y grabar episodios para televisión, o el alto costo de llevar un actor de Hollywood (que no deja de ser cierto) a una serie de menor alcance, pero de la misma compañía. Los problemas entre altos directivos causaron toda clase de interferencias que también algo tuvieron que ver con la salida de Joss Whedon de Marvel, director de las dos primeras películas de Avengers y creador/productor de Agents of S.H.I.E.L.D. junto con su hermano Jed Whedon y Maurissa Tancharoen.

No todo estaba conectado al interior de Marvel, pero indirectamente, querámoslo o no, sus series y películas están unidas por un hilo invisible ya inquebrantable. Esto con excepción de las series de Netflix, teóricamente bajo el mismo concepto y con una que otra mención de las cintas, pero más bien parte de una realidad alterna (¿quizás el equivalente ‘live-action’ al universo Ultimate?).

Johnny Blaze/Ghost Rider

Cuando el personaje de Robbie Reyes hizo aparición en Agents of S.H.I.E.L.D. marcó el debut de Ghost Rider en el Universo Cinematográfico de Marvel. Esta historia dejaba atrás al original vengador fantasma de Johnny Blaze, aunque no olvidándolo del todo, ya que después descubrimos que fue él quien compartió el espíritu de venganza con Reyes para resucitarlo y que posiblemente continúa con sus andadas en alguna parte. Técnicamente, son dos Ghost Rider los que tiene el UCM (tres si contamos un reemplazo temporal de Phil Coulson).

Es en Reyes en quien la historia de la serie se enfoca en la primera mitad de su cuarta temporada, formando una alianza con S.H.I.E.L.D. para recuperar el Darkhold, un libro prohibido creado con materia oscura de la dimensión del infierno y que permite a sus lectores construir cualquier cosa que deseen. Tras destruir los planes de AIDA (Asistente Digital de Inteligencia Artificial), una androide mucho más peligrosa que Ultron, Ghost Rider lleva de vuelta el Darkhold al infierno donde pertenece, abriendo con su cadena un portal que nos recuerda a cierto extraño Doctor de Manhattan.

Robbie Reyes/Ghost Rider

Pero es durante el tiempo de ausencia de Robbie Reyes/Ghost Rider en la cuarta temporada de Agents of S.H.I.E.L.D., donde éste descubre los secretos de su realidad directamente relacionados con Doctor Strange y la susodicha Guerra del Infinito. Reyes le advierte a Daisy ‘Quake’ Johnson y Phil Coulson lo que Marvel Studios/Television nos ha dicho durante una década: “Todo está conectado.”

Dimensiones, planetas y el infinito espacio, Ghost Rider se dio el lujo de recorrer todos estos a través de sus portales de oscura procedencia, apenas para darse cuenta que la Tierra es solo un territorio en una guerra que ha existido durante toda la eternidad. Lo dice uno de los actuales poseedores del espíritu de venganza, de los pocos entes capaces de escapar del infierno o viajar entre el mismo y el plano terrenal. La cruzada de Thanos es solo un pequeño evento en esta guerra, pero con proporciones titánicas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Doctor Strange es el personaje fílmico de Marvel con más autoridad para corroborar esto y, por qué no, capaz de reunirse con el propio Ghost Rider de Robbie Reyes, tal vez algo que ocurriese detrás de las pantallas si sus portales chispeantes en común son una señal. Los heredados secretos por parte de Ancient One abrieron la mente de Stephen Strange para reconocer la realidad del Multiverso. Esos reinos y dimensiones de los que hablaba Reyes, otro fuerte tema de investigación para el maestro de las artes místicas guardián de Nueva York.

Más allá de lo expuesto desde la primera película de Thor con el conocimiento de los nueve reinos, ahora sin Asgard, Strange tuvo que lidiar con la dimensión oscura y la amenaza de invasión de Dormammu a través de Kaecilius y sus separatistas. Aquella entidad inter-dimensional de niveles apocalípticos y regente de la dimensión oscura no es algo a lo que siquiera pueda enfrentar Strange, los Vengadores o el propio Thanos, pero que este último pueda reunir y ensamblar las piedras de infinito es lo que lo hace tan peligroso.

Mientras que Dormammu, su honorabilidad al caer en la trampa del loop temporal de Strange y retractarse de absorber la Tierra lo deja más lejos de ser una amenaza directa. Un ser inimaginable y extremadamente poderoso que convirtió a Doctor Strange en el personaje que más veces ha muerto en el Universo Cinematográfico de Marvel, pero que cumple su palabra acordada.

La segunda temporada de Agent Carter también hizo un guiño a Doctor Strange y el Darkhold objetivo de Ghost Rider con el tema de la materia oscura, pero es actualmente Strange quien tiene la ventaja del conocimiento y sus viajes astrales inter-dimensionales para la Guerra del Infinito. Gracias al segundo cómic preludio de Avengers: Infinity War sabemos que Wong se encargó de informar a Strange sobre las otras piedras del infinito, antes de su breve reunión con Thor y Loki, asgardianos conocidos por poner en riesgo la seguridad de la Tierra.

Todo lo que ocurre entre Civil War e Infinity War no narrado en las películas

Sin embargo, permanece el misterio sobre la ubicación de la sexta piedra del infinito, la piedra del alma, que según Wong podría ser la más peligrosa de todas de caer en manos equivocadas. Si nos fiamos por la imagen de un libro en lenguaje extraño que se ve en el cómic, dicha piedra reside en alguna parte entre las estrellas. No como muchos pensaríamos de manera teórica, en el corazón de Wakanda. Más piedras del infinito en la Tierra definitivamente no es una buena idea, y los misterios del universo son más grandes como para dejarle todo el peso a un rincón de la galaxia.

“Aprender sobre un Multiverso infinito incluye aprender sobre peligros infinitos. Si te dijera todo sobre lo que no conoces, huirías despavorido de acá.”

-Ancient One a Doctor Strange-

Sigue leyendo

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS