Juegos
0 comentarios

Cinco cosas que nos enseñó la beta de Call of Duty: WWII

Por el Sábado 9 de Septiembre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Una entrega que vuelve a las raíces de la franquicia después de la no tan cálida bienvenida que tuvo Infinite Warfare. ¿Pero qué hay de las novedades?

Call of Duty: WW2

Tras su exitosa beta privada, solo resta que los fanáticos de la franquicia de Activision esperen pacientemente el lanzamiento de Call of Duty: WWII el próximo 3 de noviembre. Los que ya tienen experiencia con la serie muy seguramente evidenciaron algunas de las novedades implementadas por Sledgehammer Games y ciertas características ya presentes en anteriores entregas. Sin embargo, ante la posibilidad de que la beta fuera la primera experiencia de algunos con Call of Duty y para aquellos que no pudieron disfrutarla, GamerFocus ha recopilado los aspectos más importante que dejo ver la beta sobre el esperado FPS.

Cinco divisiones, múltiples especialidades

Call of Duty: WW2

En lo que respecta al multijugador, Call of Duty: WWII permitirá que el jugador escoja entre cinco divisiones: Infantería, especializada en el combate cuerpo a cuerpo gracias a su bayoneta; Aérea, la más veloz y capaz de pasar desapercibida gracias al silenciador de su subfusil; Armada, que posee la mayor potencia gracias a su ametralladora y lanzacohetes; Montaña, vestida con camuflaje y equipada con un fusil francotirador; y Expedición, que cuenta con una escopeta con municiones incendiarias. Como se puede ver, hay algo para todos los gustos.

A medida que se juegue con las diferentes divisiones, estas aumentarán de rango y mejorarán sus habilidades. Más importante, aprenderán otras nuevas acordes a su respectivo rol en el campo de batalla. Por supuesto, como en las anteriores entregas de la franquicia, todas las unidades cuentan con potencial ofensivo sin importar su especialidad.

No toques los juguetes de los demás

Call of Duty: WW2

Aunque todas las clases pueden utilizar todas las armas, solo podrán emplear eficientemente una. Por ejemplo, un soldado de la división de infantería puede equiparse con un francotirador, pero constantemente le temblarán las manos y no podrá apuntar de forma apropiada. Como si eso no fuera suficiente, escoger un arma diferente a la predeterminada implicaría dejar de lado la ventaja de la división escogida. En el caso del soldado de la división de infantería, no podría emplear su bayoneta. Por esta razón se recomienda utilizar únicamente el arma predeterminada.

A medida que se suba el nivel de un arma, se desbloquearán partes nuevas para la misma. Estas se encargarán de mejorar variadas estadísticas, pero solo podrán equiparse dos. Por supuesto, estas modificaciones se volverán obsoletas una vez sea posible obtener la versión mejorada de la misma arma. Esta solo podrá desbloquearse una vez la unidad cuente con el nivel necesario y también podrá equiparse con piezas nuevas a medida que se mejore dentro de los combates.

Las recompensas van para los mejores

Call of Duty: WW2

Desde Call of Duty: Black Ops II, los jugadores más hábiles se han beneficiado del sistema de recompensas Scorestreak. Para aquellos que no sepan, los jugadores que consigan un puntaje alto dentro de una misma vida podrán acceder a una de múltiples recompensas de carácter ofensivo. Por ejemplo, el jugador podrá equiparse con un lanzallamas si consigue un mínimo de 500 puntos. Cabe recordar que los puntos no se consiguen exclusivamente por medio de muertes, ya que también pueden conseguirse por medio de asistencias y —en el caso que se esté jugando Domination o Hardpoint— la captura de puntos de control.

Más opciones para personalizar a tu soldado

Call of Duty: WW2

A pesar de todo lo anterior, las opciones de personalización van más allá de la división escogida y la capacidad de modificar las armas. Como se mencionó, el subir de nivel a cualquier unidad recompensará al jugador con puntos que servirán para desbloquear nuevas armas. Sin embargo, estos también podrán emplearse para obtener mejoras pasivas que podrán utilizarse en los soldados de cualquier división. Por ejemplo, una servirá para que el soldado pueda cargar dos armas primarias y otra servirá para que recargue e intercambie armas más rápido. Al final del día, estas son tan solo dos de decenas de mejoras que pueden intercalarse dependiendo de la modalidad de juego.

El hacer la guerra es una labor de cooperación y destreza

Call of Duty: WW2

Además de los modos de juego característicos de la franquicia —tales como Team Deathmatch, Domination y Hardpoint—, Call of Duty: WWII destaca por la implementación de una modalidad simplemente conocida como War. A diferencia de los modos mencionados, este incluye un elemento narrativo y supone el completar varios objetivos de carácter estratégico dentro de un tiempo límite. ¿Qué significa esto? Pues que el acabar con los enemigos es simplemente un medio para múltiples fines.

Por el momento se desconoce si la versión final del juego incluirá múltiples escenarios con diferentes objetivos, pero el que se presentó en la beta enfrentó a Aliados contra el Eje. Los jugadores del último bando tenían que evitar que los del otro equipo tomaran el control de su base. En el caso de que esto fallara, tendrían que evitar que el bando contrario construyera un puente. Si lograban cruzar al otro lado, el equipo tendría que proteger la armería. ¿Eso también falló? En ese caso, solo quedaba frenar el avance del tanque de los Aliados.

¡Si tuviste la oportunidad de probar la beta de Call of Duty: WWII, no dudes en compartir tus primeras impresiones del juego en los comentarios!

Comentarios