Juegos
0 comentarios

Destiny 2: nuestra experiencia en PC, y lo que viene para todos

Por el Martes 5 de Diciembre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Destiny 2 ha sido tema de discusión durante las últimas semanas por muchas razones. El lanzamiento en PC de manera posterior a sus pares en consola, el tema de contenidos y experiencia, y los ajustes prometidos para lograr la sensación prometida por Bungie y que algunos jugadores aún no experimentan. Teniendo esto en cuenta, haremos un resumen sobre estos temas, empezando por mencionar cómo nos fue con la edición final para PC. Para no repetirnos en la idea de hacer una reseña como tal, les recomiendo leer primero la evaluación realizada por mi compañero Mateo Riveros dedicada a la versión de PlayStation 4.

Como lo mencionamos en nuestra primera impresión comparativa, Destiny 2 tiene su mejor versión técnica en PC, algo que veíamos venir desde la beta dado su excelente desempeño aún con máquinas de configuración media. La aventura interplanetaria de reclutamiento de los desaparecidos Guardianes se ve espectacular, aprovechando la tasa de 60 cuadros por segundo para mostrar una experiencia de disparo fluida y sin problemas, además de un paquete de iluminación asombroso, una de las cualidades más explotadas por Bungie desde la saga Halo.

Por otra parte, el parche 388.31 para las tarjetas gráficas Nvidia logró mejorar el rendimiento de Destiny 2 con promedios del 30 %, sucediendo algo similar con los similares de AMD. Así que si ya estaban impresionados con los resultados obtenidos con la beta y la edición de lanzamiento, van a estar muy contentos en caso de que actualicen los controladores de sus GPU.

Igualmente el desempeño de la red es bastante bueno, notándose especialmente en el transcurso de las partidas multijugador con las cuales no pude echarle la culpa al lag de mi pésimo rendimiento personal. Eso sí, no es un sistema del todo perfecto ya que en ocasiones la búsqueda de partidas puede demorar un poco más de lo deseado.

Destiny 2 para PC cuenta con una pequeña ventaja en cuanto al apartado social se refiere, pero esta no viene incluida con el juego. La nueva pestaña Social de Battle.net resulta muy útil para generar y administrar grupos de jugadores de manera externa, permitiendo chat grupal tanto de texto como de voz como si se tratara de una versión ligera de aplicaciones como Discord. Hasta aquí puedo afirmar que esta edición del juego es la más completa si nos concentramos en los aspectos exclusivamente técnicos.

El asunto es que no solo de eso vive el fanático de la saga. Los usuarios para todas las plataformas han hecho notar sus quejas por la forma en que Destiny 2 presenta sus contenidos. A pesar de contar con una campaña entretenida, más no excelente, la obtención de equipamento y el progreso de niveles luce desajustado dando la sensación de adquirir todo a destiempo, sea por demora o por apresuramiento; todo esto llevando a una reducción de la actividad de los jugadores en los últimos días.

Los disgustos más notorios han sido con el extraño esquema de experiencia que se ajustaba de manera tal que los jugadores no recibían el progreso de manera justa de acuerdo a las actividades realizadas, en especial en la etapa posterior al final de campaña; y el tema de los engramas que no era suficientemente equilibrado y de cierta manera estimulaba su compra mediante microtransacciones. A Bungie le debe preocupar el tema, en especial porque desea hacer de Destiny 2 un juego con soporte a largo plazo.

Por lo tanto, el estudio ya planea una larga lista de medidas para equilibrar los contenidos. En una publicación realizada hace un par de días fueron detallados varios elementos nuevos o ajustados con el objetivo de recompensar de mejor manera a los jugadores. Por ejemplo tendremos nuevos sistema de nivel de armamento, mejoras en la tienda para hacer más fáciles las adquisiciones tanto de equipo tradicional como de mods, mayores recompensas para las actividades de tipo Prestige y Raids, y para aquellos que repitan secciones a través de las Aventuras y Sectores Perdidos, modificaciones a la forma en que podemos gastar materiales, y la inclusión de las partidas privadas que tanto extraña la comunidad. El plan de introducción de la mayoría de estas mejoras abarca los próximos tres meses aproximadamente.

Destiny 2 aún tiene potencial para entretener a sus fanáticos en el largo plazo, pero Bungie debe ponerse al mismo ritmo de ellos. Si bien es cierto que aprendieron de algunos errores cometidos en la primera entrega, tienen mucho recorrido por delante para demostrar que su franquicia es el universo en el cual los guardianes desean permanecer por horas. Por lo menos es un estudio muy cercano a su comunidad, así que esperamos que los cambios y adiciones sean positivos e incrementen el valor jugable, sin importar la plataforma en la que sea disfrutado.

Comentarios