Juegos
0 comentarios

Disney Magical World 2 – La reseña

Por el Martes 20 de Diciembre de 2016
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Es comprensible la atracción que producen los juegos de “simulación de vida” en cada vez más personas. Obras como The Sims, Animal Crossing, Stardew Valley o Fantasy Life, pueden parecer absurdas para muchos que consideran tareas como podar el césped, salir de compras o visitar los amigos como demasiado mundanas para pertenecer a un videojuego. Pero la realidad es que esta clase de acciones, en entornos libres del estrés de la vida real, pueden ser un entretenimiento fenomenal para aquellos que quieren escapar del descontrol del diario vivir.

Y si aparte de eso son fans de Disney, no tienen mejor opción que Disney Magical World 2.

Al comenzar el juego creamos a nuestro personaje con herramientas muy similares a las que usamos para crear el Mii o podemos utilizar directamente nuestro Mii. Luego somos informados que nos mudaremos a Castleton, donde seremos vecinos de personajes como Mickey Mouse, Minnie, Donald y Daisy. Todo es muy tierno y muy mágico; se nos recibe con un número musical, se nos anima a tomar fotografías a cada momento, y la ciudad se adorna para recibir las festividades del mundo real como halloween o navidad.

A los pocos minutos este tono tan festivo y lleno de sonrisas deja algo muy claro, este es un juego pensado primordialmente para el público infantil. Sin duda serán los niños y niñas quienes más disfruten cambiando la ropa de su personaje, hablando con los famosos personajes (hay cientos de ellos) y recorriendo este bonito mundo. Sin embargo el juego tiene muchísimo, muchísimo texto, así que a menos que el niño tenga un buen nivel de lectura va a tener que contar con alguien mayor al lado para que lea y explique lo que debe hacer a continuación.

¿Y qué es lo que debemos hacer? La cantidad de actividades en este juego es impresionante. Recoger objetos, comprar y confeccionar trajes, comprar muebles, decorar nuestro hogar, pescar, tomar fotografías, asistir a elegantes bailes, administrar una cafetería que también debemos decorar y para la que debemos crear nuevos platos, organizar fiestas, visitar las cafeterías de otros jugadores por internet y cazar fantasmas. Ah si, contamos con secuencias de acción muy divertidas en las que debemos usar una vara mágica para derrotar fantasmas en escenas que incluso cuentan con sus propios jefes finales y con muy buen reto.

Todo esto lo hacemos para adquirir stickers. Estos están a medio camino entre las estrellas de Super Mario 64 y los logros o trofeos. Adquiriendo determinado número de ellos con objetivos como “Usa 10 trajes completos” o “Crea una nueva receta en la cafetería”, podemos acceder a nuevas actividades, más trajes, más muebles y nuevos mundos. Los primeros 18 de estos stickers se obtienen en orden durante el tutorial del juego (un tutorial cuya duración ronda las dos horas, hay que advertirlo), pero luego tenemos la libertad de adquirirlos casi en cualquier orden.

disneymw_03

Estos mundos son los reinos de diferentes películas de Disney. Visitaremos el Hawaii de Lilo & Stitch, el Arandelle de Frozen, el bosque de los 100 acres de Winnie Pooh, el fondo del mar de La Pequeña Sirenita, el país de las maravillas de Alicia y muchos, muchísimos más. Cada uno de ellos nos permitirá usar trajes únicos y actividades exclusivas. Por ejemplo en Hawaii podremos surfear y bailar hula, en el bosque de Winnie Pooh podemos sembrar semillas y recoger miel mientras que en las minas de los siete enanos podremos excavar objetos. No esperen ver todo el contenido que ofrece este juego en menos de 80 horas.

Algo que llama especialmente la atención es que los trajes no están restringidos al género de nuestro personaje. Podemos usar ropa de chica siendo chicos y viceversa. Esto seguramente será del agrado de muchas personas, no solo de jugadores y jugadoras LGBTI, sino de aquellos que consideren divertido llevar ropa del sexo opuesto, aunque seguro le causará una sorpresa a algunos padres de familia al ver a su hijo jugando con un personaje como él pero que lleva el vestido de la Reina Elsa. De todos modos en cualquier momento podemos cambiar por completo nuestro personajes, incluyendo su género y su nombre, sin recibir ninguna penalización.

Obviamente no todo es perfecto en el reino mágico de Disney. El juego tiene varios problemas técnicos menores pero molestos. El principal y más fastidioso de ellos son los constantes y largos tiempos de carga. El juego nos muestra esta pantalla cada vez que entramos a una casa, que cambiamos de escena, comenzamos una misión e incluso cuando vamos a conversar con determinados personajes. A veces son solo unos pocos segundos, pero son lo suficientemente constantes como para aburrir y hay algunos tan largos que simplemente te hacen alejar la mirada de la consola 3DS.

disneymw_02

Otro inconveniente menos constante pero presente son las caídas de cuadros por segundo. En ocasiones, sobre todo cuando vamos corriendo se puede notar una caída en la velocidad del juego. Esto ocurre solo en algunos de los escenarios y afortunadamente no en las misiones de acción (las cacerías de fantasmas), así que es algo que se puede hacer a un lado, pero que a muchos les molesta de todos modos.

También se puede criticar la personalidad de algunos personajes de Disney, que no encaja con la que conocemos de toda la vida. Todos aquí son muy amables y cariñosos, incluso Donald y Tío Rico, que no demuestran mucho sus acostumbradas explosiones de rabia ni su avaricia. Es de suponer que este cambio se dio para que encajaran con el tono positivo del juego, pero de todos modos se extrañan sus formas de ser.

En su artículo, Es hora de una nueva fantasía de poder, la escritora Leigh Alexander argumenta que los videojuegos (y la cultura pop en general) está saturada de historias creadas para satisfacer fantasías de supremacía a través de la violencia, y que necesitamos más diversidad en los deseos que cumplimos a través de ellos. Creo que juegos como Disney Magical World 2 son el ejemplo perfecto del camino que se puede seguir. Este juego también satisface una fantasía, una en la que somos personas queridas por todos, que ayudamos a los demás, que administramos un negocio exitoso y decoramos nuestro hogar como queremos. No demeritemos juegos con esta clase de objetivos.

Disney Magical World 2 puede estar enfocado a niños y niñas pero no significa que los adultos no puedan disfrutar de su fantástico mundo. Las tareas, minijuegos y actividades son simples pero atractivas, y es muy fácil realizarlas una tras otra hasta perder la noción del tiempo. El deseo de descubrir más trajes y muebles así como de ver qué otros mundos Disney visitaremos más adelante, también incentiva las ganas de avanzar. No es un juego perfecto, hay muchas personas a las que simplemente no les atrae este género y no tiene la profundidad infinita de Animal Crossing, pero para fans de Disney que quieran dejar por un rato el estrés del mundo real atrás, es más que perfecto.

Reseña realizada con una copia física de Disney Magical World 2 brindada por Nintendo of America.

Calificación de GAMERFOCUS
 
General
7.0

Puntuación final
7.0

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General

Puntuación de los usuarios

Ya has calificado esta reseña

Comentarios