Juegos
0 comentarios

Dragon Ball FighterZ (Beta) – Primeras Impresiones

Por el Jueves 21 de Septiembre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Durante la última década, Bandai Namco Entertainment ha contado con una fijación con el subgénero de los Arena Fighters en lo que respecta a los videojuegos basados en Dragon Ball. Aunque no hay una explicación definitiva del porqué, esta inclinación muy probablemente haya sido producto del éxito de la saga de Budokai Tenkaichi en PlayStation 2. Esto no siempre se tradujo en éxitos críticos y/o comerciales, por lo menos hasta la llegada de Dragon Ball Xenoverse y su secuela en los últimos dos años. A pesar del buen recibimiento del último juego basado en la obra magna de Akira Toriyama, la compañía japonesa sorprendió a fanáticos de la serie y conocedores de los juegos de pelea por medio del tráiler de anuncio de Dragon Ball FighterZ presentado durante la conferencia de Microsoft en E3 2017.

Desarrollado por nada más y nada menos que Arc System Works, estudio mejor conocido por estar detrás de franquicias como BlazBlue y Guilty Gear, Dragon Ball FighterZ vuelve a retomar la fórmula de los 2D Fighters pero esta vez en plataformas caseras. Cabe recordar que este subgénero y la franquicia no son ajenos para Arc System Works, gracias a sus destacadas entregas de Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GBA) y Dragon Ball Z: Supersonic Warriors 2 (DS) en 2004 y 2005, respectivamente. La compañía volvería en 2015 a las portátiles aportando las gráficas de Dragon Ball Z: Extreme Butōden para 3DS, desarrollado por Bandai Namco y con una modesta recepción.

El estilo 2D funcionó como el formato por excelencia desde Dragon Ball Z: Super Butōden (1993). Este título no fue el primero basado en la famosa serie manga/anime pero sí el primero de peleas en la misma, evidenciando que los 2D Fighters eran los más apropiados para adaptarla, por lo menos hasta la llegada de la línea Budokai y su 3D. Esta filosofía es la justificación propuesta por Tomoko Hiroki, productora de Dragon Ball FighterZ, para explicar el regreso a la fórmula clásica.

Si bien todavía faltan algunos meses para el lanzamiento del juego y la expectativa crece a diario, Bandai Namco Entertainment habilitó una beta cerrada el pasado 16 y 17 de septiembre. Esta oportunidad no solo permitió que unos cuantos jugadores se familiarizaran con el sistema de combate, sino probar los servidores. Al fin y al cabo, el juego contará con un modo historia pero la compañía japonesa espera que Dragon Ball FighterZ llegue a la escena competitiva. Teniendo en cuenta este enfoque, es necesario analizar lo que presentó la beta privada y qué se debe mejorar para garantizar un excelente producto final, tanto para los fanáticos de la obra de Akira Toriyama como para jugadores dedicados a los títulos de pelea.

Dragon Ball FighterZ Beta

Es preferible aclarar desde el principio que la única modalidad presente en la beta fue el multijugador en línea. Sin embargo, Bandai Namco Entertainment también ofreció la oportunidad de ver las salas de combate. ¿Por qué resulta tan llamativo este aspecto? Pues debido a que está claramente inspirado en las salas de combates de Guilty Gear Xrd y BlazBlue: Central Fiction. Para aquellos que no sepan, estas consisten en pequeños espacios sociales en los que los jugadores pueden controlar a versiones chibi de los personajes. Aunque lucen minimalistas en comparación con el resto del juego, tiene mucha más personalidad que las salas de combate de otros títulos del género. En el caso de Dragon Ball FighterZ, los usuarios podrán acceder a múltiples modalidades y opciones dentro de un minimapa basado en las sedes del Torneo de las Artes Marciales. No obstante, la beta solo permitió acceder a los combates normales y utilizar unas cuantas opciones de diálogo predeterminadas, siempre y cuando no se estuviera esperando a un oponente.

Dragon Ball FighterZ Beta

¿Cómo funciona el sistema de combate de Dragon Ball FighterZ? Todos aquellos que estén familiarizados con los subgéneros 2D Fighters y Hyper Fighters sabrán cómo desenvolverse. Bandai Namco Entertainment y Arc System Works se inclinaron por hacer un título más accesible al público general por medio de ventanas mucho más generosas a la hora de interrumpir las animaciones de ataque y la generalización de varios inputs para todos los luchadores, pero el juego también sabe cómo contentar a los veteranos del género con un amplio abanico de opciones en lo que respecta a la realización de combos. Sin embargo, tanto conocedores como novatos deben de conocer las mecánicas universales que distinguen al próximo juego basado en la obra de Akira Toriyama frente a otros títulos del género.

Las funciones en cuestión son Super Dash, una habilidad que permite que el personaje se aproxime a toda velocidad hacia el oponente; Dragon Rush, un agarre que inmediatamente permite realizar un combo aéreo; Desvanecimiento, una técnica que permite teletransportarse detrás del oponente tras la inversión de una barra de energía; y Sparking Blast, un estado —al cual solo se puede ingresar una vez por combate— que aumenta el ataque y concede recuperación de vida al personaje que lo activó. Estas mecánicas universales son parte de la razón por la cual Dragon Ball FighterZ puede llegar a ser tan o más frenético que algunos de los juegos más conocidos basados en la franquicia, como es el caso de Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3. No obstante, a diferencia de la saga mencionada, estas mecánicas no pueden ser abusadas. Esto se debe a que hay múltiples maneras de contrarrestarlas y/o castigarlas, sobre todo si se depende excesivamente de ellas.

Dragon Ball FighterZ Beta

¿Cómo fue el desempeño de los servidores en la beta? Para resumir, fue una bolsa mixta. Si bien la ausencia de lag evidencia un excelente netcode, hubo múltiples problemas de desconexión espontánea. Entre otras cosas, la alineación de jugadores puede tardar bastante debido a que trata de juntar a aquellos que tengan una calidad de conexión similar. No es precisamente una falencia, pero sí es un aspecto que debe pulirse.

A pesar de la carencia de un tutorial y otras modalidades de juego, la beta privada de Dragon Ball FighterZ demostró el potencial del próximo juego para coronarse como uno de los mejores exponentes de la franquicia y una de las promesas del género de peleas para el 2018. Puede que ocurrieran ciertos problemas de estabilidad en los servidores, pero Bandai Namco Entertainment y Arc System Works todavía tienen bastante tiempo para calibrar el multijugador en línea y agregar muchos otros contenidos. Todo sea para entregar el mejor juego de Dragon Ball que hayamos visto en muchos años, sino es que décadas.

Comentarios