Síguenos

Cultura POP

Dragon Ball FighterZ (Beta) – Primeras Impresiones

De los creadores de algunas de las series más conocidas del género, ¿Dragon Ball FighterZ contará con lo necesario para atraer a los veteranos?

Publicado

en

Durante la última década, Bandai Namco Entertainment ha contado con una fijación con el subgénero de los Arena Fighters en lo que respecta a los videojuegos basados en Dragon Ball. Aunque no hay una explicación definitiva del porqué, esta inclinación muy probablemente haya sido producto del éxito de la saga de Budokai Tenkaichi en PlayStation 2. Esto no siempre se tradujo en éxitos críticos y/o comerciales, por lo menos hasta la llegada de Dragon Ball Xenoverse y su secuela en los últimos dos años. A pesar del buen recibimiento del último juego basado en la obra magna de Akira Toriyama, la compañía japonesa sorprendió a fanáticos de la serie y conocedores de los juegos de pelea por medio del tráiler de anuncio de Dragon Ball FighterZ presentado durante la conferencia de Microsoft en E3 2017.

Desarrollado por nada más y nada menos que Arc System Works, estudio mejor conocido por estar detrás de franquicias como BlazBlue y Guilty Gear, Dragon Ball FighterZ vuelve a retomar la fórmula de los 2D Fighters pero esta vez en plataformas caseras. Cabe recordar que este subgénero y la franquicia no son ajenos para Arc System Works, gracias a sus destacadas entregas de Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GBA) y Dragon Ball Z: Supersonic Warriors 2 (DS) en 2004 y 2005, respectivamente. La compañía volvería en 2015 a las portátiles aportando las gráficas de Dragon Ball Z: Extreme Butōden para 3DS, desarrollado por Bandai Namco y con una modesta recepción.

El estilo 2D funcionó como el formato por excelencia desde Dragon Ball Z: Super Butōden (1993). Este título no fue el primero basado en la famosa serie manga/anime pero sí el primero de peleas en la misma, evidenciando que los 2D Fighters eran los más apropiados para adaptarla, por lo menos hasta la llegada de la línea Budokai y su 3D. Esta filosofía es la justificación propuesta por Tomoko Hiroki, productora de Dragon Ball FighterZ, para explicar el regreso a la fórmula clásica.

Si bien todavía faltan algunos meses para el lanzamiento del juego y la expectativa crece a diario, Bandai Namco Entertainment habilitó una beta cerrada el pasado 16 y 17 de septiembre. Esta oportunidad no solo permitió que unos cuantos jugadores se familiarizaran con el sistema de combate, sino probar los servidores. Al fin y al cabo, el juego contará con un modo historia pero la compañía japonesa espera que Dragon Ball FighterZ llegue a la escena competitiva. Teniendo en cuenta este enfoque, es necesario analizar lo que presentó la beta privada y qué se debe mejorar para garantizar un excelente producto final, tanto para los fanáticos de la obra de Akira Toriyama como para jugadores dedicados a los títulos de pelea.

Dragon Ball FighterZ Beta

Es preferible aclarar desde el principio que la única modalidad presente en la beta fue el multijugador en línea. Sin embargo, Bandai Namco Entertainment también ofreció la oportunidad de ver las salas de combate. ¿Por qué resulta tan llamativo este aspecto? Pues debido a que está claramente inspirado en las salas de combates de Guilty Gear Xrd y BlazBlue: Central Fiction. Para aquellos que no sepan, estas consisten en pequeños espacios sociales en los que los jugadores pueden controlar a versiones chibi de los personajes. Aunque lucen minimalistas en comparación con el resto del juego, tiene mucha más personalidad que las salas de combate de otros títulos del género. En el caso de Dragon Ball FighterZ, los usuarios podrán acceder a múltiples modalidades y opciones dentro de un minimapa basado en las sedes del Torneo de las Artes Marciales. No obstante, la beta solo permitió acceder a los combates normales y utilizar unas cuantas opciones de diálogo predeterminadas, siempre y cuando no se estuviera esperando a un oponente.

Dragon Ball FighterZ Beta

¿Cómo funciona el sistema de combate de Dragon Ball FighterZ? Todos aquellos que estén familiarizados con los subgéneros 2D Fighters y Hyper Fighters sabrán cómo desenvolverse. Bandai Namco Entertainment y Arc System Works se inclinaron por hacer un título más accesible al público general por medio de ventanas mucho más generosas a la hora de interrumpir las animaciones de ataque y la generalización de varios inputs para todos los luchadores, pero el juego también sabe cómo contentar a los veteranos del género con un amplio abanico de opciones en lo que respecta a la realización de combos. Sin embargo, tanto conocedores como novatos deben de conocer las mecánicas universales que distinguen al próximo juego basado en la obra de Akira Toriyama frente a otros títulos del género.

Las funciones en cuestión son Super Dash, una habilidad que permite que el personaje se aproxime a toda velocidad hacia el oponente; Dragon Rush, un agarre que inmediatamente permite realizar un combo aéreo; Desvanecimiento, una técnica que permite teletransportarse detrás del oponente tras la inversión de una barra de energía; y Sparking Blast, un estado —al cual solo se puede ingresar una vez por combate— que aumenta el ataque y concede recuperación de vida al personaje que lo activó. Estas mecánicas universales son parte de la razón por la cual Dragon Ball FighterZ puede llegar a ser tan o más frenético que algunos de los juegos más conocidos basados en la franquicia, como es el caso de Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3. No obstante, a diferencia de la saga mencionada, estas mecánicas no pueden ser abusadas. Esto se debe a que hay múltiples maneras de contrarrestarlas y/o castigarlas, sobre todo si se depende excesivamente de ellas.

Dragon Ball FighterZ Beta

¿Cómo fue el desempeño de los servidores en la beta? Para resumir, fue una bolsa mixta. Si bien la ausencia de lag evidencia un excelente netcode, hubo múltiples problemas de desconexión espontánea. Entre otras cosas, la alineación de jugadores puede tardar bastante debido a que trata de juntar a aquellos que tengan una calidad de conexión similar. No es precisamente una falencia, pero sí es un aspecto que debe pulirse.

A pesar de la carencia de un tutorial y otras modalidades de juego, la beta privada de Dragon Ball FighterZ demostró el potencial del próximo juego para coronarse como uno de los mejores exponentes de la franquicia y una de las promesas del género de peleas para el 2018. Puede que ocurrieran ciertos problemas de estabilidad en los servidores, pero Bandai Namco Entertainment y Arc System Works todavía tienen bastante tiempo para calibrar el multijugador en línea y agregar muchos otros contenidos. Todo sea para entregar el mejor juego de Dragon Ball que hayamos visto en muchos años, sino es que décadas.

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja tu comentario

Cultura POP

Assassin’s Creed: Conspiracies, un salto a la Segunda Guerra mundial

¿Un vistazo al futuro desde el pasado?

Publicado

en

Un juego que desde el comienzo se arriesgue a introducir ficción histórica está condenado a repetirla, algo no del todo malo y que si le asegura una considerable cantidad de material como inspiración. Eso justamente fue lo que le pasó a Ubisoft cuando vio cómo Assassin’s Creed se convertía en una de sus propiedades intelectuales más aclamadas, llevándola temáticamente a lugares posteriores como Italia, América, el Caribe, Francia, Inglaterra, China, India, Rusia y Egipto.

Aún lo que restan son locaciones y periodos históricos por cubrir para la Hermandad de Asesinos en su lucha contra los Templarios. Por eso no es de extrañar que la serie de Titan Comics a lanzarse en octubre, Assassin’s Creed: Conspiracies, lleve a la franquicia a la Segunda Guerra Mundial presentando a Eddie Gorm, jefe del East End de Londres y eventual Asesino. Serie creada por Guillaume Dorison (autor) y Jean-Baptiste Hostache (ilustrador).

Según cita la sinopsis de Conspiracies:

“Una nueva era, una nueva aventura, ¡un nuevo Asesino! Europa, Segunda Guerra Mundial. En la carrera por la bomba atómica, descubre la historia de Eddie Gorm y su integración en la Hermandad de Asesinos, mientras se infiltra en los Templarios para arruinar su plan de crear un arma devastadora.

Eddie Gorm es el jefe del embarcadero y su única obsesión es manejar su pequeño negocio. Para esto, no escatima en nada: desviación de raciones militares, tráfico de alcohol y ajuste de cuentas en el distrito de East End.

¿La guerra? ¿Los Nazis? Eso es problema de otros.

Excepto cuando la muerte toca a su puerta, él no tiene elección: como único hombre capaz de salvar al mundo del horror atómico, Eddie se encuentra a si mismo en medio de un milenial conflicto entre la Orden de los Templarios y la Hermandad de Asesinos.”

La pregunta que ahora surge es si los juegos se atrevan a pisar aquel periodo histórico relativamente reciente, y ofrezcan una controvertida guerra de Asesinos contra Nazis y Templarios. ¿Quizás Asesinos de la resistencia francesa contra la ocupación alemana?

Fuente: Amazon

Sigue leyendo

Cultura POP

X-Force: la historia de uno de muchos equipos mutantes

La historia de Deadpool y X-Force se remonta a principios de los noventa. Y su relación no era precisamente amistosa.

Publicado

en

Junto con la Liga de la Justicia y los Vengadores, los X-Men son una de las agrupaciones de superhéroes más reconocidas de los cómics. Además de su multicultural elenco, otra de las razones por la cual ha ganado popularidad es por la visibilidad que se le ha otorgado en medios como la televisión y el cine. En este último, el equipo de mutantes sigue recibiendo nuevas películas que buscan adaptar los arcos más representativos de la serie. Sin embargo, cabe recordar que los X-Men no son la única agrupación mutante de Marvel Comics.

Con el estreno de Deadpool 2, la gran pantalla dará la bienvenida a X-Force. Los conocedores de la mitología mutante de Marvel Comics no tendrán problemas en identificar a este equipo, pero ese no será el caso de aquellos que solo estén familiarizados con las películas. Este artículo está especialmente dirigido a ese público.

Se hablará brevemente de los orígenes de la agrupación mutante, sus miembros y cómo ha evolucionado a lo largo de los años. Al fin y al cabo, no están aquí para recibir una cátedra.

Orígenes editoriales

Creado por el escritor/ilustrador Rob Liefeld, X-Force apareció por primera vez en New Mutants #100 (1991). El grupo luego recibió su propia serie, la cual fue extremadamente exitosa durante ese mismo año. Incluso llegó a rivalizar las ventas de Amazing Spider-Man y Uncanny X-Men. No obstante, perdió popularidad tras la salida de Liefeld de Marvel en 1992.

Según Liefeld, su intención era romper con la caracterización desanimada de los Nuevos Mutantes para dar espacio a un equipo más agresivo. Quería lograr un equilibrio entre los ideales pacifistas de Charles Xavier y el extremismo de Magneto.

El equipo de Cable

X-Force

De izquierda a derecha: Cannonball, Shatterstar, Warpath, “Domino”, Boom-Boom, Feral y Cable.

Después de que los Nuevos Mutantes se desbandaran, decisión tomada tras las muertes de Warlock y el padre de Sunspot, Cable —un mutante del futuro que viajó al pasado para evitar que su futuro, el cual es dominado por Apocalipsis, se convirtiera en una realidad— reunió a los que quedaban del equipo para formar su propia fuerza de asalto: X-Force. Esta estaba inicialmente compuesta por Cannonball, Boom-Boom, Warpath, Shatterstar, Feral y Domino. Sin embargo, esta última era realmente la mutante Copycat.

Durante el primer año de liderazgo de Cable, el principal enemigo de X-Force fue el grupo terrorista conocido como el Frente de Liberación Mutante. Este era dirigido por Stryfe, un clon de Cable criado por el mismísimo Apocalipsis. No obstante, la agrupación también hizo frente a la Hermandad de Mutantes. En una ocasión, con ayuda de Spider-Man y la mutante Siryn, evitaron que el terrorista Black Tom y Juggernaut bombardearan el World Trade Center.

Cable & Domino – ¿Quiénes son?

Eventualmente, Cable fue separado de su equipo tras un ataque de Arma P.R.I.M.E. Esto lo llevó a enfrentarse nuevamente a Tolliver y Deadpool. Durante su pelea contra los villanos, rescató a la verdadera Domino y al mutante Sunspot. Estos terminaron uniéndose a X-Force.

Aprovechando la ausencia de Cable, Strife intentó asesinar a Charles Xavier haciéndose pasar por su “hermano”. Justo como lo planeó, los X-Men dieron caza a X-Force para hacer pagar a su líder. El equipo fue mantenido prisionero hasta que pudo demostrar su inocencia.

Stryfe y Cable

Stryfe y Cable

Cable no retornó al equipo hasta X-Force #25 (1993), pero en ese entonces ya era considerado por S.H.I.E.L.D. como un grupo terrorista. Como si eso no fuera suficiente, había múltiples problemas personales entre sus miembros. Mutantes nuevos y conocidos se sumaron a X-Force durante los siguientes años, pero Cable fue incapaz de mantener cohesionado al equipo.

El mutante Pete Wisdom eventualmente asumió el liderazgo del equipo en X-Force #102 (2000). Esto se mantuvo por un par de años antes de que el grupo fuera renombrado X-Statix.

El Complejo de Mesías

X-Force - Versión 2

De izquierda a derecha: Ángel, X-23, Domino, Wolverine, Warpath, Elixir y Wolfsbane.

Después de que naciera el primer bebé mutante desde el Día-M, en el que la Bruja Escarlata hizo el 91.4% de la población mutante perdiera sus poderes, Cíclope decidió que medidas drásticas debían tomarse para proteger a la decadente raza mutante. Esto llevó a que reformará X-Force.

Wolverine lideró esta nueva iteración del equipo, que actuó con una filosofía similar al original: acabar con cualquier amenaza a la raza mutante antes de que pudiera atacar. No obstante, este era un grupo de operaciones en cubierto. Este estuvo inicialmente compuesto por Warpath y Wolfsbane, pero luego se sumaron Ángel, X-23Domino y Elixir.

X-Force

De izquierda a derecha: Psylocke, Deadpool, wolverine, Fantomex y Angel.

Después de que la existencia de X-Force fuera revelada al público —además del regreso de Hope Summers, la primera mutante nacida desde el Día-M, al presente—, Cícople disolvió el equipo. Sin embargo, Wolverine lo mantuvo activo sin su consentimiento y reclutó a Psylocke, Fantomex y Deadpool.

El equipo fue disuelto nuevamente después de que Wolverine matara a su hijo, Daken.

El regreso de Cable

Tras regresar del futuro junto con Hope Summers, Cable comenzó a dar caza a miembros de los Vengadores que pudieran representar un peligro para Hope. Eventualmente fue detenido por Cíclope y la propia Hope, que lo puso en un coma curativo con la Fuerza Fénix.

Una vez despertó del coma, Cable empezó a buscar nuevos miembros para la nueva iteración de X-Force. Este equipo estuvo inicialmente conformado por Forge, Doctor Nemesis, Domino y Coloso. Ya que había sido curado del virus tecno-orgánico, Cable estaba teniendo visiones del futuro. Su objetivo era utilizar X-Force para detener todos los desastres que había visto antes de que ocurrieran.

No obstante, el objetivo del grupo cambió tras un ataque a la ciudad de Alexandria. Cable decidió proteger la soberanía de la nación mutante. Para ello reclutó a Psylocke, Doctor Nemesis, Fantomex y Marrow como miembros de la actual versión de X-Force. Por el momento, no han tenido actividades destacadas.

¿Quién es Deadpool?

Sigue leyendo

Cultura POP

Cable & Domino – ¿Quiénes son?

Con motivo de su aparición estelar en Deadpool 2, repasamos a los mutantes relacionados con el linaje de X-Men.

Publicado

en

Todos los que no tenían idea de quién era Deadpool antes de su debut fílmico recibieron una acertada interpretación cortesía de Ryan Reynolds, irónicamente el mismo actor que había destrozado al personaje con un vil intento en X-Men Origins: Wolverine, aunque digamos que en esa ocasión fue culpa del guion. Eso sí, la maldad en Green Lantern no tiene excusa alguna.

Volviendo a Deadpool, el final de dicha cinta reveló medio en broma, pero verídicamente, que la secuela tendría como invitado especial al legendario Cable. Como no podía ser de otra forma, Domino, una mutante de notable suerte en los cómics, también fue anunciada como otra de las debutantes en la gran pantalla gracias a la libertad que se les ha dado a las producciones del mercenario bocón.

¿Pero quiénes son este par? Esa es la pregunta que intentaremos resolver con menos “chachara” y más… chicka chickaaa!

El hombre del cable

Un ciborg viajero del tiempo como sacado de los ochenta hace su primera aparición cinematográfica en Deadpool 2 con Josh Brolin a la cabeza, fácilmente confundible con Terminator, de no ser porque se trata del hijo de dos importantes miembros de los X-Men. No sabemos hasta qué punto la película tocará sus orígenes, pero el hecho es que Nathan Christopher Summers es el hijo de Scott Summers “Cíclope” y una clon de Jean Grey conocida como Madelyne Pryor, creada por el villano Mister Sinister o Dr. Nathaniel Essex.

Sinister, el del diamante rojo en la frente, hizo esto con el objetivo genético de crear un sujeto lo suficientemente poderoso como para derrotar a su enemigo Apocalypse. Para ello aprovechó la presunta muerte de Jean y la desesperación de Scott por su amada, brindándole a Madelyne como nueva esposa y quien con el tiempo resulta embarazada. Como era de esperarse, Jean “volvió de las cenizas” y Cíclope corre a sus brazos, haciendo a un lado a Madelyne.

Despechada y con justa razón, una molesta y confundida Madelyne, llena de falsos recuerdos, hace un trato con algunos demonios para sacrificar a su hijo y liberar el infierno en la Tierra, de paso coronándose como la Reina Goblin. Apocalypse aprovecha la oportunidad para infectar al bebé con un virus ‘tecno orgánico’ y así acabar con la potencial amenaza futura, que había nacido con habilidades telepáticas, telequinéticas, así como una considerable fuerza física por desarrollar.

Ya que el pequeño Nathan solo podía ser salvado con tecnología futurista, un afectado Scott permite que la Hermana Askani, miembro de un clan de guerreros enemigo de Apocalypse, lleve al bebé al futuro donde puede ser curado y cuidado por su medio-hermana Rachel Summers, hija de Scott y Jean en una realidad alterna. Un viaje de ida sin regreso.

Al mejor estilo de John Connor, Nathan crece como figura mesiánica para un grupo llamado Clan Askani en un oscuro futuro literalmente apocalíptico, uno donde reina Apocalypse. La verdad es que Nathan no pudo ser curado del todo del virus ‘tecno orgánico’, así que debe restringir gran parte de sus poderes mutantes para mantener controlado el virus. Pero obtiene un brazo de metal.

Ya adulto y conocido como Cable (parte de cierta confusión de autores en la creación del personaje), debe luchar contra su clon malvado Stryfe creado por Apocalypse, y eventualmente viajar en el tiempo para colaborar con los X-Men así como otros mutantes. De hecho, Cable fue introducido en el ‘spin-off’ The New Mutants #87 (marzo de 1990), por Louise Simonson y Rob Liefeld, co-creador de Deadpool. Serie reemplazada por el cómic X-Force con apuesta más “hardcore”, donde Cable recluta jóvenes mutantes para las misiones más agresivas.

El muy seguro futuro de la franquicia cinematográfica de Deadpool y X-Men. Mientras tanto, en Deadpool 2 podremos ver la adaptación más cercana del cómic que comparte Cable con el mercenario bocón, uno donde la fórmula de la pareja dispareja, del serio y el cómico, lleva las de ganar.

El efecto dominó

Neena Thurman o Domino (Zazie Beetz) es una mutante creada por Fabian Nicieza y Rob Liefeld que debutó en el mismo cómic que Deadpool, The New Mutants #98 (febrero de 1991). Domino y Deadpool personificaron la transformación un poco más oscura y violenta por la que atravesaron los cómics de la época, vista en un principio gracias a Cable.

Domino se convirtió en uno de los miembros fundadores de X-Force, la alternativa militante de los X-Men y con un más generoso arsenal a disposición. Un cambio de mentalidad para los lectores que dejó huella como una de las series mejor vendidas. Con unas particulares habilidades, Domino fue criada en un laboratorio por científicos que intentaban diseñar los súper soldados mutantes perfectos. Rescatada por su madre, pero con una carrera como mercenaria que apenas había dado inicio en un sangriento grupo conocido como The Six Pack.

Tras conocer a Cable, Domino se hizo miembro de X-Force, compartiendo incluso no solo una relación romántica con el viajero del tiempo sino con el propio Wolverine. Sin embargo, su lucha mutante nunca ha sido por la paz entre razas o la comprensión de la humanidad, sino una muy a su manera. Con el poder de alterar las probabilidades, Domino es capaz de aplicar a sí misma buena suerte en la batalla y mala suerte a sus enemigos.

No se trata de magia sino de un bajo nivel de telequinesis que le permite afectar subconscientemente el ambiente a su alrededor, como la trayectoria de las balas o mejorar su de por si impecable puntería, mientras que todo el que le dispara falla irremediablemente. Tal habilidad también mejora sus reflejos y tiempos de reacción a niveles súper humanos.

Descartada por fuerzas gubernamentales que no creen que sus poderes sean lo suficientemente impresionantes, usualmente se insinúa que Domino aún tiene por liberar su pleno potencial. Ha sido capaz de emular habilidades como las de Storm para despachar un escuadrón de Centinelas alterando la atmósfera a su manera, dejando ver que su gen mutante de manipular la suerte es más conveniente y letal de lo que se aprecia.

La verdadera primera aparición de Domino en los cómics solo se daría un año después, cuando se reveló que había sido secuestrada y reemplazada por una impostora llamada Copycat, así que todo lo que se conocía sobre Neena Thurman hasta ese entonces era falso. Tras la desaparición de Cable, Domino lideró el grupo de X-Force por un tiempo, de todas formas, manteniéndose en el mismo como si nada hubiese pasado.

Sigue leyendo

Además no te pierdas

Copyright © 2018. GamerFocus SAS