Juegos
0 comentarios

Dragon Quest Heroes II – La reseña

Por el Jueves 4 de Mayo de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Si bien recuerdas, en 2014 se dio a conocer que Square Enix y Omega Force estaban trabajando juntos para brindar a los fanáticos de Dragon Quest un spin-off más centrado en la acción frenética. La combinación entre la mitología de la longeva franquicia JRPG y la fórmula establecida desde Dynasty Warriors 2 dio origen a Dragon Quest Heroes, título que arribó a Japón el 26 de febrero de 2015. Sin embargo, cuando llegó a Occidente a mediados de octubre del mismo año, el juego fue recibido de igual forma que la mayoría de títulos desarrollados por Omega Force: sumamente divertido y agradable a los sentidos, pero repetitivo y falto de substancia en materia de jugabilidad e historia.

A pesar de las críticas, Dragon Quest Heroes fue lo suficientemente exitoso en el país del sol naciente para ganar una secuela, cuyo desarrollo comenzó unos pocos meses después del lanzamiento del primer juego. Si bien la participación de Omega Force en el nuevo proyecto era una garantía, lo cual conllevaría a repetir ciertos patrones, los primeros tráileres de Dragon Quest Heroes II dieron indicios de que el estudio estaba buscando ofrecer una experiencia más variada y abierta.

Al igual que el primer juego, Dragon Quest Heroes II llegó inicialmente a Japón el 27 de mayo de 2016 y su localización no fue anunciada hasta diciembre del mismo año. Tras un poco menos de cinco meses de espera, el título finalmente ha arribado a occidente y frente a ello cabe preguntar lo siguiente: ¿qué mejora esta secuela en comparación con el juego original? Bueno, la presente reseña existe para responder esa duda.

Se dará comienzo con aquellos aspectos de Dragon Quest Heroes II que son exactamente iguales a los del juego original y que urgentemente necesitaban ser cambiados. Por desgracia, esta categoría es nuevamente encabezada por la historia. Si bien algunos sostienen que las historias de la franquicia de Dragon Quest destacan por su complejidad, su servidor prefiere discrepar. Aunque no son malas, en general son bastante sencillas de seguir en comparación con sagas como Kingdom Hearts. ¿Entonces qué es lo que hace destaque la narrativa de la franquicia? Nada más ni menos que un excelente ritmo y un buen manejo de diferentes tonos.

Dragon Quest Buildersspin-off de la saga que arribó el año pasado a Occidente— es prueba de que una historia no requiere de puntos de giro rebuscados ni subtramas complicadas: lo único que se necesita es un buen sentido del humor que distraiga al jugador mientras avanza por la trama, pero que sea contrastado por situaciones que saquen al jugador de su zona de confort e inciten su interés por la mitología del mundo. Sin embargo, Dragon Quest Heroes II resulta la antítesis de lo mencionado. La trama resulta demasiado genérica y avanza demasiado rápido, impidiendo que el jugador desarrolle un verdadero interés por el mundo que lo rodea, por no mencionar que carece del aire cómico que caracteriza a la franquicia y posibilita la creación de personajes carismáticos. Al final del día, Dragon Quest Heroes II se siente en ocasiones como un anime de acción genérico.

Dragon Quest Heroes II

¿Qué hay de los otros aspectos del juego original que están presentes en la secuela? Tal como se mencionó al principio de la reseña, la participación de Omega Force en el desarrollo del título implica el cumplimiento de ciertos patrones, la gran mayoría relacionados con la jugabilidad. Como en todo Dynasty Warriors, los personajes controlables —cuatro completamente originales y once provenientes de pasadas entradas de la franquicia— cuentan con un ataque débil y otro fuerte, los cuales se pueden intercalar para realizar diferentes combos. Aunque todos los guerreros comparten los mismos comandos, los resultados de estos son completamente distintos entre sí. Las diferencias entre los quince personajes son acentuadas por medio de la reaparición de hechizos y ataques únicos que consumen energía mágica. Al igual que en Dragon Quest Heroes, algunas de estas habilidades solo pueden obtenerse subiendo de nivel e invirtiendo los respectivos puntos de experiencia.

Entre otras similitudes, Dragon Quest Heroes II mantiene el sistema de “parties” del primer juego y la capacidad de tomar el control de cualquiera de los cuatro personajes que se lleven al campo de batalla en cualquier momento. Además de las habilidades particulares de cada personaje, todos pueden acumular “tensión” a medida que derroten a enemigos. Una vez se llene la respectiva barra, los personajes podrán entrar en un súper estado en el que su ataque y defensa aumenta exponencialmente y la energía mágica se vuelve ilimitada por un tiempo limitado. Apenas se drene la barra de “tensión”, el personaje en cuestión realizará un poderoso ataque que podrá acabar con hordas de enemigos.

Como se ha podido evidenciar, Dragon Quest Heroes II es bastante parecido a su predecesor en varios aspectos. Una mirada superficial del título justificaría el decir que son exactamente iguales. Sin embargo, tal como se mencionó al principio de la presente reseña, Omega Force estaba buscando ofrecer una experiencia más variada y abierta —más semejante a la de un JRPG— con la secuela. ¿Entonces qué novedades presenta Dragon Quest Heroes II? No muchas, pero lo suficientemente importantes para ofrecer una experiencia de juego más variada.

Dragon Quest Heroes II

Si bien en el primer juego todos los personajes contaban con un arma específica y podían equiparse con distintas variaciones de la misma, la secuela permite que los dos protagonistas se equipen con diferentes tipos de armas. No obstante, algunas de estas son exclusivas a roles específicos. Resulta que Dragon Quest Heroes II introduce un sistema de trabajos —guerrero, artista marcial, mago, ladrón y sacerdote—, cada uno de los cuales posee sus propias estadísticas y habilidades. La mayoría de habilidades de estos roles —tanto pasivas como activas— pueden desbloquearse por medio de la inversión de puntos de experiencia, pero hay algunas que solo pueden aprenderse al volverse proficiente con armas específicas. ¿Cómo se hace eso? Pues derrotando a hordas de monstruos. Una vez se suba el nivel de proficiencia con un arma determinada, se puede acudir a un maestro a la ciudad de Accordia para adquirir nuevas habilidades.

A lo largo del juego, Accordia actúa como el escenario base del juego debido a que es el punto de conexión entre los demás mapas y el lugar donde se ofrecen varios servicios que ayudarán al jugador durante la aventura. Además de la posibilidad del cambio de trabajos y el aprendizaje de nuevas habilidades, la ciudad contiene tiendas en las que se pueden comprar nuevas armas, orbes y demás accesorios. También ofrece un puesto de misiones, que comprenden desde la recolección de materiales hasta la cacería de monstruos cumpliendo condiciones específicas, y los servicios de la olla de alquimia, que retorna del primer juego. A diferencia de la de Dragon Quest Heroes, esta se limita a mejorar los efectos de accesorios por medio de la sintetización de materiales. Sin embargo, el servicio más novedoso que ofrece Accordia es la posibilidad de jugar con otros jugadores.

Dragon Quest Heroes II

Ya sea para superar calabozos interdimensionales o misiones de la historia principal, los jugadores pueden crear un lobby y llamar a la acción a otros jugadores o ayudarlos. Ambos casos no solo son una buena forma de subir de nivel, sino que proveen jugosas recompensas y variedad en materia de jugabilidad. Lo anterior se vuelve aún más tentador al tener cuenta el excelente netcode de esta modalidad de juego, que garantiza partidas con el mínimo lag si se posee una buena conexión.

¿Qué hay de los escenarios a los que se puede ir desde Accordia? A diferencia de los de Dragon Quest Heroes, los de la segunda entrega resultan más abiertos y están interconectados con otros. Durante los viajes por estos mapas, que eventualmente llevarán a batallas inescapables correspondientes a la historia, la party podrá encontrar a personajes en peligro —que de ser rescatados ofrecerán experiencia extra— y monstruos mucho más duraderos y agresivos que los típicos enemigos de la franquicia de Dynasty Warriors. Esto último resulta especialmente beneficiador cuando se implementa una mecánica que permite invocar a monstruos tras recolectar medallas de sus cadáveres. Los efectos de estas medallas se dividen en tres roles y contribuyen a que el combate se sienta más variado que en pasados títulos desarrollados por Omega Force.

Visualmente hermoso, en parte por su frame rate de 60 fps, Dragon Quest Heroes II es uno de los títulos mejor presentados de la franquicia. Aunque el pésimo ritmo de su historia puede resultar inicialmente incómodo, las nuevas mecánicas ayudan a que el juego brille por las múltiples opciones de personalización en materia de jugabilidad. Esto no solo invita a probar múltiples combinaciones en las modalidades en línea, sino que incentiva la rejugabilidad. No es un hack and slash perfecto, pero es uno de los mejores productos de Omega Force.

Reseña hecha con una copia digital de Dragon Quest Heroes para PlayStation 4 brindada por Square Enix Latinoamérica.

Calificación de GAMERFOCUS
 
General
8.0

Puntuación final
8.0

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General
10

Puntuación de los usuarios
1 calificación
10

Ya has calificado esta reseña

Comentarios