Juegos
0 comentarios

PES 2018 – La reseña

Por el Jueves 19 de Octubre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Septiembre de este año no solamente ha sido el mes donde los fanáticos del futbol ha visto el inicio de una temporada en las grandes ligas, también ha sido el momento de la llegada de una nueva entrega de los juegos de futbol y PES, como ya es costumbre, es el primero en dar la cara.

Desde su presentación en E3 la gente de Konami ha querido dar a conocer a los periodistas y audiencia que después de varios años de probar con su motor de juego (el FOX engine)  y lidiar con todas las novedades que trae una nueva generación, este juego es el que ellos “han deseado en mucho tiempo”, y desde nuestro punto de vista, PES 2018 ha dado una buena demostración de cómo un simulador futbolístico no sucumbe ante su competencia y por méritos propios sobresale.

En esta ocasión Konami ha decidido no apostar por un único jugador como la imagen del juego, si no que se ha enfocado por un equipo: El Barcelona, con el que ha realizado una alianza que va más allá de tener las licencias en el juego y utilizar su imagen: hemos podido ver como los jugadores han sido scanneados y son reproducidos casi a la perfección, también como hasta en los partidos de  Barcelona (hablamos del equipo de futbol real) hay publicidad de Konami y hasta como los mismos jugadores lo hacen ver como una parte de su diario vivir.

Uno de los puntos fuertes de los que goza PES 2018 ha sido la fuerza que le han dado a los modos cooperativos 2vs2 y 3vs3. Que en esta entrega se lucen por hacerse completamente divertidos y como uno de los aspectos online a tener en cuenta cuando tienes un grupo de amigos con quién disfrutar el juego ya sea online u offline. El juego quiere volver a traer a los amigos a la reunión en un sillón por lo que el cooperativo y multijugador local se ven como un modo importante.

Y es que cuando se pasa por alto los problemas de licencias y se empieza un partido en este juego, lo primero que se siente es la libertad que se tiene en la cancha, los jugadores de futbol parecen  responder a todo lo que el jugador le pide con el control del juego, que en esta ocasión se siente con una respuesta muy rápida haciéndonos sentir que hacemos parte del juego y que los jugadores hacen exactamente lo que tenemos en mente. Un detalle clave es que el juego señala cuál sería el jugador que seleccionaríamos secundario cuando no tenemos el balón, un detalle que parece poco importante, pero que puede valer partidos.

La inteligencia artificial nunca estuvo a un nivel tan alto en un juego de futbol, no es que jugar contra la CPU sea una experiencia placentera, es que en una partida multijugador tus jugadores entienden mejor tus reacciones, tu forma de jugar y a lo largo de los partidos te darás cuenta como se adaptan a tu estrategia ya sea si quieres enfocarte en el “toque-toque”, los contragolpes o hasta la presión alta, popularizada en el futbol real por el FC Barcelona.

Los principales peros de esta nueva entrega están afuera del terreno de juego. PES 2018 parece tan enfocado en la acción del juego, que nos preguntamos si es que en Konami se han olvidado de pulir otros aspectos que en el papel resultan sencillos como son la interfaz y la conectividad que no es que estén malos, si no que son poco atractivos para el jugador y le restan emoción a la experiencia.

La interfaz de PES es apenas correcta, pero sus oscuros colores y agrupación de opciones a veces dificultan encontrar lo que estamos buscando, por otro lado, la conexión al online en los diferentes modos es redundante, lenta y con pantallas bloqueadas que quizá frustren al jugador que quiere jugar una partida rápida. Eso sí, donde hay algo que el equipo de PES se ha ganado muchos puntos es en el campo táctico de los partidos, que se presta para que el jugador haga la formación que quiera a su antojo sin limitarse a una lista de posibles formaciones.

Un detalle muy importante es el posicionamiento táctico de jugadores, el juego entiende que Messi no va a funcionar bien como defensa o que  Juan cuadrado no funciona como un volante central, por eso mismo, le resta puntos de calificación a los jugadores que no estén en una posición cómoda para ellos en el campo y del mismo modo, en la posición ideal les potencia su moral.  Esta sencilla pero útil aproximación hace que el campo táctico del juego sea clave en esta entrega.

PES 2018 goza de una muy excelente conectividad, en todas las partidas online que se disputaron para realizar esta reseña, se portó de maravilla, quizá el esfuerzo de los chicos de Konami en este aspecto fue tan alto, que muchas veces encontrar rival rápidamente se torna difícil por lo “perfeccionista” del juego en la búsqueda del rival con conexión perfecta.  El juego no quiere incurrir en los problemas de lag que se evidenciaron en la entrega del año pasado pero al hacerlo se fueron al otro extremo haciendo aburridísima y larga la espera por encontrar un rival.

El modo MyClub resulta cada día más motivante para el jugador, se siente recompensante y no parece invitar a los jugadores a caer en las microtransacciones o el “pay to win”. Este año además, funcionará como Hub para las principales competiciones en línea y sobre todo la PES League, el torneo mundial oficial. Además cuenta con varias curiosidades como la inclusión de Husain Bolt como agente libre para ser contratado –si, es el jugador más rápido del juego–.

Los modos tradicionales como el modo Be a Legend o la clásica Master League se mantienen muy similares a lo visto en las últimas entregas. En Be a Pro el objetivo es crear un jugador original que tendrá que vivir la carrera de un futbolista: Debutar en un equipo, ganarse la confianza del técnico y entrenar y entrenar para ser el mejor y “ser una leyenda”. En el caso de la Liga Pro, que ha sido uno de los modos emblema de PES desde la primera entrega,  las novedades son más de la presentación, aquí  se acentua un poco el tema en lo que sucede alrededor de los partidos: subir el espíritu del equipo, hacerles compenetrar más y hasta manejar las finanzas son claves para tener un óptimo desempeño aquí. Con esto también hay que vigilar las personalidades de los jugadores pues si estos sobresalen, además de identificar si es una “promesa” o “estrella emergente” lograremos aumentar su valor al ser convocados a sus selecciones nacionales.

Otro de los modos que se ve como fortaleza es el “modo aleatorio” que  mantiene ese espíritu del  juego de amigos del que hemos hablado anteriormente. Aquí a cada jugador le toca un equipo que no conocerá si no hasta jugar y así tendrá que darse a las mañas para poder vencer a su rival si tuvo mala suerte.

Como era de esperarse el juego este año sigue sin las licencias de la mayoría de ligas y equipos internacionales, hemos sentido incluso que se han ido muchas y por ejemplo, ya no tenemos competiciones latinoamericanas por lo que ya no hay Liga Libertadores o Copa sudamericana, tampoco se ve la Bundesliga y duele volver a ver importantes equipos con nombres genéricos y uniformes que no tienen que ver.  Una de las soluciones para mitigar esto y que viene desde las entregas anteriores es el licenciamiento oficial de equipos independientes y en Colombia se cuenta con Millonarios y Nacional, los equipos “más populares” del país como lo explicó la gente de PES en alguna reunión que tuvimos a finales de agosto.

En cuanto al aspecto sonoro, los comentarios realmente no ayudan, en Latinoamérica hay opción mexicana y argentina, siendo los primeros mejores. Aunque se siente el deseo de mejora,  siguen siendo algo robotizados y bastante repetitivos que en lugar de ayudar, le restan emoción a la experiencia general. La ambientación de los estadios es apenas acertada y cumple a maravilla, así como el sonido del balón y del campo como tal. La banda sonora en esta ocasión le hace falta algo de variedad aunque las pistas que tiene realmente funcionan muy bien.

PES 2018 es futbol en estado puro y es quizá el mejor simulador creado hasta la fecha que da cátedra de cómo se debe jugar al futbol, al menos de forma virtual, lastimosamente deja de lado uno de los aspectos más importantes del deporte rey:  la afición y el ambiente alrededor de este que harán algo de emoción a los jugadores. Si no te molesta no contar con las licencias de muchos clubes y solo quiere dedicarte a jugar al futbol solo o con tus amigos, PES 2018 es quizá la mejor opción.

Calificación de GAMERFOCUS
 
General
8.5

Puntuación final
8.5

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General
9.0

Puntuación de los usuarios
1 calificación
9.0

Ya has calificado esta reseña

Comentarios