Juegos
0 comentarios

Spider-Man (2000): Perfecta adaptación cómic-videojuego

Por el Jueves 6 de Julio de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Neversoft consiguió lo que otras compañías tecnológicamente más avanzadas no han transmitido con sus títulos.

spider-man_01

La época donde más adquiriría fama el arácnido enmascarado favorito de todos, sería la que fácilmente se posiciona como la era dorada en la industria de los videojuegos. El SNES y el Sega Genesis prácticamente reinaron en este periodo, aunque encasillando a los superhéroes en un género que cada consola supo perfeccionar, el beat’em up.

Cada nuevo juego de cualquier héroe solo podía ser pensado como beat’em up, y así, Capcom con su Final Fight tenía el motor de juego perfecto para adquirir nuevas licencias, como ocurrió con X-Men: Mutant Apocalypse y Marvel Super Heroes: War of the Gems.

El género beat’em up poco le favorecía a Spidey, aunque hacía un buen papel y su agilidad era notoria, el hecho de no poder columpiarse libremente, tan solo en un espacio de pantalla cerrado con vista lateral, restaba favoritismo por el personaje.

Una de esas experiencias protagónicas, en realidad co-protagónica junto con Venom, sería en el juego Maximum Carnage para SNES. Aunque también pertenecía a los beat’em up ponía al héroe y al antihéroe en las calles de Manhattan con nuevos movimientos y mucho toque visual de cómic. A Maximum Carnage se le reconocía un decente nivel de dificultad, típico en los arcades de la época.

spider-man_02

Sin embargo, para dar un paso significativo en los videojuegos de Spider-Man es necesario avanzar a la 5ta generación de consolas, más exactamente al año 2000. En aquel entonces, Activision tomó control de la licencia y escogió a Neversoft para desarrollar un revolucionario título de Spider-Man para la consola PlayStation, que llegaba a sus últimos años de vida comercial.

Neversoft, certificados con el éxito de la serie Tony Hawk Pro Skater, decidió tomar el mismo motor de juego utilizado en este último y darle la bienvenida 3D al amigable vecino.

El título para la consola PlayStation, que llegaría tiempo después a Nintendo 64, Dreamcast y PC, capturaba la esencia de los cómics de una manera excepcional y resultaba todo un deleite para los seguidores de Peter Parker y su alterego. Spider-Man en realidad se columpiaba entre los edificios de Nueva York con mucha más libertad que lo visto hasta entonces, no podía pisar las calles debido a una supuesta contaminación de gas venenoso por parte del Dr. Octopus (que en términos técnicos evitaba un colapso de memoria en la consola debido a la exigencia en recrear los edificios), pero en cambio se le permitía trepar muros, ventanales, techos, lanzar telarañas, ataques en combo y como dice la pegajosa canción retro incluida en la pantalla de inicio: “Does whatever a spider can!” El genial tema musical era un remix rock n’ roll de la serie animada de Spider-Man de 1960.

Al ser un juego desarrollado por Neversoft, Spider-Man tuvo el privilegio de ser un personaje desbloqueable en Tony Hawk Pro Skater 2; como dato curioso, el Peter Parker de Andrew Garfield también era skater. A su vez, el juego de Spider-Man incluía varios anuncios publicitarios del segundo título de Tony Hawk.

Si bien es cierto que a pesar de ser en 3D se mantenía el concepto de beat’em up, Spider-Man fue diferente porque resultó más fiel a la esencia de lo que el público amaba en el personaje. Era una representación directamente adaptada de las historias publicadas durante la época.

El juego era puro ‘fan service’ pero muy bien hecho, de la manera correcta. No solo añadió trajes desbloqueables como el de Scarlet Spider y Ben Reilly, sino que un gran número de aliados y enemigos de Spidey tenían su propia aparición. Doctor Octopus, Venom, Carnage, J. Jonah Jameson, Scorpion, Rhino, Mary Jane, Mysterio, y una exclusiva pero extravagante versión fusionada de Ock y Carnage como jefe final.

spider-man_03

El propio Capitán América rescata a Spidey tras dicha batalla, mientras que Black Cat, Daredevil, Punisher y Human Torch le comparten de su sabiduría (a su manera) en el transcurso de la historia.

Y por supuesto estaban las escenas cinematográficas generadas por computador. Algunos actores de voz de las noventeras series animadas Spider-Man (increíble) y Spider-Man Unlimited (no tan genial) repetían sus respectivos papeles. Rino Romano (Unlimited) volvía como Spider-Man en una interpretación completamente adecuada; Efrem Zimbalist Jr. se ponía de nuevo en los tentáculos de Doctor Octopus; y Jennifer Hale nuevamente interpretaba a Black Cat y Mary Jane Watson (Unlimited).

No menos importante, Stan Lee era el particular narrador del juego.

Lastimosamente, de todas las versiones fue la de Nintendo 64 la más afectada, ya que dichas escenas y voces fueron reemplazadas por imágenes estáticas tipo cómic, por aquello de la menor capacidad de la consola y no contar con formato de disco óptico.

spider-man_04

La mejor interpretación de la pareja dispareja.

Aclamado por la crítica y los usuarios, Spider-Man fue durante un tiempo el mejor juego basado en el consentido de Marvel, que estaba a punto de generar más ingresos para la compañía gracias al séptimo arte.

Aunque The Lizard estuvo por ser incluido como uno de los jefes principales, fue cortado de la versión final y solo dejaron a varios de sus experimentos reptilianos como enemigos genéricos. Posteriormente aparecería en la secuela del juego junto con Sandman y Electro. Dicho título saldría un año después bautizado como Spider-Man 2: Enter Electro, igual de bueno, pero se sentía más como una expansión en lugar de una nueva apuesta.

Desde aquel tiempo aparecieron otros destacables videojuegos de superhéroes, pero ninguno se ha sentido tan directamente enlazado a los cómics como Spider-Man del 2000.

spider-man_05

Que no te engañen sus poligonales curvas, los rostros humanos no eran tan destacables.

Los siguientes años trajeron la incursión al cine por parte del director Sam Raimi, y con ello sus respectivos videojuegos, uno por cada película. Las consolas PlayStation 2 y GameCube presentaron cada uno de estos, con opciones ampliadas de mundo abierto y una significante mejora en gráficas, propio de cada consola. Ahora se podía recorrer la ciudad libremente sin excusas de gases tóxicos, mientras el jugador se columpiaba entre los edificios de Manhattan cumpliendo el modo historia o la gran cantidad de misiones secundarias. Usualmente es Spider-Man 2 el más aclamado por los jugadores.

Tras una penosa película como Spider-Man 3 y juego similar, la saga tomaría otro rumbo ante la ausencia de nuevas cintas. Títulos como Ultimate Spider-Man, Friend or Foe, Web of Shadows, Shattered Dimensions y Edge of Time recibieron algunas alteraciones en el aspecto visual como el cel shading, un género más cercano al arcade y la presentación de historias originales no vistas en los cómics. Los juegos basados en las cintas de The Amazing Spider-Man fueron a su vez vistosos mundos abiertos en alta definición.

spider-man_06

Portadas exclusivas del juego, una por cada capítulo.

En general, los videojuegos modernos de superhéroes se sienten menos como adaptaciones inspiradas en los cómics y más como adaptaciones de todos los medios en los que se presenta un personaje. El ejemplo obvio y el que seguramente citen la mayoría para contradecir este artículo, es la serie de Batman Arkham.

Por supuesto que son títulos grandiosos, pero se inspiran en todas las versiones de Batman en lugar de exclusivamente las impresas. Por ejemplo, la mayoría de actores de voz son de Batman: The Animated Series y el tono se basa fuertemente en lo establecido por la trilogía fílmica de Christopher Nolan. Hay cientos de guiños directos de los cómics, claro que tienen que estar, pero los juegos de Arkham celebran todo lo que tenga el nombre de Batman. Y sus secuelas solo se rinden homenaje a sí mismas.

Con esto no quiero decir que sea algo malo, todo lo contrario, solo es una razón para argumentar por qué Spider-Man es la perfecta adaptación cómic-videojuego que hayamos recibido.

Comentarios