Juegos
0 comentarios

Utawarerumono: Mask of Truth – La reseña

Por el Martes 5 de Septiembre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
 

Sin importar el capital invertido en un proyecto, la industria del videojuego ofrece bastante variedad y libertad en lo que respecta a diseño. Esto incluye lo visual, pero principalmente se refiere a lo mecánico. No obstante, basta con revisar la historia para evidenciar que ciertos géneros son más recurrentes en regiones específicas. He aquí el ejemplo más ocurrente: mientras que los FPS son en su gran mayoría elaborados en Estados Unidos, los juegos de pelea siguen siendo una especialidad de los desarrolladores japoneses. Por supuesto, esto no significa que el lugar de procedencia o residencia de un diseñador limite su elección en lo que respecta a géneros. Sin embargo, hay un género que se opone a la anterior postura al ser considerado por muchos como un sinónimo de la cultura japonesa: la novela visual.

El origen preciso de este género no se sabe con certeza, pero se popularizó a principios de los noventa. Desde ese entonces, el mercado de videojuegos de Japón está saturado de novelas visuales para todas las plataformas disponibles. Su popularidad es tal que varias han recibido sus adaptaciones animadas. Tal es el caso de Fate/stay night, Danganronpa, CLANNAD y Higurashi no Naku Koro ni. Ya sea por el éxito de estas series u otra razón, la localización de títulos de esta clase ya no es tan inusual. Un buen ejemplo de ello es la franquicia de Utawarerumono, creada por Aquaplus en 2005. Sin embargo, esta ha perdurado especialmente gracias a otros medios como el manga y el anime. Tuvieron que pasar diez años para que el juego recibiera una secuela, la cual fue localizada dos años después.

Desarrollado por Aquaplus y distribuido por Atlus USA en occidente, Utawarerumono: Mask of Deception es un híbrido entre novela visual y un RPG táctico. Además de la mejora gráfica en lo que respecta a los combates, el juego introdujo algunas mecánicas. A pesar de sus novedades en materia de jugabilidad, Mask of Deception se caracterizó ante la crítica occidental por su énfasis en las interacciones entre personajes presentadas a través de amplias líneas de texto, actuación de voz e imágenes estáticas. Ciertamente es un juego dirigido más a los fanáticos de las novelas visuales que a los de los RPG tácticos. Sin embargo, los que disfrutan de esta clase de juegos se alegrarán al saber que Utawarerumono: Mask of Truth —tercera entrega de la saga— ofrece todo eso y mucho más.

Mask of Truth comienza justo donde concluyó el segundo juego y, a diferencia de este, puede causar que nuevos jugadores se sientan perdidos al ser introducidos en el nudo de la historia y a un montón que ya tuvieron su respectivo desarrollo. No obstante, el juego hace un excelente trabajo al utilizar el prólogo para presentar los eventos pasadas de forma que no se sienta terriblemente expositivo. Si bien no hay tiempo para dar un contexto específico sobre las relaciones entre todos los personajes, la mayoría son tan agradables y se les dedica tanto tiempo que el jugador no tardará en encariñarse con alguno de ellos. Por desgracia, lo anterior no elimina el hecho de que algunos sean clichés y que tiendan a ser protagonistas de situaciones igualmente ‘clicheadas’.

Ya que hablar en detalle de la trama implicaría hacer spoilers de Utawarerumono: Mask of Deception, por el momento bastará definirla como una gran guerra entre los poderosos reinos de Tuskun y Yamato, sazonado con el drama producto de las tragedias transcurridas en el segundo juego. Este conflicto es consecuencia de una conspiración alrededor del trono de Yamato que se ha estado cocinando desde el Mask of Deception y su emocionante conclusión sin duda actuará como un buen cierre para los fanáticos de la franquicia. Por supuesto, incluso si conocedores de la serie y/o casuales no disfrutan de la historia principal, las subtramas —que contribuyen a desarrollar aún más las relaciones entre los personajes y son las principales fuentes de comedia— y demás elementos narrativos ayudan a construir una mitología convincente. La existencia de un amplio glosario sirve para reiterar esto.

Aunque las secciones de RPG táctico son mínimas en comparación con las de novela visual, estas resultan tremendamente entretenidas. Al igual que en las anteriores entregas, los combates de Utawarerumono: Mask of Truth se desarrollan en tableros. Cada unidad —que cuenta con habilidades propias, algunas pasivas, otras activas, y afinidades elementales— puede moverse un número de casillas determinadas por turno. Si un enemigo está dentro del área de ataque, el jugador podrá acabar su turno atacando. No obstante, lo que hace que las peleas sean tan interesantes son los QTE que acompañan la ejecución de la mayoría de habilidades. Estas cuentan con valores predeterminados, pero ejecutar correctamente estos QTE permite que causen daños críticos, tengan efectos extra y se acumule más Zeal y experiencia durante los combates.

Utawarerumono

Todos los personajes contarán con una barra que se llenará de Zeal al atacar; sin embargo, los ataques críticos y otras acciones la rellenan más rápido. Una vez esté repleta, el personaje en cuestión entrará en modo Overzeal y contará con un turno extra. Además de mejorar las estadísticas ofensivas, este estado permite realizar el ataque definitivo del personaje. Por fortuna, este no es el único uso que posee el Zeal. A lo largo de los combates, acciones como esquivar, bloquear y contraatacar requieren de un gasto de Zeal. Por supuesto, depende completamente del jugador el cómo utilizarlo. Aunque este sistema de combate incentiva la ofensiva, la estrategia sigue siendo importante.

Otro aspecto importancia dentro de las peleas es el papel que cumple la experiencia. A diferencia de la mayoría de RPG por turnos, los personajes pueden subir de nivel durante los combates. Cuando esto ocurre, el personaje recupera toda su vida y puede ganar una nueva habilidad. El subir de nivel no implica una mejora en estadísticas, ya que estas solo pueden mejorarse por medio de BP (Bonus Points) que se pueden conseguir tras concluir los combates. A lo largo de la aventura, el jugador tiene la posibilidad de repetir combates pasados y entrenar para acumular más BP y experiencia.

Para concluir, es necesario hablar del apartado gráfico. Utawarerumono: Mask of Truth también está disponible para PlayStation Vita, por lo cual la versión de PlayStation 4 se ve limitada por las especificaciones inferiores de la consola portátil. Esto es evidente en los combates, en las que los modelos de los personajes están lejos de explotar todo el potencial de la consola de última generación de Sony. No obstante, sigue siendo un juego agradable a la vista, sobre todo por el arte empleado en las secciones de novela visual.

Utawarerumono: Mask of Truth es un título que no será del agrado de la mayoría de consumidores casuales, ya que prefiere ser una experiencia guiada por su narrativa y dejar la jugabilidad en segundo plano. Dado que no viene localizado al español, tan solo aquellos fluidos en inglés tendrán la posibilidad de disfrutar la entretenida historia. Si se tiene en cuenta lo anterior, se podrá disfrutar de una aventura llena de acción, drama y comedia. Quizás hasta pueda impulsar la llegada de otras novelas visuales a occidente.

Reseña hecha con una copia digital de Utawarerumono: Mask of Truth para PlayStation 4 brindada por Atlus USA.

Calificación de GAMERFOCUS
 
General
8.0

Puntuación final
8.0

Pasa el mouse y califica
Calificación de Usuarios
 
General

Puntuación de los usuarios

Ya has calificado esta reseña

Comentarios