0 comentarios

Asus ZenFone 4 – La reseña

Por el Viernes 20 de Octubre de 2017
Sigue a GamerFocus en redes sociales:
Detalles
 
 

“We Love Photo.” Este sencillo y corto eslogan representa el desafío que ASUS se ha impuesto para posicionarse en el mercado de los smartphones como una firma especializada en fotografía. La cuarta versión del Zenfone presenta claras mejoras con respecto a sus dos versiones anteriores, tanto en aspecto, hardware, y según la promesa de ASUS, las cámaras fotográficas.

Con respecto a su inmediato predecesor, el ZenFone 4 es casi del mismo tamaño, pero más ligero por unos cuantos gramos (155g, 10g menos que el Zenfone 3). Soporta nano SIM dual como el Zenfone 3 o el Zenfone 2, pero puede ser algo confuso ya que, si se decide usar una tarjeta Micro SD en una de las ranuras (hasta 256 GB), sólo puede usarse una SIM. Además, viene equipado con una CPU Qualcomm Snapdragon 630 (octa-core ARM Cortex-A53, 4 a 2.2 GHz y los otros 4 a 1.8 GHz), 4GB de RAM y una GPU Adreno 508 (o 512 dependiendo de la versión, la que probamos es 508). La lista completa de las especificaciones puede consultarse aquí, pero en resumen, claramente hay una mejora en el hardware.

Al revisar su aspecto, no queda duda que el Zenfone 4 es el más elegante y el más bonito de todos los teléfonos de ASUS, nada comparado con el Zenfone 2, una maravillosa máquina diseñada para jugar, pero no muy cómodo a la hora de usarlo. Manteniendo el Gorilla Glass 3, es un celular difícil de rayar, aunque el que probamos sufrió una marca casi imperceptible, pero fue sometido a maltrato por parte de un usuario desordenado quien colocó las llaves en el mismo bolsillo. El diseño es excelente y su parte trasera viene en varios colores (el que probamos es azul), haciendo sentir orgullo al sacarlo para contestar una llamada o un mensaje.

A la hora de jugar presenta un muy buen desempeño, pero curiosamente uno muy similar al del Zenfone 3. Usamos Asphalt 8 de Gameloft y NFL Madden de EA Sports, y en ningún momento el teléfono se quedó colgado o sufrió procesando los gráficos. Este nuevo Zenfone no mostró señales de consumo excesivo en la batería, un comportamiento que sí notamos en el Zenfone 3, y mucho más en el Zenfone 2 (que venía equipado con un poderoso chip Intel poco eficiente en el consumo).

En cuanto a la duración de la batería, el Zenfone 4 pasó con una calificación muy buena. En ambientes de alto uso cotidiano (llamadas constantes, revisión muy frecuente de redes sociales, y varias fotos), la batería de 3300 mAh dura cerca de 22 horas; haciendo uso normal (no tantas llamadas, pero sí revisando redes sociales), logramos 30 horas; y en ambientes de uso limitado, la batería dura casi 46 horas. Al probar con juegos, captura de video o fotografías, estimamos que la batería podría durar cerca de 14 a 16 horas. Recordemos que el Zenfone 2 duraba por mucho 10 horas con un uso normal, así que hay que felicitar a ASUS por la buena evolución. Por otro lado, la carga de la batería es muy rápida, pues requiere cerca de 100 minutos para cargarse completamente. En emergencias, con 5 minutos de carga se puede contar con 2 horas disponibles de uso.

Al hablar de seguridad y multitrabajo, el Asus Zenfone 4 mantiene un detector de huella dactilar (muy similar al del Zenfone 3) y la opción de pantalla dividida, dos funcionalidades muy valiosas para el usuario que necesita una herramienta con privacidad y visibilidad de varias actividades.

En GamerFocus somos muy cercanos a la fotografía, por lo que nos llamó mucho la atención la promesa que hizo ASUS en este producto, un celular especializado en fotografía. El Zenfone 4 cuenta con doble cámara con sensor SONY IMX362, una lente principal de 12 MP (f 1.8, 25mm, PDAF, OIS) y una secundaria gran angular de 8 MP a 120°, todo esto equipado con un flash LED dual con auto-enfoque. La cámara frontal es de 8 MP, capaz de grabar en 1080p y con varias funcionalidades como HDR y panorámicas.

La primera sorpresa que nos causó la cámara principal fue la reducción de resolución de 16 a 12 MP. ¿Por qué lo hicieron? No lo tenemos claro, pero sabemos que ASUS ha venido disminuyendo la resolución, tanto que el “viejo” Zenfone 2 tenía una versión que soportaba 51 MP.

Tomamos varias fotos con el celular, pero lo hicimos como cualquier mortal lo haría, es decir, en automático. Aún así, el Zenfone 4 ofrece varios controles en el modo Pro, donde el usuario puede cuadrar elementos básicos como el ISO, la velocidad de obturación, EV, balance de blancos y enfoque manual. No ofrece control de distancia focal, pero una persona con buenos conocimientos de fotografía puede sobrevivir sin eso.

Cámara del Zenfone 4 en modo manual (Pro).

Cámara del Zenfone 4 en modo automático.

Para una persona que no sabe de fotografía, el Zenfone 4 es una herramienta muy buena, pues satisface muchas de las necesidades básicas que tienen la mayoría de usuarios que usan su celular como cámara (aplicación de embellecimiento en selfies, gran angular para paisajes, zoom, detección de rostros), entregando fotos con buena calidad. Aquí podemos ver unos cuantos ejemplos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La lente gran angular puede ser muy útil en diversas situaciones. Por ejemplo, le tomamos una foto al dragón principal -lastimosamente ficticio- que estaba en exhibición en SOFA 2017 con la cámara principal, como también otra con la cámara de gran angular. Los resultados hablan por sí mismos:

Cámara gran angular. El dragón y otros elementos son capturados en la imagen.

Cámara principal. El dragón sale recortado.

Un hecho curioso ocurre con el modo automático al retratar personas. La cámara hace un desenfoque selectivo y automáticamente difumina el fondo junto con todos los objetos que no son esa persona. Puede ser algo muy interesante y bonito, pero a veces el desenfoque falla…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el otro extremo del espectro, un conocedor de fotografía se topará con un dispositivo con controles muy intuitivos y fáciles de manejar, pero que no podrá competir con una cámara fotográfica de verdad. La funcionalidad de Zoom no nos trajo buenos resultados, pues al aumentar a 2X la foto pierde calidad en el grano; en su estado normal, la calidad del grano se mantiene. Aún así, la calidad de los colores es muy buena, y al utilizar esta cámara en ambientes “profesionales” como un estudio fotográfico, responde muy bien a los cambios de iluminación en modo automático a pesar de que los valores ISO no son muy estándar que digamos (hay serias diferencias con las cámaras reflex, suponemos que esto pasará con otros celulares especializados en fotografía, ¡hay que probarlo!).

La foto de arriba no tiene Zoom, y su calidad de grano está muy bien. La de abajo, tiene Zoom, perdiendo calidad de grano. Modelo y maquillaje: Geraldine Mora.

La lente principal es muy buena capturando detalles, como lo podemos ver en la foto del hermoso Formula 1 de Ayrton Senna (un juguete de apenas unos 8cm de largo). Por otro lado, esta misma lente y la gran angular sufren mucho capturando paisajes con baja iluminación, pero calma, es algo que las cámaras de más alto nivel tampoco han podido solucionar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El precio de la versión del ZenFone 4 que probamos es de $1’899.900 pesos colombianos y podrá adquirirse desde el 25 de octubre. La versión más avanzada, el ZenFone 4 Pro, costará cerca de $2.900.000 a $3.000.000 a partir del 10 de diciembre. Si usted no tiene tanto dinero, puede preguntar por las versiones ZenFone 4 Max de 5,5 pulgadas y de 5.2 pulgadas; el más grande de estos tiene un precio de $849.900, mientras que el más pequeño vale $799.900, ambos disponibles desde el pasado 5 de octubre. Hemos notado que en las versiones de alta gama, ASUS ha venido aumentando el precio de los Zenfone, pero aún así sigue siendo competitivo en términos de costo-beneficio al compararlo con otros celulares similares (en especial Samsung y Sony, cuyos precios son un tanto descabellados para su hardware).

El Zenfone 4 es el modelo más elegante de toda la familia de celulares de ASUS. Contando con un hardware competitivo y su cámara dual Sony, este dispositivo promete pisar muy fuerte en el segmento de alta gama por su relación costo-beneficio. Para un usuario sin experiencia en fotografía, este celular está verdaderamente diseñado para capturar muy buenas imágenes en momentos donde no hay tiempo para ajustar los controles (su modo automático funciona bastante bien). Por otro lado, un fotógrafo disfrutará este celular pero en ningún momento remplazará sus herramientas principales de trabajo.

Comentarios