Conecta con nosotros

Cine y TV

Cinco cosas que Saint Seiya Omega hizo bien

¿Un desastre que merece cierto crédito o una obra subestimada?

Publicado

el

Navega →

El regreso de los caballeros de acero

omega60_14

Si tienes buena memoria o viste la serie original, recordarás a los caballeros de acero: una iniciativa desarrollada bajo orden directa de Mitsumasa Kido, el “abuelo” de Saori, antes de su muerte. Estos estaban conformados por tres chicos —Sho, Daichi y Ushio— entrenados por la Fundación Graude con el objetivo de servir de apoyo a los caballeros de bronce, participando activamente en algunos episodios y siendo espectadores en otros.

Tanto en el anime original como en Omega, el entrenamiento de los caballeros de acero es netamente físico y sus armaduras fueron creadas con tecnología de punta para compensar la incapacidad de sus usuarios para desarrollar el cosmos. No obstante, lo interesante es la aplicación argumental que se les da en Omega.

Tras la batalla contra Marte, el ejército de Athena se vio decimado por todos los caballeros muertos en combate. Nuevos usuarios irían a reclamar las armaduras de los caballeros caídos. Sin embargo, Saori Kido sabía que no era un proceso sencillo y podía tomar un buen tiempo. Desafortunadamente, una nueva guerra se aproximaba y tiempo era lo único que no tenían.

Ante la necesidad de suplir la falta de caballeros, Saori retomó el proyecto iniciado por su abuelo. Inmediatamente, la Fundación Graude comenzó a crear armaduras de acero en masa y a entrenar huérfanos y cualquier individuo que estuviera dispuesto a prestar sus servicios para el próximo conflicto. Por desgracia, al no ser tan fuertes como un caballero real, estos terminaron siendo carne de cañón en la guerra contra Pallas.

Aunque no fueron tan importantes, el regreso de los caballeros de acero fue la solución más lógica dentro de la mitología de Saint Seiya para solucionar la carencia de caballeros causada por la anterior batalla. Puede que no te guste, pero es consistente e interesante.

Navega →

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas