Connect with us

Cine y TV

Aquaman – Reseña

♪ Bajo del mar, bajo del mar. ♫

Publicado

en

Aquaman es la sexta película del llamado ‘Universo Extendido de DC’. Este universo compartido no se ha recuperado de las duras críticas y mediocre taquilla de Liga de la Justicia y, por si fuera poco, sigue cargando el peso de otros filmes, tales como Batman vs Superman y Escuadrón Suicida.

El rey del mar tiene que ganarse la confianza del público y los críticos, además hacer mucho dinero en todo el mundo. Tiene que ser una nueva Mujer Maravilla, pero con un personaje que durante muchos años fue considerado un chiste. ¿Lo logrará?

Arthur Curry (Jason Momoa) es un tipo musculoso y bonachón. Disfruta de la cerveza y salvar las vidas que peligran en altamar. Es el heredero del trono de Atlantis, pero no quiere tener nada que ver con el reino al que acusa de la muerte de su madre (Nicole Kidman). Sin embargo, se culpa a sí mismo en secreto.

En este mundo, Aquaman ya es conocido gracias a los hechos de Justice League, pero el combate contra Steppenwolf apenas se menciona una vez y queda olvidado. Afortunadamente, hay temas más urgentes que atender.

Orm (Patrick Wilson), medio-hermano de Arthur y actual rey de Atlantis, ha decidido que es hora de dejar de soportar los abusos de la superficie que contamina los océanos. Desea una guerra, pero para lograrla requiere el apoyo de los demás reinos marinos. Su prometida Mera (Amber Heard) y su consejero Vulko (Willem Dafoe) trazan un plan para que Arthur intervenga y salve el mundo de una guerra.

Así comienza una divertida aventura llena de acción y comedia que deja muy atrás el tono triste y oscuro que identificó a las primeras películas de esta franquicia.

Aquaman

Aquaman entra por los ojos. El atractivo físico de sus protagonistas, sus coloridos trajes y los espectaculares escenarios CGI en que se desarrolla la historia capturan nuestra atención de inmediato y no la sueltan.

No es la primera vez que vemos reinos submarinos ni extrañas criaturas del abismo en la pantalla grande (un saludo para la gente de Otoh Gunga en Star Wars Episodio I), pero la combinación de todos estos elementos —diseños de naves y armaduras, coloridos seres extraños y momentos tan absurdos como un enfrentamiento entre un hombre que monta un caballo de mar gigante contra otro que va sobre un tiburón que dispara rayos láser— hacen de Aquaman algo realmente especial.

Especial, mas no único. En este sentido recuerda bastante a El destino de Júpiter. Esa ambiciosa obra de las hermanas Wachowski tiene, al igual que la película de la que hablamos hoy, impresionantes diseños de escenarios, naves y armamento. Pero también una mitología innecesariamente compleja, una historia que tiene que detenerse a explicar a cada momento lo que está ocurriendo y un protagonista masculino al que le encanta quedarse sin camisa.

Aquaman

Aquaman quiere ser muchas cosas a la vez: una película de origen, una aventura a lo Tomb Raider en busca de un objeto legendario, una historia de fantasía épica y una fábula sobre el destino. Obviamente no hace bien ninguna de estas cosas.

El desarrollo toma elementos de varias sagas de los cómics de Aquaman. Los lectores reconocerán situaciones calcadas de La Fosa, Los Otros, El Trono de Atlantis, La muerte de un Rey e incluso las mayores sorpresas de Maelstrom sin la carga emocional que tuvieron en las páginas (pueden leer sobre algunas de estas historias aquí). Cada una de estas sagas hubiera podido convertirse en una película, pero al juntarlas en una sola cinta el resultado es una obvia saturación.

Esta sobrecarga de elementos afecta también a los personajes y los temas. Las motivaciones y evolución de los personajes son superficiales y a la vez forzados. Arthur cambia de personalidad cada par de escenas, nunca entendemos las razones que llevan a Mera a actuar del modo en que lo hace y aunque Orm parece tener algo de razón en sus planes (vengarse por la contaminación del océano), es un tema que solo es mencionado una vez y no se le da mayor discusión.

Es una lástima, ya que en los cómics estos son personajes con trasfondos y motivaciones muy complejas e interesantes. Al menos se respeta que Mera es tan poderosa como Aquaman y la película los trata en todo momento como iguales.

Aquaman

El tema ambiental no es el único que se deja rápidamente de lado. Esta película presenta bastantes posibilidades para hablar de otros temas como el racismo —representado en el rechazo hacia Arthur en Atlantis por ser mestizo— y los injustos privilegios monárquicos —solo la realeza tiene ‘poderes’ para sobrevivir en la tierra, hablar con la vida marina y controlar el agua—, pero no lo hace.

Es bueno que contemos con James Wan detrás de la cámara para darle sentido a todo esto. El director de Juego Macabro y Rápido y Furioso 7 es la principal razón por la que esta película luce tan bien. No es solo por los escenarios y efectos CGI de los que ya hemos hablado, sino por la forma en que sigue la acción. Wan hace que las escenas de combate y persecuciones tengan la menos cantidad de cortes posibles para que los movimientos de los personajes luzcan fluidos y los espectadores podamos disfrutar de las coreografías de pelea, en las cuales Jason Momoa utiliza un estilo particular.

Y hablando de Momoa, toca decirlo, no es un gran actor. Aunque esto lo compensa con su presencia y carisma, no es suficiente para llenar un rol protagónico. Afortunadamente, está acompañado en todo momento por actores de la talla de Willem Dafoe, Amber Heard y Patrick Wilson, que ponen todo su empeño en darle prestigio a este filme sobre personas acuáticas.

Aquaman

A pesar de sus defectos, Aquaman es una película que vale la pena ver. Solo el hecho de poder sumergirnos en la estética de su universo es razón suficiente para salir del cine felices. Los fanáticos del cómic sonreirán al que personajes como Black Manta y Ocean Master lucen exactamente igual que en las páginas y la acción está llena de momentos increíbles y efectos deslumbrantes.

Puede que le falte profundidad tanto a nivel temático como en el desarrollo de sus personajes pero, con excepción de la genial Mujer Maravilla, sigue estando muy por encima de las demás películas del universo extendido de DC.

También hay un pulpo músico y una batalla con un kaiju. ¿Qué más quieren?

Aquaman
3.3/5 Nota
Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas