Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

Artemis Fowl: El Mundo Subterráneo – Reseña

La adaptación cinematográfica de la popular serie de novelas para público juvenil no está a la altura del material original.

Publicado

en

A muchos les gusta considerar a Artemis Fowl como el «anti Harry Potter». A pesar de las similitudes entre ambos personajes —adolescentes británicos relacionados con el mundo mágico—, Artemis es a todas luces un villano. La serie de libros que protagoniza, en la que lo conocemos como un enemigo de las hadas que a veces actúa como antihéroe, ha sido un éxito de ventas y crítica. 

Durante muchos años, sus lectores soñaron con ver estas aventuras convertidas en películas. La espera llegó a su fin. Aunque su estreno en la salas de cine fue frustrado por la pandemia del coronavirus, ya podemos ver Artemis Fowl: El Mundo Subterráneo en servicios de ‘streaming’. Tristemente, lo que tenemos en pantalla no está a la altura de lo que leímos en los libros.

En el mundo de Artemis Fowl, las hadas son reales. Hay un mundo subterráneo habitado por elfos, duendes, enanos, centauros y toda clase de criaturas mágicas que se mantienen ocultas del mundo de los humanos. Para su desgracia, el pequeño Artemis Fowl Jr. está al tanto de su existencia. Este auto-denominado «genio criminal» busca apoderarse de una gran cantidad de su oro y tiene un plan a prueba de errores que demuestra toda su inteligencia, codicia y maldad.

Esta no es la historia de la película, sino de la primera novela de la saga. Es importante que la conozcan para que entiendan qué es lo que hizo tan atractivo a este libro y cómo falló el filme a la hora de adaptarlo. 

La gracia de las novelas de Artemis Fowl reside en su protagonista. La idea de seguir las aventuras de un niño genio que no se acomoda a la figura del típico héroe juvenil fue tan transgresora como llamativa. Pero en la película, Artemis no es un villano y termina convertido en un protagonista heroico, arquetípico y aburrido. Su objetivo es rescatar a su padre de las garras de un hada malvada. Para ello, debe apoderarse de un arma feérica de gran poder e intercambiarla por la vida de su progenitor. Aunque esto lo lleva a enfrentarse con las hadas buenas, se pierde toda la intención original del personaje que hacía del libro descrito como “Duro de Matar con seres mágicos” algo tan especial.

Artemis Fowl reseña

En este afán de conciliar la nueva personalidad de Artemis con el planteamiento de la novela, terminaron usando un guion con una excesiva cantidad de exposición en la que la mayoría de los diálogos se usan para explicar el porqué de lo que vemos en pantalla. Los personajes realizan acciones que contradicen sus propias personalidades y la película traiciona su propia lógica. Por ejemplo, la forma en que surge una amistad entre Artemis y Holly es totalmente injustificada. Por fortuna, es una cinta corta que apenas supera la hora y media de duración. No obstante, la acción apenas comienza a la mitad. Cuando llega el final, sentimos que solo acaba de terminar el segundo acto. Es una historia incompleta.

Todo este desastre se debe a que Disney parece haberse acobardado en su propósito de crear un filme con un protagonista no heroico. Lo visto en algunas escenas borradas apuntan a que, originalmente, Artemis sí iba a ser un personaje más villanesco, pero esto fue cambiado en posproducción. La intención original fue corregida agregando una larga narración en ‘off’ que termina confundiendo y aburriendo. También resulta claro que nuevos diálogos fueron sobrepuestos a las escenas, creando un efecto aún más desconcertante.

El director Kenneth Branagh ha declarado en entrevistas que esta es solo una historia de origen y que veremos al Artemis Fowl «mente criminal» en las secuelas. Si de verdad este era el plan original, fue un terrible error. La primera película de una franquicia no solo debe presentar a los personajes, sino ser una historia satisfactoria por cuenta propia. Uno creería que el director de Thor debería saber esto. ¿Cuántas supuestas franquicias de Hollywood no han muerto tras estrenar solo su primera parte? Continúan repitiendo el mismo error.

Artemis Fowl crítica

Estos no son todos los problemas de Artemis Fowl: El Mundo Subterráneo. Para comenzar, las actuaciones son terribles. Ferdia Shaw, el joven que interpreta al protagonista, no transmite ninguna personalidad ni nos convence de que este personaje sea un genio. Lo mismo pasa con Lara McDonell, que nos presenta a una Holly Short aburrida. Nonso Anozie está terriblemente desaprovechado. Colin Farrell interpreta al padre de Artemis y se nota en sus expresiones que preferiría estar en cualquier otro lugar. Por su parte, Judy Dench demuestra que puede seguir tomando pésimas decisiones incluso después de aparecer en Cats. Entre menos hablemos del papel de Josh Gad, mejor.

Los efectos especiales también son decepcionantes. El trol que aparece en una de las principales secuencias de acción parece sacado de una de las primeras películas de Harry Potter, estrenada hace dos décadas. Es como si la tecnología de gráficos por computadora no hubiera evolucionado desde entonces.

Artemis Fowl: El Mundo Subterráneo me hace sentir lástima por los seguidores de la franquicia. He aquí una historia diferente a todas las demás aventuras de fantasía, lista para convertirse en un fenómeno cinematográfico. Pero la cobardía de los estudios la convirtieron en un producto genérico. Esta saga fílmica murió aquí. El hecho de que Disney decidiera lanzarla en ‘streaming’ en lugar de esperar para ponerla en la pantalla grande demuestra que tampoco le tenía mucha fe. No hay forma de que le hagan una secuela tras tremenda pérdida de dinero.

Artemis Fowl película

Con algo de suerte, en algunos años alguien intentará reiniciar la saga con diferentes actores y una visión que sí le haga justicia a los libros. Pero de momento, eso es solo una fantasía. Artemis Fowl: El Mundo Subterráneo es una terrible película y no deberían perder su tiempo con ella.

Artemis Fowl: El Mundo Subterráneo
1.8/5 Nota
Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas