Conecta con nosotros

Cine y TV

Avengers: Age of Ultron – La reseña

Velocidad, embrujo y el mejor «Bro-Fist» en todas las películas de Marvel.

Publicado

el

Después de tres años y cuatro películas (Iron Man 3, Thor: Mundo Oscuro, Capitán América: El soldado del invierno y Guardianes de la galaxia) llegó la esperada secuela a la producción que reunió a los personajes más populares de Marvel en una sola pantalla. Esta vez, la ambición fue mayor y la prueba de esto es la historia que fue un poco más atrevida con la intención de conectar una serie de sucesos que tendrán importancia en el futuro.

Avengers: Age of Ultron continúa con la línea de sucesos que se han venido atando desde su primera película cuando los Chitauri invadieron Nueva York, de hecho, este suceso cobra gran importancia en el origen del “villano” de esta película: Ultron. No obstante, para entender lo que sucede en esta cinta es importante tener presente que no es una secuela directa, sino que hay historias intermedias que nos dan a entender las motivaciones de los personajes.

El ejemplo más claro es Tony Stark/Iron Man, que traumatizado por los eventos de Nueva York y El Mandarín (más bien, el falso Mandarín) espera proteger la Tierra de cualquier amenaza sin importar el costo, así eso signifique pasar por encima de los demás Avengers. Entrar en detalle sobre la creación de Ultron no es el caso de esta reseña, esa sorpresa queda para verla en pantalla, lo realmente importante es tener presente que este es uno de los villanos más icónicos de este grupo de superhéroes.

Ultron (James Spader) es una inteligencia artificial con un solo fin, detener a los Avengers, lo que significa poner en marcha un elaborado plan para acabarlos desde adentro. Para ello no solo cuenta con todo el conocimiento de la red, sino con la ayuda de dos nuevos personajes a la franquicia: Pietro Maximoff (Aaron Tylor-Jhonson) y Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen). Pietro se encargará de ser un dolor de cabeza para los Avengers por su extrema velocidad, pero el verdadero daño va por cuenta de Wanda que podrá manipular sus mentes para debilitarlos por separado.

Esta película tiene la misma estructura que Avengers del 2012, es decir, empezará presentándonos un grupo consolidado pero con problemas que tras un fuerte golpe a su ego trabaja unido para superar un temible suceso. Esto no es precisamente malo teniendo en cuenta que es un filme fluido y divertido que logra cautivarnos por el, diría yo, emblemático toque de Joss Whedon.

El UCM (Universo Cinemático de Marvel) es fuertemente criticado por el tono humorístico en sus películas, aparentemente, “le resta credibilidad” a los sucesos. Para desgracia de los críticos en este aspecto, las situaciones hilarantes están de vuelta incluso por parte de Ultron; sin embargo, yo soy de esas personas que creen que dichas situaciones fueron hechas con mesura para que no interfirieran de forma negativa en el desarrollo del argumento de la película.

Aun así, no todo son risas y comentarios sarcásticos por parte de todos los personajes, esta nueva entrega es también el fruto de la evolución de una franquicia y de un argumento que poco a poco se va haciendo más complejo. Es incorrecto decir que su trama es más oscura, sin embargo, sí es más seria en la medida en que nos deja ver que no todos los protagonistas de la historia son seres ideales. Gracias a este enfoque, es posible conectarnos más con los personajes porque conoceremos sus preocupaciones, temores y, en algunos casos, su pasado.

avengers-age-of-ultron-02

Hay un punto complejo a analizar en Avengers: Age of Ultron, y es que se siente como una película de transición para algo más grande. Esto no es ajeno al MCU, ya que desde 2008 se ha sentado la importancia de los Avengers en el futuro, pero particularmente en esta película parte del enfoque en la trama se centra en lo que puede ser Infinity War. Sin embargo, para explicarlo vamos a ir por partes sin hacer algún spoiler.

Era indudable que el papel de Wanda iba a ser importante para el desarrollo de la trama y debido a sus embrujos es que el argumento central se pone sobre ruedas. No obstante, a partir de este punto los conflictos de Tony y las visiones del futuro de Thor son las que se vuelven importantes porque establecen un conflicto mayor dándonos a entender la importancia de las gemas del infinito y el Teseracto. Evidentemente, esto no solo hace referencia a Avengers: Infinity War, sino también a Thor: Ragnarok.

avengers-age-ultron-04

Pero ¿dónde queda entonces la semilla de rivalidad entre Iron Man y Capitán América que nos conduce hacia Civil War?, en ningún lado, dado que no es la prioridad de esta película. Aunque es cierto que se pueden ver polos opuestos de opinión entre los personajes, no es nada que no se haya visto antes, por lo que no se siente que el enfrentamiento entre estos héroes sea el centro de esta entrega. Con esto en mente, no hay duda de que esta labor recaerá en los hermanos Russo, directores a cargo de la tercera cinta del Capitán América.

Para ser una película con una cantidad amplia de personajes, Avengers: Age of Ultron cumple con tratar a cada uno de ellos con propiedad. Es cierto que hay unos más predominantes que otros, sin embargo, no por ello los otros se sienten como actores de reparto que solo están por estar. Algo clave para entenderlo a fondo, es que esta producción ata más cabos de los imaginados con Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D., consolidando así una vez más la idea de un universo unido y consistente.

En esta ocasión, Marvel realizó una gran campaña de promoción para la película, más para mal que para bien, pues le quitó el impacto que merece ya que la gran cantidad de avances y declaraciones de actores, entre otro contenido publicitario, le han restado novedad a lo que pudieron ser grandes sorpresas en pantalla. Así mismo, se encargaron de vender Avengers: Age of Ultron como una mega producción de calidad épica, lo que está más bien lejos de la realidad, ya que solo se trata de una muy buena película de superhéroes.

En general, esta es una muy buena producción de Marvel, tal vez no la mejor, (para mí ese puesto se lo lleva Guardianes de la Galaxia), pero también es cierto que esta película, como la primera de Avengers, es la que se encarga de darle paso a una nueva serie de elementos que marcan el desarrollo de una nueva fase cinematográfica que está a punto de comenzar tan pronto veamos los créditos de Ant-Man el próximo julio.

Avengers: Age of Ultron cumple con las expectativas, es una película divertida que se preocupa por el futuro de la franquicia y por consolidar nuevos personajes que seguro serán el foco de futuras entregas. Vision sin lugar a duda es ahora una pieza más que importante en todo el rompecabezas del MCU que Marvel ha construido hasta ahora y del que poco a poco se van acercando sus más importantes producciones. Como es usual con la compañía, los cameos y referencias a otros lugares y personajes están a la orden del día, Wakanda es uno de ellos. Tal vez lo único completamente reprochable de esta entrega, es que nuevamente desperdicia preciados segundos con una escena postcréditos que deja mucho que desear. Es hora de superar a Thanos.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas