Connect with us

Cine y TV

Avengers: Infinity War – La decepción de Steve y Natasha

Dos de los mejores exagentes de SHIELD acumulan un nivel de experiencia que los convierte en piezas claves contra Thanos.

Publicado

en

Los Vengadores son actualmente un equipo fracturado. Aquella metafórica bomba de tiempo que por allá en 2012 dejó sus diferencias atrás para salvar a Nueva York de una invasión Chitauri, acto que a su vez desplegaría todo un nuevo universo de series y spin-off, no resistió poco más que la revolución de un androide y la regulación impuesta por un concilio mundial. Pero desde antes las cosas no andaban bien para dos de los seis Vengadores fundadores.

El punto de inflexión tanto para Steve Rogers como para Natasha Romanoff fue el descubrimiento de una extensa infiltración de H.Y.D.R.A. en las entrañas de S.H.I.E.L.D., cuya disolución obligó a un financiamiento privado para Los Vengadores, cortesía de Stark. Pero más allá del respaldo monetario, los exagentes de SHIELD perdieron la dirección de su antiguo jefe Nick Fury, así como el apoyo de cientos de compañeros en la corrupta organización, cuyas pocas almas buenas restantes pasan por sus propios problemas en la serie Agents of SHIELD, de paso olvidados por el MCU.

En un mundo donde no puedes confiar en quienes creías que podías confiar, y donde terminas en plena guerra civil contra antiguos aliados en armas y amigos cercanos, es muy difícil permanecer con esperanza.

“Son más parcos. Cuando peleas por algo que sabes es importante pero no está siendo realmente reconocido o apoyado por una gigantesca organización o incluso la sociedad… toma un cierto costo y puedes sentirlo de alguna forma”, señala Scarlett Johansson, describiendo cómo su personaje de la Viuda Negra y el del fugitivo Capitán América hacen equipo de manera encubierta para ayudar a los que lo necesitan, a pesar de no tener recursos y huir como criminales de guerra tras violar los Acuerdos de Sokovia.

Mientras Natasha continúa con la tendencia de alterar su corte y ahora color de cabello para distraer a las autoridades (un rubio guiño a otra Black Widow de los cómics), Steve porta un cabello más largo y barba que lo aleja del todo de aquel bonachón patriótico e inmaculado. Es cierto que gracias a estas debutantes apariencias pueden realizar con mayor efectividad operaciones de incógnito, pero aquel aspecto también es un reflejo del estado de sus corazones, no románticamente hablando.

“Él se ha convertido en alguien desilusionado con el paso del tiempo. Con cada película aprende un poco más que el mundo no existe de la forma en que quisiera que fuese, por eso hay una conexión entre él y Black Widow. Ella ha visto bastante más al respecto, por lo mismo es un poco más endurecida, y en cierta manera es lo que él observa y aprende de ello. Cuando cosas como estas suceden [The Winter Soldier, Civil War], es como la destrucción de un sistema de creencias en algún grado, y puedes terminar siendo un poco frío como resultado. Puedes resultar uniéndote a personas que han pasado por experiencias similares, y Natasha ciertamente ha enfrentado mucho de esto”, añade Chris Evans sobre el cambio en la forma de pensar de su personaje a través de las diferentes películas.

Incluso cuando Steve y Natasha han pasado una gran cantidad de tiempo juntos, su relación permanece más como una amistad platónica. En términos de romance, para el que no habrá mucho espacio en Avengers: Infinity War, Natasha se reencontrará con su antiguo y temporal amor de Avengers: Age of Ultron. Pero no será una reunión llena de rosas y suspiros para Bruce Banner, que tras dos años como Hulk y los eventos de Thor: Ragnarok, aún intenta ubicar su lugar en el planeta próximo a ser invadido por Thanos. De hecho, no comprende cómo sus amigos resultaron yéndose a los puños y dividiendo el equipo.

Ha pasado un buen tiempo y Natasha ha dejado esos sentimientos por Bruce en el pasado, según Johansson, quizás como aceptando que en ese mundo no puede darse tal lujo de una vida “normal”. Además, en aquel tiempo habían decidido que sacrificarían sus deseos personales por el bien común… engañando a Hulk y encerrándolo en un Quinjet para que terminará perdido en el espacio y en una arena intergaláctica de gladiadores, viviendo como un campeón. A veces las consecuencias de enamorarse pueden ser desastrosas con trasfondo exitoso, pero seguro Bruce lo superará.

También tenemos a Thanos, quien en los cómics hace todo por amor a la entidad de la Muerte, pero que en este ámbito fílmico ama por encima de todo el equilibrio universal. Thanos es, en palabras de Evans, “los peores temores convertidos en realidad” para Steve. La primera vez que observas un portal abrirse sobre el cielo de Nueva York entiendes que es una posibilidad, entonces con esperanza reúnes a un equipo de incomprendidos y los haces trabajar juntos como solo un capitán puede hacer. Tomas control de la situación con tus soldados.

¿Pero cómo saber cuan poderosos esos enemigos pueden llegar a ser? ¿O si solo son los peones de un ente mucho más colosal? Ese es justamente el peor escenario en el que se encuentra envuelto Rogers, cuando se cruza con el verdadero potencial de alguien que sinceramente quiere y puede destruir tu planeta natal. Después de vivir la traición de tu gobierno y de tus amigos, enfrentar al más grande dictador de un lejano rincón del espacio parece el camino más natural. Cuídate de quien no tenga nada que perder, Thanos.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas