Conecta con nosotros

Cine y TV

Batman vs Superman: El Origen de la Justicia – Reseña Doble

Los héroes más emblemáticos de DC llegan a la pantalla grande. ¿Podrá el Origen de la Justicia iniciar de manera oficial el Universo Extendido de DC? Averígualo en nuestra reseña.

Publicado

el

Lex Luthor anunciaba en diversos tráilers que veríamos el mayor duelo de titanes de la historia. Pero, ¿Batman v Superman: Dawn of Justice cumple con esa afirmación? El primer crossover cinematográfico del esperado universo DC hace varias cosas bien, integra de manera correcta los personajes y muestra un trabajo justo de Zack Snyder. Pero no está libre de errores o de aspectos que disminuyen su potencial.

Batman v Superman: Dawn of Justice inicia de manera directa, gastando los créditos de apertura en el origen de Batman (rapidito, gracias), y mostrando la batalla de Metrópolis entre Superman y Zod a través de los ojos de Bruce Wayne. Una tragedia causa el rencor del millonario hacia el alienígena, sentando las bases suficientes para un enfrentamiento anunciado de manera unilateral pero que poco a poco tomará forma debido a las intervenciones de Lex Luthor, un exitoso empresario y genio científico que no quiere rivales a su alrededor mientras cumple con su misteriosa agenda.

La historia provocará más de una discusión, no porque sea floja o mal encaminada por Snyder (al menos la mayoría del tiempo); de hecho bebe de un montón de fuentes más allá del popular cómic The Dark Knight Returns de Frank Miller, las transforma y luego encaja sus piezas para lucir coherente, con un Superman que a pesar de las dudas trata de cumplir con la misión de proteger a la gente y un Batman experimentado pero agotado por las constantes batallas (dentro y fuera de su mente). Sin embargo, hay ciertos momentos y conversaciones que no cierran de manera adecuada o no llevan a ninguna parte, luciendo innecesarios y opacando la aventura que al final resulta entretenida gracias a buenas actuaciones y giros argumentales de interés, algunos de los cuales abren varias ramas hacia el futuro de este universo.

Esto no será un problema para aquellos que lleguen al cine con mente abierta y a entretenerse sin más. Será más complicado para los «puristas extremos» del Universo DC Comics: cuando comparen a Batman v Superman: Dawn of Justice con el material gráfico al que están acostumbrados (e incluso con las fuentes que mencionaba antes) se sentirán fuera de lugar y criticarán bastante los cambios impuestos a los estereotipos de los protagonistas. Snyder se toma bastantes libertades para construir la historia y describir su forma de ver a los héroes de DC, en especial a Batman, mucho más cruel y duro que en otras versiones, llevado al punto de ser capaz de matar, algo que ni en sueños veríamos en los cómics (salvo contadas excepciones).

BvsSRev_3

El papel de Ben Affleck resulta bien hecho. Atrás queda el criticado Daredevil, es el turno de ser Bruce Wayne en un momento crítico de su vida. No sé si sea el mejor Batman de la historia del cine, pero puede estar cerca gracias a su forma gris, amarga, cansada y sin dudas para el uso del método que cumpla sus fines (incluyendo un estilo de pelea cuerpo a cuerpo soberbio); es el vengador que acepta estar fuera de la ley pero que ve necesidad en ello para evitar más tragedias, combatir el crimen y evitar el potencial peligro kryptoniano reflejado en Superman. Henry Cavill sigue asentándose como mi favorito en el rol del Hombre de Acero, aceptando la carga que supone representarlo porque no es un héroe fácil de explorar por ser visto siempre como un símbolo a seguir, no como un personaje. Hago mención especial de Jeremy Irons, interpretando de manera genial a Alfred con momentos que resultan más fieles a sus apariciones en cómics y series animadas.

¿Y dónde queda Wonder Woman? Es la sorpresa de la cinta, y me alegra que me haya tapado la boca. Cuando anunciaron a Gal Gadot como la actriz que la encarnaría sentía dudas sobre el poder que podía reflejar en pantalla, pero fueron borradas con cada momento en que era mostrada, siendo la Señorita Prince en su vida civil o la amazona guerrera en el último tercio de la cinta, dando vitalidad al primer combate cinematográfico de la ‘Trinidad DC’ y complementando las actitudes de Batman y Superman. Inteligente y valiente, sus minutos son valiosos e influyen de manera muy importante en la construcción del universo DC en la gran pantalla, lo que será amplificado con su prometida película en solitario.

Por el lado del villano de turno las cosas son agridulces. Jesse Eisenberg logra mostrarnos un Lex Luthor juguetón, cínico y excéntrico pero nunca infantil o ridículo (como ha sido la costumbre en las producciones de Superman), es más, notamos que en verdad tiene un gran plan en su mente que va más allá de lo pensado. El problema viene en la justificación del mismo: no hay una motivación clara para mover sus fichas (salvo una pequeña circunstancia que deben ver en la película y no quiero spoilear); con algo más de profundidad habría logrado desbancar a cualquier villano del cine de superhéroes.

BvsSRev_1

Pero considero que hay un error mayor en toda la película: condensa mucho. Si bien es extensa y mantiene cierta coherencia, hay tanta historia por contar y tanto fondo por explicar que muchas veces nos asfixiamos, recibiendo más información de la que podemos procesar o viéndola compactada en escenas demasiado ajustadas o sin sentido. Le agradezco a Chris Terrio y David S. Goyer por tratar de ofrecer muestras de la mitología DC en el guión, pero muchas de ellas merecían un mejor tratamiento o un desglose más adecuado.

Los efectos especiales son correctos en ejecución, tienen el sello del director y en su mayoría resultan adecuados a pesar de lo destructivos que puedan parecer; lástima que algunos momentos del CGI resulten postizos o genéricos, como el diseño del monstruoso Doomsday. Es más importante la música, que da continuidad a la banda sonora de Man of Steel del genial Hans Zimmer e integra nuevos temas (con ayuda de Junkie XL) que describen casi por sí mismos las personalidades de los héroes debutantes (oscuros y directos para Batman, épicos y casi tribales para Wonder Woman).

Considero que Batman v Superman: Dawn of Justice es una película que cumple con el objetivo de entretener pero dividirá notablemente a los espectadores, no por tener que escoger al héroe favorito, sino por el grado de disfrute que obtendrán al verla debido a la representación libre de estos embajadores del universo DC, algunas decisiones de diseño del argumento, las sorpresas dañadas por el exceso de tráilers y el curioso final del relato. Será más probable que quienes no gusten de ella la odien a todo dar, mientras que aquellos que se diviertan tengan diferentes grados de recordación de la cinta. Pero sobre todo esto, es claro que Warner Bros. y DC Comics dejan una base amplia para trabajar en el desarrollo de las nuevas cintas de los héroes de la Liga de la Justicia; espero que los errores se corrijan y los aciertos sean cuidados con cariño, en especial de cara a la historia de Wonder Woman.

Páginas: 1 2

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas