Connect with us

Cine y TV

Batman vs Superman: El Origen de la Justicia – Análisis a fondo

Bienvenidos a un análisis a fondo de la película que tanta polémica ha desatado desde su estreno.

Publicado

en

ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE BATMAN VS SUPERMAN: EL AMANECER DE LA JUSTICIA

Hay muchas rivalidades grandiosas en la historia de la ficción: Gokú contra Vegeta, El Doctor contra El Amo, Merlín contra Mab, Kyo Kusanagi contra Iori Yagami… pero ¿Batman contra Superman? Eso es extraño. En el canon de los comics ellos son antes que nada amigos, muy buenos amigos. Cierto, ambos son muy diferentes y no tienen los mismos métodos para hacer justicia, pero si llegan de verdad a enfrentarse suele ser porque uno de los dos está bajo control mental o porque es una historia “alterna” situada en otro universo o continuidad. Como dije, ellos son muy buenos amigos.

Y aún así existe una obsesión entre buena parte de los aficionados por verlos enfrentarse y suelen usar a uno como contraste del otro en una dicotomía tipo luz y oscuridad, sol y luna, día y noche que a la larga no tiene mucho sentido narrativo; después de todo ambos están en el mismo lado y, mire por donde se mire, Superman es muchísimo más poderoso que Batman. Usar el tan repetido tema de que “con suficiente tiempo de preparación Batman puede derrotar a quien sea” para equilibrar en el campo de batalla resulta mucho menos interesante que verlo, por ejemplo, tratar de sobrevivir repentinamente los ataques de un hombre de acero controlado por un villano, que es exactamente lo que ocurre en “Hush”, un arco argumental de los comics de Batman en el que ocurre el único enfrentamiento que vale la pena entre estos personajes.

Y sí, cuando digo el único también estoy incluyendo la película sobre la que les voy a hablar y que es en parte resultado de esa obsesión que comenté. Este es un enfrentamiento que considero que no vale la pena ver.

Es la verdad, Batman v Superman: Dawn of Justice no solo no me pareció una buena película. De hecho, me pareció una película terrible. Pero tranquilos que lo que van a leer no es un rant ni una simple crítica diciendo que “no me gusta porque así no son los comics” o que “no me gusta porque Marvel hizo tal cosa”. No. Lo que pretendo aquí es hacer una disección de algunos elementos del film para tratar de entender por que no funcionaron para mi y tantos otros críticos. Ademas ya aquí en GamerFocus tenemos dos muy buenas reseñas de este film que escribieron Oscar Niño  y Alex Leon.

Ahora si, comencemos.

Recordando una catástrofe

Una de las principales críticas que se hizo a Man of Steel es que pone el “espectáculo” por encima del desarrollo y el mejor ejemplo de ello es la impresionante batalla contra Zod al final de la película. Los niveles de destrucción son tan altos y muestra tan poca preocupación de Superman por los daños colaterales que no se puede ignorar que miles de personas habrían muerto durante el combate, incluso por causa directa del protagonista.

bvs_02

Conociendo esto, Zach Snyder (director del film) y David S. Goyer (guionista) optaron por enfocar una parte de la trama de su continuación en las consecuencias de las acciones de Superman y haciendo que varios personajes, empezando por el mismo Bruce Wayne, desconfíen de él a causa de lo que tuvieron que experimentar ese terrible día en Metropolis. Esta es una muy buena idea que podría llevar a una exploración interesante del personaje. Incluso hay escenas que parece que llevan en esa dirección, aunque finalmente fracasan (más adelante ahondaré en esto) por ahora quiero enfocarme en como esto se muestra en una de las primeras escenas de la película.

METROPOLIS

EL DÍA QUE EL MUNDO CONOCIÓ A SUPERMAN

Esta tarjeta de título (curiosamente la única que se usa en todo el film) no es seguida por un acto heroico del hombre de acero, sino por escenas de la terrible destrucción causada por él y Zod. Las imágenes de edificios cayendo, nubes de humo, personas huyendo y sobre todo la imagen de un avión chocando contra el terraformador kryptoniano son una referencia inequívoca a los atentados del 11 de septiembre de 2001. El hecho de que Metrópolis fuera un equivalente en el mundo DC a New York solo refuerza este paralelo.

El problema aquí es que vincular mediante ese título a Superman con el peor ataque terrorista de la historia de los Estados Unidos lo pinta, si no como villano, al menos como alguien peligroso, alguien incapaz de salvarlos a todos, y nos lo muestra así a través de los ojos de Bruce Wayne. Nosotros como audiencia comenzamos así sea inconscientemente a verlo igual.

Por si fuera poco, a continuación tenemos una escena en un país africano donde Lois pretende entrevistar a un líder rebelde. Las cosas salen mal y Superman interviene causando que los rebeldes reaccionen asesinando a la gente de una aldea (lo cual luego se revela como una conspiración de Lex Luthor). Batman v Superman no está conforme con poner a Superman en medio de la destrucción del 9/11, sino que básicamente lo pone también como un participante de Benghazi.

Fue aquí donde me comencé a preocupar. Tras ver Man of Steel sospechaba que Goyer y Snyder no comprendían a Superman. Ahora estaba creyendo que en realidad lo odiaban.

¿Qué es ser un héroe?

Esta es la estatua de Superman en el parque Centenario de los comics. Es una imagen que refleja la forma en que lo ven los habitantes de ese mundo: Heroico, importante, digno.

bvs_03

Y esta es la estatua que tiene en esta película.

bvs_04

Esta estatua transmite un mensaje muy diferente. Con una pose que puede representar un dios superior a los humanos que se agacha a ofrecer misericordia pero que también resulta oscura y amenazadora. Además es una estatua que eclipsa el homenaje a las víctimas del ataque de los kryptonianos que se encuentra a su lado.

Así es como esta película ve a Superman, con reverencia pero con miedo. Con respeto pero con odio. No lo deja olvidar que por cada persona que salva hay otras que mueren. Hay una escena en que Clark sube a una montaña (una escena que por cierto, no conecta de ninguna manera con el resto del film) y tiene una visión de su padre que le recuerda un momento de su infancia en que su abuela le dijo que era un héroe por una acción que salvaría su granja, pero causaría la inundación de una granja vecina. También hay un montaje en que vemos a Superman realizar varias acciones heroicas como salvar a las víctimas de una inundación o rescatar a los astronautas de un transbordador que explota, pero lo que oímos son debates de televisión sobre si Superman es una amenaza y en los que Neil DeGrasse Tyson nos explica cómo la simple existencia de un ser como él “devalúa” a la humanidad.

Superman simplemente no puede ganar. La película lo humilla con cada una de sus acciones. Los humanos lo aman o lo odian. Las cosas son blancas o negras sin matiz alguno. En una sociedad tan polarizada como la norteamericana esta puede ser una visión más “realista” de cómo se trataría en a un superhéroe en el mundo real pero… ¿es realmente la imagen que queremos de Superman en el cine? ¿Queremos que el más grande superhéroe de todos los tiempos, el más importante símbolo del bien, el ejemplo al que deberíamos aspirar como seres humanos se reduzca a una metáfora de la división entre extremos morales de los Estados Unidos?

¿Por qué esta película odia tanto a Superman?

Sé su héroe, Clark. Sé su ángel. Sé su inspiración. Sé lo que ellos necesiten que seas. O no seas nada. No le debes nada a este mundo. Jamás se lo has debido – Martha  Kent

Bueno, digamos que esta es una aproximación válida para contar una historia sobre este personaje (sí, lo es. Tal vez no sea la apropiada pero es válida) ¿Cuál es el problema entonces? Que es un tema que no se termina de desarrollar. Al final del film sigue sin resolverse el problema de “ser un héroe”. Superman parece tener al menos tres arcos argumentales que no encajan entre sí. Tenemos el dilema del héroe del que estamos hablando, tenemos el del Superman que desconfía de Batman y su modo de hacer justicia y por último tenemos el de su relación con Lois. Las escenas que desarrollan una de estas tramas no sólo ignoran, si no que contradicen a las otras y al final de todo, el sacrificio que hace Clark no termina de resolver ninguna de ellas. Las escenas de su funeral no demuestran nada sobre su aceptación entre los humanos y las frases de “inspiración” de cajón no concuerdan con ninguna temática del film. El mismo Bruce dice que nadie sabía cómo rendirle homenaje más allá de cómo un soldado. Esto tampoco resuelve su opinión de Bruce pues el acuerdo entre ambos se limitó a unirse por una coincidencia en un nombre y una amenaza mayor, y finalmente al sacrificarse obviamente elimina su relación con Lois. La película no solo no resuelve a Superman, sino que lo saca de un modo indigno de la ecuación, lo que me lleva a preguntarme otra vez…

¿Por qué esta película odia tanto a Superman?

“El tiene el poder de acabar con la humanidad y si creemos que hay aunque sea un 1% de probabilidades de que sea nuestro enemigo debemos tomarlo como una certeza absoluta”

No, esta no es una frase de un político republicano tratando de justificar un ataque contra algún país de medio oriente que supuestamente tiene armas de destrucción masiva. Esto no lo dijo Dick Cheney, ni siquiera George W. Bush. Esto lo dijo Bruce Wayne refiriéndose a Superman.

bvs_05

Creo que esta es una representación perfecta de lo que representa este film. Guerra preventiva, miedo a lo diferente, disparar antes de preguntar. Esta es una gran temática que se ha usado muy bien en el pasado sobre todo para criticar eventos como la guerra en Iraq… pero aquí no funciona ya que se toma el lado contrario de la historia, aquí se quieren justificar esas acciones.

A media película tenemos un cambio de escenario radical en el que Batman, en una pinta a lo Red Son, se está enfrentando al ejército de un Superman fascista y asesino (que por alguna razón usa los Parademons y el símbolo de Darkseid). Bruce despierta de este “sueño” para encontrarse con una versión alterna de Flash diciéndole que él tenía razón. Luego vuelve a despertar de ese otro “sueño”. Esta es obviamente una referencia al comic y videojuego Injustice en el que tras la muerte de Lois Lane, Superman se convierte en un tirano que controla el mundo. Lo que nos dice la película mostrando esto es, tal como dice esa versión de Flash, es que sí, que Superman se va a convertir en todo lo que teme Bruce.

A pesar de todo esta secuencia no tiene ningún efecto en la trama (más allá de una tonta referencia a una “corazonada” en el final). Bruce ya desconfiaba enormemente del hombre de acero y no hay razones para que él crea que no es más que un simple sueño causado por sus propios temores por lo tanto solo hay dos razones para incluir esta secuencia. La primera es para hacer un guiño a los fans de ese comic que es increiblemente popular. La segunda es que…

 … Esta película realmente odia a Superman.

En serio. El director y guionista están buscando justificar el odio y la guerra preventiva contra un “inmigrante ilegal” que es diferente a ellos (¡si no acabamos con él se va a convertir en un tirano que nos esclavizará a todos!). Esto no es solo una muestra de desagrado hacia Superman, es realmente una irresponsable justificación de unas políticas que solo han traído guerra y destrucción al mundo.

Dioses entre nosotros

¿Recuerdan la cantidad de paralelos que se hacían entre Clark y Jesús en Man of Steel? En Batman v Superman continúan con algunas pocas referencias al mesías cristiano, como que para matar a Superman, Batman haya creado justamente una «lanza» con kryptonita (y no podemos ignorar que una película en la que «El salvador de la humanidad» se sacrifica se estrene justamente en Semana Santa) pero esto queda en segundo plano ya que se pasa a hablar directamente de Superman no como mesías sino como un dios.  No hablo solo de escenas en que las personas parecen adorarlo tras verlo salvar a alguien, hablo de que los personajes se refieren a él LITERALMENTE como un dios. Lo interesante es que en esta película la idea de un “dios” tiene connotaciones directamente negativas. Ningún personaje principal celebra la idea de un ser superpoderoso que les ayude y les salve, aquí todos temen que sea un dios que se vuelva contra la humanidad, lo odian porque ahora saben que no son especiales y lo odian porque no puede salvar a todo el mundo o porque “no lo salvó de los golpes de papá cuando era pequeños”.

Este último es el razonamiento de Lex Luthor para odiar a Superman. Este villano, un multimillonario que lidera una empresa de…. de… nunca lo dicen, pero se asume que es una empresa de tecnología tipo Google (no es casualidad que hayan elegido al protagonista de The Social Network para este rol). Este hombre con obvios problemas mentales que suenan como si hubieran eliminado al Joker de la película y hubieran tenido que darle los diálogos a él. Es por alguna razón un consentido del departamento de defensa, lo que le permite crear una innecesariamente complicada conspiración que implica matar gente en África, en el congreso de los Estados Unidos, a su propia asistente (Ay Mercy, te extrañaremos), tener acceso al cadáver del General Zod y a toda la tecnología kryptoniana y secuestrar a personas importantes para Clark solo para que Batman y Superman peleen porque… ¿por qué? ¿por qué dios no evitó que su padre le pegara cuando era pequeño? En serio, la única razón lógica es que hizo esto a causa de los problemas mentales que obviamente tiene y que nadie más en esta película parece notar (¡por dios, si hay una escena que gira en torno a una jarra con su orina!).

bvs_06

Esto desemboca en la creación de Doomsday, cuya existencia no tiene mayor sentido dentro del film más allá de crear un “jefe final” para que la trinidad combata unida contra él y porque, claro, si quieren matar a Superman hay que hacerlo referenciando el canon de los cómics y poniendo en pantalla a la criatura que acabó originalmente con el hombre de acero, así no tengan una buena excusa para hacerlo. Por cierto, el diseño de este ser as absolutamente genérico y aburrido.

Dark, brooding, important (♪ Darkness, no parents ♫)

En lo que va de este artículo me he enfocado mucho en Superman. No es raro. La trama de esta película gira alrededor de él aunque no es su personaje más importante. El verdadero protagonista de esta historia es Batman y es a través de él, de sus ojos, que se nos presenta esta película e incluso las escenas en las que no está presente, están filtradas a través de lo que él ha expresado antes.

Pero este no es el Batman que hemos visto en otras películas o en las líneas principales del cómic. Este es un Batman que se define a sí mismo como un criminal, que actúa con más violencia que nunca, que no duda en matar para cumplir sus propósitos. Muchas veces se ha hablado del caballero oscuro como un enfermo mental o de lo negativo de sus obsesiones pero este va mucho más allá. Más que obsesionado con la justicia, Bruce Wayne es aquí un hombre obsesionado con una ideología extrema, con un futuro que no existe más que en su mente (probablemente) y con que las cosas se hagan solo a su manera. Aquí no tenemos un Comisionado Gordon o un Robin (se sugiere que ha muerto) que le sirvan de vínculo con la justicia y con su propia humanidad, solo tenemos a un Alfred resignado que más que aconsejarlo y retarlo, simplemente acepta las cosas como son ahora y le sigue la corriente. Esta es la versión exagerada de Batman de la que se burlaban en The Lego Movie, de hecho, es casi una parodia en sí misma. La situación llega a ser tan absurda que hay un montaje de entrenamiento de Bruce golpeando y arrastrando neumáticos. Es tan ridículo que si le hubieran puesto una canción de Survivor como banda sonora no desentonaría en Rocky IV.

bvs_07

El Batman “de siempre” podía llegar a ser una figura trágica pero este es un verdadero monstruo. Un villano que la película nos presenta como el verdadero héroe. Solo al final podemos ver una luz, un cambio en su forma de actuar, pero la forma en que se da este momento tan importante en su historia raya en lo ridículo. Al menos puedo hablar bien del trabajo de un Ben Affleck totalmente comprometido con el papel y que hace lo que puede con esta versión tan gruñona del hombre murciélago.

Martha

Esta bien. Yo entiendo lo que pretendía la película con este momento. La idea de que Bruce se enterara que su madre y la madre de Clark comparten el mismo nombre debía presentarse a él como una revelación de la humanidad de Superman, se supone que debía ser un momento en que el se diera cuenta de su error al odiar a una persona por ser “diferente” y darse cuenta que son más parecidos de lo que creía… pero es presentado de una forma TAN ABSOLUTAMENTE ATROZ que todo el significado se pierde. Traer un flashback a la muerte de sus padres y mostrar el nombre de su madre como si se tratara de una gran revelación o giro en la trama reduce todo el impacto del momento convirtiéndolo en una especie de decisión egoísta de Batman, un “tal vez si pueda salvar a una Martha después de todo”.

Toda la carga emocional que el film no había arruinado antes se pierde del todo en este momento. De repente Clark y Bruce son ya amigos. No se resuelve ninguna de las preocupaciones que uno tenía sobre las acciones del otro, no han aprendido nada sobre los valores de su rival. Siguen siendo completos desconocidos… pero nuestras madres tienen el mismo nombre así que olvidemos todo lo que ha pasado.

bvs_08

En si la misma pelea es un despropósito. Esta era una situación que se podía arreglar de inmediato. Superman solo tenía que explicar el secuestro de su madre para que Batman se diera cuenta del plan de Luthor. ¡Incluso él le dice a Lois que esto era lo que iba a hacer! Pero Batman le empuja primero, y el responde empujándolo también y entonces siguen empujándose como dos niños que no conocen una mejor manera de arreglar las cosas. De verdad me dio vergüenza ver a dos hombre adultos… no… dos superhéroes íconos del bien comportarse de este modo y ahora sólo puedo rogar al cielo que este no sea el caso en Captain America:Civil War y allí encuentren una mejor razón para justificar que nuestros héroes llegan a los puños uno contra el otro.

Wonder Woman presents: Trailers

Si hay algo en lo que estamos de acuerdo tanto los que disfrutaron la pelicula como los que no, es que la presencia de Gal Gadot es lo mejor de esta producción. Lastimosamente creo que en total La Mujer Maravilla no alcanza completar los 10 minutos de presencia en pantalla y no solo eso sino que su papel es bastante irrelevante. ¡Me encantó verla! Eso no lo discuto, pero la verdad es que si eliminamos sus escenas de la trama no se pierde absolutamente nada y en la batalla final sus acciones bien habrían podido entregarse a Superman (y algunas a Batman) sin ninguna diferencia.

bvs_09

La principal función de la Princesa amazona en esta película es una escena en que literalmente nos presenta “teasers” de las próximas películas del universo cinematográfico de DC. Aquí si tengo que hacer una comparación con Marvel. A mi me encanta la forma en que las películas de ese estudio construyen el mundo mediante referencias, menciones y “huevos de pascua”. Pero aquí decimos adiós a la sutileza y en lugar de hablar de un ser que vive en las profundidades del mar o de mostrar que algo pasa corriendo muy rápidamente en una escena post-créditos prefieren interrumpir la historia de la película para mostrarlos como parte de una subtrama muy forzada.

Y aún así esta escena hubiera podido ser protagonizada por Bruce en lugar de Diana, ya que se establece que el tambien vio estos trail… videos. Ella es tristemente innecesaria.

Bueno, tendremos que esperar a 2017 para ver a nuestra querida Wonder Woman en todo su esplendor en su propia película, ya que aquí a duras penas nos dejaron disfrutar el verla.

El corte teatral

Todas la ideas que hemos comentado aquí son interesantes: Lo que significa ser un héroe, el daño colateral de las acciones heroicas, el ser más poderoso del mundo convirtiéndose en un villano, el choque de ideologías entre superhéroes y la metáfora de estos como nuevos dioses… pero a Batman v Superman le basta con presentar estas ideas para dar una falsa impresión de profundidad y las deja al aire, sin desarrollarlas o resolverlas. Entiendo que muchos espectadores se vean inicialmente impresionados al ver temáticas como esta y les haga pensar que estamos ante una obra inteligente, pero la verdad es que estas no pasan más allá del análisis más simple.

Tengo una teoría de por qué esta película es así. ¿Recuerdan que se anunció que la edición del Blu-Ray es clasificación “R”? También se mencionó que habría casi media de contenido cortado de la película. 30 minutos es mucho tiempo y me cuesta creer que sean solo escenas violentas. Estoy seguro que buscando hacerla más corta eliminaron escenas clave para el desarrollo de personajes y de la misma trama. Esto explicaría el mal montaje y el ritmo tan desastroso que tiene el film, pues habrían cortado todas las elipsis y vínculos entre escenas. El producto que vimos en cine resulta incoherente, con personajes moviéndose entre escenas de forma caótica que no encaja con el tiempo transcurrido o los eventos actuales (el mejor ejemplo es la escena de Clark en las montañas). Incluso en ocasiones se hace referencia a eventos que nunca vimos que ocurrieran, como que en el combate de Batman y Superman ellos se llamen por sus nombres reales, aunque nunca vimos una escena en que se los revelaran (se puede argumentar que Clark sabía que Bruce es Batman, pero nunca lo dejan claro).

Pero aún si es así esto no excusa a la película de su mala calidad y debemos juzgarla por lo que vimos y no por lo que no. La culpa recae directamente en su director Zach Snyder y en el guionista David S. Goyer . No hablaré mucho de este último ya que sabemos que es un escritor terrible que solo ha tenido un buen guión en su vida y que además odia los comics. Este es el tipo que dijo que She-Hulk fue creada para darle a Hulk alguien con quien tener sexo. Odio a este hombre. Mejor hablemos del señor Snyder.

Snyder Style

bvs_10

Lo confieso, yo era fan de Zach Snyder. 300 me parece absolutamente fantástica, Watchmen y Dawn of The Dead me gustan muchísimo y Sucker Punch… tengo una relación complicada con Sucker Punch. Me gusta mucho visualmente y me encantan las ideas que intenta transmitir, pero su desarrollo es tan desastroso que no puedo decir que sea una buena película. Creo que esta representa bien lo que es el señor Snyder; Él sabe crear en pantalla un gran despliegue audiovisual pero no necesariamente sabe ponerlo al servicio de la historia que pretende contar, por eso la batalla de Superman y Zod al final de Man of Steel puede resultar espectacular pero a la vez chocar tan feo con el tono de la película y con la misma idea de lo que define a Superman.

Sin embargo, en Batman v Superman no vi casi nada de lo que me gustaba de su trabajo. Pongamos por ejemplo su insistencia en el slow-motion que tanta espectacularidad dio a las escenas de acción en 300 aquí la usa para las escenas dramáticas y tristes (como Bruce caminando hacia el mausoleo de sus padres) en lugar de ponerlas en la batalla contra Doomsday para acentuar el poder de los personajes involucrados. Snyder es un director de acción pero las pocas secuencias de acción que tienen no resultan nada especial; El combate de los dos personajes principales resulta ser muy corto  y no muy espectacular, mientras el combate contra Doomsday, sobre todo en su fase final, está tan lleno de rayos y luces que se hace incomprensible a veces. La única escena que puedo alabar es un combate de Batman contra los secuaces de Luthor, pero esta, igual que las demás, está aún peor iluminada que los combates de pasillo en la serie de Daredevil, por lo que a veces se pierden detalles de la acción. Imagino que los que la vieron en 3-D se perdieron aun de más detalles a causa de la cantidad de iluminación que se roban las gafas.

Fanboys y Fangirls everywhere

Todos estos fallos han sido ampliamente comentados por muchos críticos profesionales y esta película está teniendo muy bajas notas alrededor del internet y la prensa especializada. Muchos dicen que Warner y DC deben estar locos si le dejan a Snyder dirigir la película de Justice League que ya comenzaron a producir y dado que él ha dicho que le gustaría dirigir una película de Fountainhead (Ser fan de Ayn Rand explicaría la aproximación tan objetivista que él tiene hacia estos héroes) algunos lo dan por hecho, pero la verdad es que esto no cambia nada. Batman v Superman es “demasiado grande para fallar” y ni todas las críticas negativas del mundo van a impedir que sea un éxito en taquilla. Después de todo las películas de Transformers son horribles y siguen haciéndolas.

Batman v Superman no es un buen film. Si usted lo disfrutó, me alegro, tal vez en el fondo usted solo quería ver a estos héroes juntos en pantalla grande o la trama es suficiente para lo que usted esperaba. Eso está muy bien. Pero los que buscamos en un film más que simple entretenimiento, los que queremos ver una buena historia, personajes bien desarrollados, emoción e incluso profundidad en su trama estamos comprensiblemente decepcionados. Tristemente lo que está pasando es que muchos fanboys y fangirls están respondiendo muy agresivamente hacia los críticos, acusando a las publicaciones de estar siendo «pagadas por Marvel o por Disney», acusando a los escritores de «no haber comprendido la película» o en el peor de los casos diciendo que es «una película para los fans y no para los críticos». Una frase absolutamente carente de sentido que no comprende cual es el objetivo de las críticas.

Esta bien. A uno no le gusta que hablen mal de algo que le gustó a uno, pero en lugar de responder de esta forma, tal vez simplemente puedan explicar las razones por las que les gustó a ustedes, o tal vez pueden leer estas críticas para obtener una mejor comprensión del film. Aceptar que tiene fallos no va a hacer que les guste menos. Quiero leer sus comentarios y los animo a que escriban, pero con respeto, por favor.

Aun quedan algunos puntos por análizar. Podríamos hablar mas sobre la iluminación del film, sobre la forma en que su estructura afecta las escenas de acción, podríamos analizar incluso hasta el diseño y color de los trajes y puedo gastar cientos de renglones mas quejándome del diseño de Doomsday… pero creo que ya es suficiente y he dejado clara la forma en que funciona esta película y las razones por las que tantos críticos decimos que es un mal film.

El «universo extendido de DC» va a continuar. De eso no hay duda y la verdad es que temo que siga por esta misma línea. Yo sigo amando a los personajes de esta empresa y quiero verlos en películas mejores. Al menos por ahora cuento con las excelentes series de TV como The Flash, Supergirl y Legends of Tomorrow que los presentan de un modo en que me gusta pasar tiempo con ellos.

Querida Harley Quinn. En tus manos ponemos el futuro del universo cinematográfico de DC. Por favor, Suicide Squad, se buena.

Pueden leer más de Sir Laguna en su blog Siento un Ki Maligno, seguirlo en Twitter, hacerle preguntas frikis en Ask.fm o ver sus videos en su canal de YouTube.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas