Conecta con nosotros

Cine y TV

Castlevania (temporada 4) – Impresiones

Tras cuatros años, la serie de Castlevania ha llegado a su final. ¿Estuvo a la altura de las expectativas? ¿Cerró con broche de oro?

Publicado

el

La franquicia Castlevania es una épica que se desarrolla a lo largo de múltiples generaciones. Desde la oscura Edad Media hasta el nuevo milenio, hay cerca de 30 entregas que relatan la lucha del clan Belmont y sus aliados contra Drácula y las criaturas de la noche. Dada la longitud de la franquicia gótica de Konami, muchos fanáticos daban por sentado que la serie de Netflix creada por Warren Ellis iba a extenderse por múltiples temporadas para explorar todas las aventuras de los descendientes de Trevor Belmont. De hecho, la escena de Saint Germain en el Corredor Infinito durante la temporada 3 reforzó esta creencia/teoría.

Para bien o mal, tal no terminó siendo el caso.

Con el anuncio de la fecha de estreno de la temporada 4 de Castlevania, Netflix dio a conocer que sería la última. Aunque por el momento se desconoce si esta siempre fue la intención, los fanáticos por fin pueden ver el final de la historia de Trevor, Sypha y Alucard.

¿Es mejor que la temporada 3? Más importante, ¿cierra esta querida serie con broche de oro? Eso es lo que descubriremos en esta reseña de la temporada 4 de Castlevania (Netflix).

Respondamos la primera de las preguntas planteadas. Sí, la temporada 4 de Castlevania supera con creces a su predecesora. Más allá de lo subjetivo, como puede ser la caracterización de personajes, la última temporada goza de una animación mucho más consistente y un mejor ritmo que la tercera. Aunque no era aburrida ni lenta, las diferentes subtramas de la temporada 3 se desarrollaban de forma independiente. Esto conllevaba a una segmentación de la narrativa y que hubiera historias mejores que otras. En el caso de la tercera temporada, las de Isaac y Hector brillaban sobre las del trío original por el desarrollo de personajes. Por fortuna, tal no es el caso en la última temporada de Castlevania.

Si bien cada uno de los protagonistas sigue por su camino, la temporada 4 de Castlevania goza de un claro hilo argumental en la forma de Saint Germain. A lo largo de 10 episodios, las acciones de este personaje llevan a que las antes separadas subtramas se unan para un gran clímax. Sin embargo, este no es el único elemento que contribuye a ese superior ritmo.

A diferencia de anteriores temporadas, en las que las batallas funcionaban como una catarsis, la cuarta está repleta de combates de principio a fin. No pasa un minuto del episodio 1 antes de que comience el primer combate de la temporada 4. De hecho, hablemos del episodio 1.

Castlevania cuarta temporada 4 final Netflix Trevor Trevor Belmont Sypha Belnades Muerte Alucard

El episodio 1 de la temporada 4 de Castlevania empieza con la escena final de la subtrama de Trevor y Sypha. Aunque el cinismo que caracteriza a la temporada 3 fue uno de los aspectos que criticamos en nuestras impresiones, ya que la serie podía ponerse insoportablemente ‘edgy’, la última temporada finalmente le da un uso. El mundo en el que viven Trevor y Sypha no es un una típica fantasía en la que los héroes siempre salen victoriosos. Con vampiros o sin ellos, la muerte y el sufrimiento de inocentes es pan de cada día. De hecho, la serie hace énfasis en cómo esto ha cambiado a Sypha y Alucard. No menos importante, refuerza que Trevor Belmont es un producto de este mundo. Aun así, el último de los Belmont y la hechicera hacen lo correcto y tratan evitar la resurrección de Drácula.

Aunque hay aspectos de la temporada 3 que envejecen bien gracias a la última, esto no quiere decir que haya sido completamente redimida. Por ejemplo, si bien la serie reconoce los eventos ocurridos en la tercera temporada, las consecuencias de la subtrama de Alucard son completamente irrelevantes. En el mejor de los casos, el final de dicha subtrama apuntaba a que desarrollaría la misma desconfianza hacia los humanos que su padre por culpa de su trauma. En el peor, Alucard se convertiría en el próximo Drácula. Sin embargo, la cuarta temporada se refiere de forma burlona a dicho trauma como “no uno de los mejores días de Alucard”. Una vez es llamado a la acción, no duda en dar su ayuda a los humanos.

No estamos sugiriendo que este cambio es malo. Al contrario, permite a Alucard ser el paragón que siempre había sido. Solo deja aún peor parada su subtrama en la temporada 3.

Castlevania cuarta temporada 4 final Netflix Trevor Trevor Belmont Sypha Belnades Muerte Alucard

Ahora, hay un elemento que mantuvo su calidad con respecto a la anterior temporada. Ese es Isaac, que injustamente quedó ausente en nuestras impresiones de la temporada 3. Tras los eventos de la temporada 2, Isaac se volvió uno de los protagonistas de la serie. Su objetivo original —vengarse de los que traicionaron a Drácula, una referencia a Castlevania: Curse of Darkness— poco a poco empezó a cambiar gracias a sus interacciones con diferentes miembros de la humanidad que quería ver muerta. Su propósito original —tan trillado y aburrido como la interpretación original del personaje, cuya única característica era ser un amanerado— era al servicio de un gran hombre, pero no uno infalible. No menos importante, era un deseo que continuaba subyugándolo a ser la herramienta de Drácula. En estas últimas dos temporadas, hemos visto cómo se ha transformado de un personaje reactivo a uno activo.

Lo mismo no puede decirse de Hector, incluso si esto no quiere decir que sea una mala subtrama. Tras ser dominado psicológica y físicamente, los fanáticos pensaban que el camino hacia su libertad sería tortuoso y lo llevaría a desarrollar una personalidad más dura. Sería el paralelo de Isaac. Sin embargo, tal no fue el caso. Desde el principio de la temporada 4, Hector ya es frío y calculador. Ahora, esto no quiere decir que la conclusión del personaje sea mala. Eso sí, resulta decepcionante la falta de consecuencias durante el trayecto de Hector.

Concluyamos con un aspecto bueno y uno malo. Como se mencionó, el clímax de la temporada final de Castlevania es grandioso. Esto no solo aplica a lo visual, sino por todo lo que ocurre. Sin duda dejará contentos a los fanáticos de los juegos. No obstante, resulta evidente que la serie deja demasiados cabos sueltos. Hay personajes, algunos bastante importantes, que no vuelven a aparecer en la serie y no se ofrece una explicación de qué pasó con ellos. Si bien estas interrogantes se prestarían apara una nueva temporada, tal no será el caso.

A pesar de unas cuantas fallas, el final de Castlevania es adecuado. Si bien es triste que no vayamos a ver a Simon y Ritcher Belmont, la serie terminó en un buen lugar. Y eso es algo que no puede decirse de todas las series, sobre todo de las que se extienden innecesariamente.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas