Conecta con nosotros

Cine y TV

Cruella – Reseña

Harley De Vil.

Publicado

el

Es fácil juzgar a Cruella basados simplemente en su material publicitario y la historia reciente de los estudios Disney. Los ‘remakes’ de sus clásicos animados han sido increíblemente exitosos, pero muchos creen que carecen del ‘alma’ que tenían los originales. Esta nueva película —igual que la decepcionante El Rey León— podía ser otro ejemplo de eso. También podríamos decir que busca abusar de la icónica imagen de una recordada villana, “harleyquinnizándola” para vender productos con su rostro y estilo.

Todo eso es cierto, pero no lo es todo.

Esta resulta ser una película mucho más especial de lo esperado. Cruella es una verdadera reinvención del personaje que, gracias a la fantástica actuación de Emma Stone y un grandioso sentido de la moda, resalta entre otras obras similares de Disney. En esta reseña vamos a descubrir cómo lo logra.

Desde que este filme fue anunciado, nos preguntamos cómo lograrían volver simpática a un personaje principalmente conocido por querer matar cachorritos. La cultura popular puede perdonarle un asesinato a un personaje carismático, pero no la muerte de una mascota tierna e inocente. Lo que hace Cruella es similar a lo que hizo Maléfica hace ya siete años: contar una historia completamente diferente ‘remezclando’ algunos elementos de la original. 

Esta no es la misma mujer de la película de 1961 ni de la novela en la que está basada. Así como Maléfica terminó siendo una metáfora sobre la recuperación de una mujer tras un abuso sexual, Cruella es una historia sobre la movilidad social y la forma en que los poderosos cierran las puertas tras ellos cuando logran el éxito.

De acuerdo a esto, hubieran podido dejar el tema de los dálmatas completamente por fuera de la historia, pero no lo hicieron. Es parte importante de la marca. La forma en la que finalmente usan esta raza de perros es tan absurda, que parece incluida para hacer una mala broma a costa de la audiencia. Vamos a hablar de eso, pues es algo que ocurre en los 10 primeros minutos del filme, pero algunos lo pueden considerar ‘spoiler’. Si no quieren enterarse, sáltense el siguiente párrafo.

cruella película

¿Recuerdan cómo bromeamos diciendo que la única explicación para el odio que Cruella le tiene a los dálmatas era diciendo que uno de estos perros mató a sus padres? Pues eso fue precisamente lo que hizo esta película. Así es. Están jugando con uno de los clichés más sobreutilizados del mundo. Lo curioso es que, a pesar de lo fácil que hubiera sido, la protagonista no culpa a estos perros de lo ocurrido, sino a sí misma.

Verán, Cruella no se llama realmente así. Su nombre es Estela, siempre fue una niña problemática debido a su obsesión por sobresalir vistiendo diferente y a no dejar que otros pasen por encima de ella. Podía ser bastante cruel y cuando ese aspecto de su personalidad salía a la superficie, su madre le pedía que mantuviera a “cruella” oculta.

Al llegar a Londres, debe sobrevivir con la ayuda de un par de niños ladrones: Gaspar y Horacio. Crecen juntos como una familia con un par de adorables perros. Diez años después, Estela quiere dejar la vida de crimen atrás y cumplir su sueño de convertirse en una diseñadora de modas. Eso la pone frente los ojos de La Baronesa, una mujer tan talentosa y exitosa como malvada. A su lado, Estela descubre secretos sobre su pasado y que la única forma de lograr lo que quiere en la vida es ser tan despiadada como su rival. Solo los villanos salen adelante. Cruella debe regresar.

cruella reseña análisis crítica review

La primera hora de esta película es bastante genérica. Tiene una trama bastante simplona sobre una chica pobre que descubre lo difícil que es triunfar y lo competido que es el mundo del diseño de modas. Una especie de nueva versión de El diablo viste a la moda. Es cuando Cruella, con su característico cabello, aparece en escena que todo cambia y la historia revela sus cartas. En realidad, Cruella es una ‘heist movie’ o ‘película de robos’. Tiene más de La gran estafa que de 101 dálmatas.

El personaje de Emma Stone no tiene dos personalidades, sino un aspecto de sí misma que mantiene oculto. Los dos colores de su cabello son una metáfora muy poco sutil de su dualidad. El verdadero drama de la película consiste en descubrir si va a permitir que su lado oscuro se apodere completamente de ella —si sus “bromas” sobre matar a los perros o a su rival son solo eso— o si quedará algo de la pequeña que Gaspar y Horacio aman como a una hermana.

Es un concepto básico, pero que funciona bien en una película como esta, incluso si está aderezado con un melodrama digno de una telenovela. Mientras tanto, la diversión se encuentra en ver los planes de Cruella hacerse realidad. Sus apariciones la convierten en una estrella ‘punk’ de la escena de la moda londinense y recuerdan un poco en estilo a lo que harían algunos miembros de la galería de villanos de Batman, como el Acertijo o la misma Harley Quinn.

cruella reseña análisis crítica review

Muchos han celebrado la estética ‘punk’ de Cruella, la cual tiene especial relevancia al tomar en cuenta que el filme se desarrolla en Londres a mediados de los setenta, cuando esa escena estaba tomando fuerza. Sí, hay un tema de rebelión contra lo establecido, pero se limita al mundo de la moda. No hay nada contestatario contra el sistema que de verdad represente el movimiento ‘punk’ y, a final de cuentas, las acciones de Estela tienen un objetivo capitalista. Se aprecia la intención, pero el mensaje queda vacío.

En cuanto al resto del elenco, Joel Fry y Paul Walter Houser (con un impresionante parecido a un joven Edgar ‘Señor Barriga’ Vivar) dotan de mucha humanidad a los personajes ladrones que no eran más que un torpe alivio cómico en 101 dálmatas. Emma Thompson tiene un personaje algo arquetípico como la verdadera villana, pero hace un gran trabajo. Por su parte, Mark Strong cae en un tipo de papel en el que nos hemos acostumbrado a verlo. No ofrece ninguna sorpresa. Ninguno de ellos opaca en absoluto a Emma Stone. Ni siquiera los adorables perros que suelen robarse la atención en las películas de Disney.

Kirby Howell-Baptiste y Kayvan Novak interpretan a otros personajes conocidos de la historia original, pero no son más que simples referencias. Eso sí, protagonizan una curiosa escena de mitad de créditos que le sacará una sonrisa a quienes recuerden la película animada.

cruella reseña análisis crítica review

La verdad, es algo triste que la historia de Cruella caiga en tantos clichés melodramáticos y que no lleve al extremo sus ideas sobre la ‘maldad’ de la protagonista y la filosofía ‘punk’. Desaprovechó mucho de su potencial. Sin embargo, no deja de ser una ‘heist movie’ sumamente entretenida, con una gran protagonista, una estética genial y una banda sonora de lujo que resulta muy apropiada para la época en que se desarrolla la historia.

Esperamos que la pandemia sea cosa del pasado para octubre y podamos celebrar Halloween con normalidad. No nos queremos perder de la horda de chicas que van a imitar el estilo de la señora De Vil con sus disfraces.

Cruella
3.8/5 Nota
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas