Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

Cuando Robert Downey Jr. improvisó “Yo soy Iron Man”

La ya famosa frase en la primera cinta del Universo Cinematográfico de Marvel no estaba en el guion ficticio ni en el real.

Publicado

en

Tal vez el multiverso fílmico/televisivo de Marvel no hubiese generado el mismo desenfado a lo largo de toda una década de éxitos y aplausos, si la frase final en la primera película de Iron Man no fuese más simple y significativa. Un recién nacido héroe revelando su identidad secreta así sin más, una figura pública millonaria que dejaba atrás su negocio de armas por la energía y tecnología, vistiendo una avanzada armadura en sus indefinidos tiempos libres.

“Yo soy Iron Man”, afirmaba el personaje de Tony Stark interpretado por Robert Downey Jr. en plena conferencia de prensa, mientras se negaba a seguir la tradición de antiguas películas de superhéroes donde sus protagonistas luchan por ocultar su alter ego. Es justamente ego el que brindaba un ingrediente diferente a Stark, y cómo el público que hasta entonces lo desconocía recordó para siempre su nombre.

Fue una línea que tomó por sorpresa a los espectadores reales y ficticios, un aporte arrasador de Downey Jr. que ni siquiera estaba en el guion, según recordó Kevin Feige, presidente de Marvel Studios.

“Ese éxito nos inspiró a ir más allá a la hora de confiar en nosotros mismos para encontrar el balance, entre ser fieles al espíritu de los cómics, pero no temer de adaptarnos y evolucionar para cambiar las cosas.”

En palabras de Downey Jr., “Tony es el hombre que Bruce Wayne pretende ser”, pero libre de toda carga como mantener una identidad secreta, lo que hizo fue inspirar a todo el séquito de personajes que se le unirían en la iniciativa de los Vengadores. Adiós a la identidad terrícola de Donald Blake para Thor fuera de un cameo, incluso adiós al histórico némesis Mandarín (algo debatible dado el Marvel One-Shot: All Hail the King posterior a Iron Man 3).

Todo el Universo Cinematográfico de Marvel cambió su tono con una sola frase cuya libertad creativa, pero supervisada, le fue otorgada a Downey Jr.. Feige confiaba en Stark y confía en el beneficio de los cambios.

“Si cambias algo sin ninguna razón, eso es una cosa, ¿pero si cambias algo porque quieres duplicar el espíritu del personaje? Eso fue lo que hicimos. ¿Que Tony Stark no leyera la tarjeta con la historia arreglada y simplemente vociferara ‘Yo soy Iron Man’? No pudo ser más fiel con el personaje que reflejaba.

Nunca se había hecho antes en los cómics, pero fue algo coherente con el personaje y una muy probable respuesta frente a la misma situación. Creo que nos inspiró en todas las películas. Lo que me encanta ahora es cómo los fanáticos esperan que el MCU cambie y se adapte. Ellos esperan que nos inspiremos en los cómics en lugar de estar esclavizados a ellos.”

 

Fuente: Deadline

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas