Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

El destino de Júpiter – La reseña

La nueva película de los creadores de The Matrix ya está en cartelera. Lee aquí nuestras opiniones.

Publicado

en

Seré directo: El destino de Júpiter es una película con un guion horrible, malas actuaciones y un desarrollo rarísimo. En general, puedo decir que NO es una buena película.

Y sin embargo, me encantó.

Pero me estoy adelantando. Este film nos cuenta la historia de Jupiter Jones, una chica pobre de ascendencia rusa que vive en Chicago con su familia y que pasa los días limpiando los hogares de los ricos y lamentándose por la vida que le tocó vivir, hasta que descubre que es la “reencarnación” (o más precisamente, la “recurrencia genética”) de una poderosa monarca espacial, lo cual la hace básicamente heredera de la Tierra y el objetivo de las intrigas políticas e intentos de asesinato de la familia de la fallecida reina.

Este planteamiento es suficientemente interesante para sostener toda una épica espacial, pero lastimosamente el guión hace todo lo posible para arruinarla. Los diálogos de los personajes son realmente vergonzosos y parecen más propios de una historia escrita por un chico de 12 años para un trabajo escolar que para una superproducción de Hollywood y nadie parece reaccionar acorde a la situación en que se encuentra. Otro problema del guión se encuentra en la exposición. Es muy normal que este tipo de películas dediquen algo de tiempo a “explicar su universo” al personaje ignorante para que nosotros, la audiencia, entendamos lo que está ocurriendo, pero en El Destino de Júpiter prácticamente la mitad de los diálogos son dedicados a esto y aún en el tercer acto todavía continúan explicando a la pobre Júpiter lo que está ocurriendo, haciendo de la historia algo innecesariamente complicado de seguir. Un guión débil puede ser un problema menor en una película con enfasis en la acción o el espectáculo, pero aqui los personajes hablan y hablan y hablan y…

Por si fuera poco, las actuaciones son terribles. El personaje de Channing Tatum, el licántropo Cain, no es más que un estereotipo del chico rudo con buen corazón; Sean Bean interpreta a un personaje que supuestamente es un híbrido de humano con una abeja de un modo totalmente desinteresado y aburrido, mientras que Eddie Redmayne encarna a la sobreactuación y la más absurda teatralidad en el rol del villano, lo cual no resulta amenazante, sino risible. Otro crimen de la película es la relación entre Caín y Júpiter; se supone que hay una (inexplicable y forzada) atracción romántica entre ellos, pero no hay una sola pizca de química allí y esas escenas resultan penosas. Si en el momento en que ella le dice “no sientes ganas de morderme” a modo de coqueteo no te dan ganas de abandonar la sala de cine eres mucho más valiente que yo.

Y he aquí el último de los grandes pecados de este film, y es que aunque fue publicitado para atraer a los fans de Star Wars u otras aventuras espaciales, tiene mucho más enfoque para el público de Crepúsculo, Divergente u otras historias basadas en libros para adultos jóvenes, lo que creó unas expectativas irreales sobre ella. Si a lo mejor se hubiera promovido de la misma forma que El corredor del laberinto o Los Juegos del Hambre tal vez hubiera tenido un mejor recibimiento.

destino_jupiter_02

Pensaba decir que me extrañaba que los Wachowski hubieran creado un producto tan deficiente teniendo en cuenta que en el pasado han creado joyas como Matrix, Meteoro y El atlas de las nubes, pero no me cabe duda de que hubo interferencia del estudio en esta película y probablemente muchos elementos de ella quedaron en el piso de la sala de edición. Tampoco podemos olvidar que a los Wachowski también debemos las pésimas secuelas de Matrix.

Pero si esta película es tan mala, ¿por qué dije al comienzo de este artículo que me encantó? Es verdad, disfruté mucho de esta película a pesar de todos los elementos negativos, y es que tiene muchas cosas que hicieron de esta una buena experiencia para mí aunque no sea nada que la redima ni por lo que pueda recomendarla, después de todo, yo soy el tipo al que todavía le gusta Avatar.

Así como Matrix generó cientos de discusiones sobre su supuesta profundidad filosófica y las interpretaciones de su trama, su nuevo trabajo se cimienta en una dura crítica al capitalismo, el consumismo, a las clases sociales y a las monarquías

Comencemos por lo obvio, El destino de Júpiter luce hermosa no solo por la calidad de su CGI (gráficos generados por computadora), sino por el espectacular diseño de producción: los escenarios, las naves, armamento y vestuario tienen un diseño único y hermoso que no solo les da apariencia futurista sino que recuerdan a los grandes imperios y civilizaciones del pasado. Visualmente los Wachowski no decepcionan, como tampoco lo hacen a nivel se subtexto; así como Matrix generó cientos de discusiones sobre su supuesta profundidad filosófica y las interpretaciones de su trama, su nuevo trabajo se cimienta en una dura crítica al capitalismo, el consumismo, a las clases sociales y a las monarquías. Este mensaje se mantiene bien manejado durante casi toda la película, hasta que en las últimas escenas el villano decide gritar a todo pulmón que la película es sobre eso de una manera nada sutil. De todos modos y aunque algunos puedan encontrar algo pesado este trasfondo a mí me encantó la forma en que se nos presenta e incluso puede que llegue a hacer que algunos puedan reflexionar sobre la forma en que el 1% decide controlar y manejar al resto del mundo como si no fueran más que un producto o engranajes en una máquina con el único propósito de generarles beneficios.

También me encanta la forma en que estos elementos encajan para construir el universo en que se desarrolla todo. Ustedes ya saben que a mí me encanta que una película (o juego, o libro, o cómic…) logre crear un mundo expansible que puede dar lugar a muchas historias, y en este caso hay lugar para hacerlo pues existe mucho potencial en las aventuras de Stinger y Caín como militares, la historia de la anterior reina y las maquinaciones de la dinastía Abrasax a través de los milenios. Probablemente no ocurra a causa del poco éxito del film, pero ese potencial existe.

destino_jupiter_03

Por último me encantó Júpiter, no el personaje en sí, pues está muy mal escrito al igual que los demás (y tampoco tiene que ver con que Mila Kunis me parezca preciosa) sino por el arquetipo con el que cumple. Para explicar esto voy a volver por un momento a uno de los temas sobre los que más escribo…

En este momento existe una muy justa crítica contra la pésima representación que tienen las mujeres en medios de entretenimiento como el cine o los videojuegos. Algunos de los principales puntos de este movimiento es presentar el abuso que se da de clichés negativos como el de la omnipresente “Damisela en apuros” y la exigencia de que haya mejores personajes femeninos. Sin embargo, muchos parecen creer que un personaje femenino “bueno” es básicamente aquella que es capaz de luchar e igualar a los personajes masculinos en fuerza o habilidad, y este no es necesariamente el caso.

Júpiter Jones no sabe luchar, a duras penas sabe manejar un arma y es muy poco probable que muriera fácilmente si no fuera por las constantes intervenciones de Cain, que la rescata al menos cinco veces durante el film. Ella podría caer fácilmente en el cliché de la “damisela en apuros”, sin embargo, no es una damisela que se quede quieta en una torre esperando por su licántropo. Júpiter está actuando constantemente, tomando decisiones (buenas o malas), arriesgándose y sacrificándose aún cuando sabe que no tiene posibilidades, ella lucha con lo que tiene y como puede sin necesidad de ser una guerrera, y eso la hace admirable… o la haría admirable, si, como dije en un principio, todo lo que dijera no diera vergüenza. En todo caso necesitamos también personajes femeninos así.

El destino de Júpiter sí tiene elementos muy interesantes, pero quedan sepultados bajo terribles diálogos, pésimo desarrollo y complicaciones innecesarias, lo cual es enormemente frustrante. No les recomiendo pagar una entrada a cine para ver esta película. Si todo lo que les dije les causa curiosidad les aconsejo esperar a verla en televisión o en Netflix, donde seguro caerá en unos pocos meses. Tampoco es el final de los Wachowski, este par es muy talentoso y seguro que en un par de años nos sorprenden con alguna nueva obra de arte, pero es bastante triste que hayan fallado con esta película, pues había potencial de haber creado una franquicia interesante… y me antojaron de tener unos patines aéreos.

Publicidad
Comentarios

3 Comments

  1. Kat2808

    febrero 27, 2015 en 12:03 pm

    Como la película de Sorprendente Hombre Araña me pareció de lo más genial, ya que viene con un nuevo concepto más si sale Andrew Garfield y Emma Stone

  2. mercedes kitty

    febrero 16, 2015 en 18:14 pm

    Por favor tanto criticar esta película ,que e visto y es muy buena todo lo contrario a sus malévolas criticas,porque no comenta la tremenda chorrada que a llegado al numero uno ,me refiero a Bob esponja tremenda tontería y hay que guión,actores?y que maravilla tiene,dejen de atacar a El destino de Júpiter,y dejen que decida el espectador no espanten a los espectadores….

    • Sir Laguna

      febrero 16, 2015 en 22:04 pm

      Pero si este precisamente es el trabajo de un crítico, presentar los elementos de una película y dar su opinión sobre ella. Es verdad que le di una mala nota y no la recomiendo, pero mire que también presento y de muy buena manera todos los aspectos positivos que tiene de modo que a los que les interesan estos elementos puedan decidir si verla. incluso aclaro que a pesar de todo yo la disfruté mucho!

      Pero me mantengo… me parece una mala película y no la recomiendo, si a pesar de esto les causa curiosidad o les intriga lo que aquí comento, bien pueda véanla y espero que aquí mismo comenten que les pareció.

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: