Conecta con nosotros

Cine y TV

El teléfono negro (The Black Phone) – Reseña

Un villano de lujo para una historia alargada innecesariamente.

Publicado

el

Joe Hill es un gran escritor. Se ha destacado especialmente con novelas como El traje del muerto, NOS4A2 y Fuego, en las que se nota una voz propia que lo ha alejado de la sombra de su padre, el gran Stephen King. Sin embargo, es en los cuentos cortos donde se encuentra el grueso de su trabajo. Uno de ellos, The Black Phone, fue adaptado por el director y guionista Scott Derrickson (Siniestro, Doctor Strange) para dar forma a la nueva película El teléfono negro, de la que hablaremos en esta reseña.

Antes de comenzar tenemos que aclarar que esta película está basada en uno de los primeros cuentos del autor, cuando todavía no había formado un estilo propio. Todavía se puede ver en ellos la influencia del trabajo de su padre. Irónicamente, algunos de los elementos que más recuerdan a los clásicos de Stephen King no están en el cuento original, sino que fueron creados para la adaptación cinematográfica.

Si desean leer la historia original, pueden encontrar The Black Phone gratis en inglés en Weebly.

La historia se desarrolla en un pequeño pueblo de Denver, Estados Unidos, durante 1978. Tras una serie de desapariciones, los niños han comenzado a creer en la leyenda urbana de ‘El Raptor’ un hombre que aparece para secuestrarlos cuando dicen su nombre. Finney, un joven tímido de 13 años víctima del matoneo escolar y con un padre alcohólico, se convierte en la nueva víctima del secuestrador. Aislado en un sucio sótano, comienza a recibir llamadas de las anteriores víctimas del asesino mediante un teléfono negro desconectado.

La trama principal de la película se enfoca en las tensas charlas que Finney tiene con su victimario y la forma como usa los consejos de sus fantasmales acompañantes para tratar de escapar. No es un concepto original, pero funciona a las mil maravillas porque el villano es realmente perturbador. Sentimos en todo momento el peligro en que se encuentra el joven protagonista. Hay que aplaudir a Ethan Hawke por esta maravillosa e icónica interpretación.

el teléfono negro the black phone reseña crítica opinión análisis

Hawke ha tenido un 2022 realmente fantástico gracias a roles que se alejan mucho de aquellos en que estamos acostumbrados a verlo. El rey Aurvandill de El hombre del norte y Arthur Harrow de Moon Knight le valieron muchas críticas positivas. ‘El Raptor’ de El teléfono negro sigue por la misma línea. Es un papel que le permite desatarse por completo. Tener el rostro cubierto por fantásticas máscaras del maestro Tom Savini resalta su actuación corporal.

La versión doblada al español latino no afecta su trabajo gracias a la fantástica voz de Alfredo Gabriel Basurto, a quien también hemos oído como Sesshomaru en Inuyasha y Po en Kung Fu Panda.

No nos extrañaría que este personaje llegue a ser reconocido como un ícono del horror. Lastimosamente, el resto de la película no está a su altura.

Si hubieran adaptado el cuento de Joe Hill tal como está escrito, a duras penas se hubiera conseguido una hora de metraje. Para convertir a El teléfono negro en una película de más de hora y media, crearon toda una historia familiar para Finney y una relación previa con algunas de las anteriores víctimas. El primer acto, que presenta la dura vida del protagonista antes del secuestro, no está mal.

Pero cada vez que la trama deja de lado el sótano en que está confinado, la historia sufre. Por un lado tenemos a Gwen, la hermana de Finney que tiene sueños psíquicos que podrían revelar detalles sobre la ubicación de su hermano. Por el otro están unos investigadores tan ridículamente ineptos que parecen policías reales.

el teléfono negro the black phone reseña crítica opinión análisis

Nada de esto aporta elementos útiles a la historia principal. De hecho, la afectan negativamente. Los poderes de Gwen solo se prestan para comparaciones innecesarias con obras de Stephen King. Parece que el abusivo padre de los hermanos, un desaprovechado Jeremy Davis (Lost, God of War), servirá de paralelo con el villano, pero carece de un propósito real. También hay una subtrama absurda con el hermano de El Raptor que no va para ningún lado. Lo único que hace es alargar la película un par de minutos más.

Hablando de El Raptor, realmente quedamos con ganas de ver más sobre este personaje. La película hace muchas referencias a sus motivos, ‘modus operandi’ y sugiere cosas muy interesantes sobre él. Pero todo queda en el aire. El teléfono negro está enfocada principalmente en llegar al momento en que Finney se deshaga de su personalidad cobarde y se enfrente al mundo. Eso está bien y a veces se disfruta un villano misterioso cuyo trasfondo se quede en la especulación.

El problema es que la película alude a cosas que simplemente no están ahí. No es que deje sus elementos más interesantes a la imaginación del espectador, es que quiere engañarnos para que creamos que sí tiene esos elementos.

el teléfono negro the black phone reseña crítica opinión análisis

El teléfono negro (The Black Phone) es una buena película de terror con excelentes actuaciones, una buena historia principal y un villano de lujo. Pero se sabotea a sí misma introduciendo elementos que resultan irrelevantes y afectan su ritmo. Por un momento parece que se dirige a una gran revelación final, pero no hay nada por el estilo.

En conclusión, este es un filme disfrutable, pero nada especial.

El teléfono negro (The Black Phone)
3/5 Nota
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas