Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

Enola Holmes – Reseña

¿Está la hermana de Sherlock Holmes a la altura de su famoso pariente?

Publicado

en

Sherlock Holmes es uno de los personajes de ficción más adaptados al cine, teatro, televisión y videojuegos de todos los tiempos. Hemos visto al ‘mejor detective del mundo’ evolucionar a lo largo de las décadas. Gracias a la imaginación de diversos autores, incluso lo hemos visto enfrentar amenazas sobrenaturales y conocido versiones modernizadas del personaje. 

Pero es hora de hacer a un lado al personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle y mirar qué más puede ofrecer su mundo. A lo mejor puede resultar más interesante si lo vemos desde la perspectiva de alguien diferente, como una hipotética hermana adolescente que sigue sus pasos detectivescos. Esta es la idea detrás de Enola Holmes, una serie de novelas juveniles que ahora se convierten en una película de Netflix.

Enola (Millie Bobby Brown) es la hija menor de la familia Holmes. Su padre murió cuando ella era muy pequeña y sus hermanos, Sherlock (Henry Cavill) y Mycroft (Sam Claflin), abandonaron el hogar poco después. A causa de eso, creció solo con la compañía de su madre (Helena Bonham Carter) y fue criada de una manera muy inusual para una jovencita de la Inglaterra victoriana: aprendiendo ciencias, historia, tenis, ajedrez y artes marciales.

El día de su cumpleaños número 16, Enola despierta para descubrir que su madre ha desaparecido. Eso hace que sus hermanos regresen a casa. Aterrado por la vida inusual que estaba llevando su hermana, Mycroft decide enviarla a un internado para mujeres, mientras que Sherlock se muestra desinteresado. Eso hace que Enola decida huir a Londres y resolver ella misma el misterio de la desaparición de su madre.

Enola Holmes reseña

A simple vista, esta película no parece ser nada más que “Sherlock para niños”. Una versión aguada de los misterios del popular detective sin la intriga y elementos macabros que los hacen interesantes. Pero las apariencias engañan.

Enola Holmes es una película bastante inteligente que se gana su lugar en el canon de las más interesantes adaptaciones de Sherlock Holmes. De hecho, recuerda bastante al par de filmes dirigidos por Guy Ritchie y protagonizados por Robert Downey Jr., tanto por su tono como por su estilo.

No crean que por estar enfocada a un público más joven es una obra insípida. Aquí tenemos escenas de acción emocionantes, hay sangre e incluso brutales intentos de asesinato contra personajes menores de edad. Lo más importante es que los misterios en los que se ve involucrada la protagonista tienen peso y consecuencias. Son casos dignos de su hermano mayor.

Más interesante aún resulta la carga política que tienen dichos casos. No vamos a hacer ‘spoilers’ aquí, pero tanto la desaparición de la madre de Enola como la del joven marqués que Enola conoce tienen importantes implicaciones sociales. Están relacionados con eventos que cambiaron el rumbo social, no solo de Inglaterra, sino del mundo. 

Enola Holmes crítica

Adecuadamente, Enola Holmes es una obra que toca muchos temas feministas, pero algunos de ellos son tratados de forma muy superficial. La película critica bastante la opresión de la sociedad victoriana sobre las mujeres e insiste en que ellas deben buscar su propia identidad por fuera de las normas sociales. Eso está muy bien, pero se aferra a la idea de que la única forma de lograrlo es adoptando características masculinas y rechazando las femeninas.

El Londres que vemos aquí dista mucho de ser el lugar idealizado que se muestra en otras películas desarrolladas durante la misma época. En lugar de mostrarlo como una ciudad elegante, es retratada como una olla de presión a punto de explotar. Está llena de gente cansada de sentir que son considerados inferiores y de aristócratas ambiciosos que harán lo que sea por mantener el ‘status quo’.

En el centro del filme está Millie Bobby Brown y ella es una estrella que brilla con luz propia, sin verse opacada por los tremendos actores que la acompañan. Aunque el personaje peca de ser un poco presumida, está llena de carisma. Simpatizamos muy fácilmente con ella. Siguiendo la línea de muchas comedias británicas, Enola rompe constantemente la cuarta pared para hablar con la audiencia.

Este es un elemento algo sobreutilizado, pero está bien integrado y su narración sirve para darle color a su mundo, complementarlo y comprender mejor lo que pasa por la mente de la joven, sin necesidad de explicarnos lo que estamos viendo en pantalla.

Para evitar que clasifiquen a Enola como una Mary Sue, la película hace un énfasis absurdo en su entrenamiento y educación. Esto llega a cansar un poco, pues vemos las mismas escenas repetidas varias veces.

Enola Holmes análisis

Aunque Millie es la estrella, muchos verán la película atraídos por la presencia de Henry Cavill. Solo podemos aplaudir su versión de Sherlock. Es un personaje secundario que aparece poco, pero hace valer cada segundo en pantalla. Inicialmente, se muestra como un hombre desinteresado de las personas a su alrededor, pero tiene una evolución interesante.

La escena en la que se da cuenta que sus propios privilegios le hacen ignorante de los sufrimientos y emociones de los demás es muy poderosa. En pocos minutos, demuestra más humanidad que la que demostró Benedict Cumberbatch en toda una serie, mientras interpretaba otra versión del mismo personaje.

Otro personaje que cambió bastante respecto a otras adaptaciones es Mycroft. Aquí es un verdadero monstruo. Es la encarnación de los peores elementos de la sociedad victoriana que valoraba las apariencias, el estatus social y la gloria del imperio por encima de las necesidades de la mayoría. 

En contraste, tenemos al marqués Tewkesbury, un joven aristócrata que Enola conoce durante su aventura. Inicialmente, parece que será un fastidio que va a demostrar lo inútil que es la clase alta, pero —subvirtiendo nuestras expectativas— resulta ser un aliado valiente y amable que juega un papel clave en la trama. Además, el actor Louis Partridge y Millie Bobby Brown tienen buena química.

Enola Tewkesbury

Enola Holmes no sale avante de problemas. Algunas de sus escenas de acción resultan demasiado familiares. También hay momentos donde los personajes toman decisiones que carecen de cualquier lógica interna y contradicen su personalidad. Aunque tiene un buen equilibrio entre drama, humor y acción, muchas de las escenas que se suponen deben ser graciosas carecen de impacto.

No importa si son fanáticos de Sherlock Holmes, si buscan una nueva heroína para admirar o solo quieren pasar un par de horas entretenidas. Enola Holmes es una buena opción y deja una base ya formada para una secuela. Afortunadamente, la serie de libros ya va por su sexta entrega y hay suficiente material para que esta se convierta en una gran franquicia.

Enola Holmes
3.9/5 Nota
Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas