Connect with us

Cine y TV

Érase una vez el fin de la era dorada en Hollywood entre ficción y realidad

Quentin Tarantino, Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie.

Publicado

en

Con Había una vez… en Hollywood, Quentin Tarantino continúa evolucionando y sorprendiendo al público. Aunque la cinta ostenta todas las marcas distintivas de una creación de Tarantino –una historia completamente original, con personajes frescos, presentada con una osada y valiente técnica– su novena producción supone una ruptura y una innovación para el escritor/director.

Uniendo a dos de las estrellas más grandes del mundo actual y recreando una era perdida en su totalidad, Había una vez… en Hollywood representa una grandiosa cinematografía pensada para la pantalla grande. Una producción verdaderamente excepcional en un paisaje dominado por secuelas y superhéroes.

Con 1969 como contexto, Tarantino se dio a la tarea de recrear la época y el sitio de sus años formativos, cuando absolutamente todo –Estados Unidos, la ciudad de Los Angeles, el sistema de estrellas en Hollywood, incluso las mismas películas– se hallaba en un punto de inflexión y nadie tenía idea de dónde podrían caer las piezas.

En el corazón de esta situación vemos a Rick Dalton, interpretado por Leonardo DiCaprio. Rick solía ser la estrella de Bounty Law, una exitosa serie televisiva transmitida a lo largo de los cincuenta y durante los primeros años de los sesenta, pero su vaticinada transición al estrellato cinematográfico jamás se materializó. Ahora, mientras Hollywood se encamina hacia una estética hippie, Rick teme que su tiempo haya pasado y se pregunta si aún existirá una oportunidad para él.

Cliff Booth permanece siempre al lado de Rick. Cliff es un antiguo héroe de guerra pero se ha convertido en el doble de acrobacias extremas de Rick y en la cinta es interpretado por Brad Pitt. Las carreras de estos hombres han evolucionado pero, sus dificultades han aumentado, y la única constante en la vida de ambos ha sido su mutua presencia. Cliff ha dado muestras de su lealtad hacia Rick incontables veces, y viceversa, son la única familia verdadera con la que cualquiera de los dos cuenta.

Alrededor de DiCaprio y Pitt y a lo largo del viaje de Rick y Cliff veremos una combinación de personajes reales y ficticios, interpretados por los actores más aclamados en la actualidad. Al Pacino es Marvin Schwars, un agente emérito dedicado a la venta de las virtudes de los westerns italianos; Kurt Russell como Randy, el coordinador de acrobacias; Dakota Fanning como Squeaky, integrante de la familia Manson; y Margot Robbie como Sharon Tate, la idealizada ingenua que casualmente es vecina de Rick, a su vez esposa del director Roman Polanski.

Para Tarantino, este conjunto de personajes no resultó solamente fascinante por derecho propio, sino porque todos ellos representan tres niveles jerárquicos en Hollywood. “En esta ciudad, todas estas personas podrían existir lado a lado”, dice el director. “La idea de explorar dicha época y esa era de Los Angeles, esa era en Hollywood, con todos esos estratos, eso fue lo que me sedujo.”

“Esta película es única en el corpus de Tarantino y es la más emotiva de todas sus cintas”, dice el productor David Heyman. “En cierto modo se puso a rastrear sus influencias así como las cintas que amaba, el periodo en el que creció y todo aquello que dio forma a su manera de ser. Una carta de amor a un Hollywood que se ha esfumado.”

“Parte de lo que convierte a esta cinta en algo realmente especial es la posibilidad de ver la energía generada conjuntamente por Leo y Brad”, añade la productora Shannon McIntosh, quien ha trabajado de una u otra manera para Tarantino durante décadas.

“Puse a prueba un par de historias pero entonces decidí que no quería someter a nadie a una típica trama melodramática”, dice Tarantino. “Quise que todo fuera acerca de tres muy ricos días en las vidas de unos personajes que dan vueltas por Los Angeles, mientras el conflicto de la historia se acrecienta día tras día hasta alcanzar un clímax.”

Tomando en cuenta que la película crece y crece hasta alcanzar un clímax sorprendente, los realizadores piden respetuosamente al público evitar la revelación de detalles específicos, particularmente las resoluciones de la historia, porque esto podría dar al traste con la experiencia visual que expone de una forma íntegra y única.

Había una vez… en Hollywood se estrena el próximo 15 de agosto en Colombia.

Fuente: Sony Pictures Colombia

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas