Conecta con nosotros

Cine y TV

Eternals – Reseña

¿La última película de Marvel Studios es tan mala como algunos la quieren vender? ¡Descubran la respuesta en esta reseña!

Publicado

el

Las primeras impresiones de la crítica especializada no hicieron favor alguno a Eternals. Aunque los cumplidos no faltaron, su mediocre valoración en Rotten Tomatoes conllevó a que el público ajustara sus expectativas ante lo que parecía ser un fracaso crítico inevitable. Sin embargo, ya habiendo visto la película más reciente del Universo Cinematográfico de Marvel, ¿ha sido justificada la mala prensa que ha recibido esta cinta? En la opinión de este humilde escritor, de ninguna manera. Es más, nos atreveríamos a decir que cumple su cometido. A pesar de ello, Eternals está lejos de ser una de las mejores entradas del Universo Cinematográfico de Marvel.

A diferencia de otras películas del UCM, es posible distinguir la voz creativa de la directora ganadora del Óscar Chloé Zhao. Planos por medio de los cuales se resaltan las sombras de los personajes, tanto físicas como morales, son una de las señas de identidad de esta película. Adicionalmente, incluso si no es el fuerte de Zhao, los combates son dirigidos de forma competente. Son comprensibles a pesar de la cantidad de personajes y su despliegue de poderes. Aun así, es evidente que Zhao no tuvo la libertad creativa para hacer una historia más humana. Podemos imaginar a los ejecutivos de Disney exigiendo la presencia de la amenaza superpoderosa de siempre.

La película comienza con una exposición del origen de los Eternos en el Universo Cinematográfico de Marvel. Cabe señalar que este difiere en varios aspectos a lo establecido en los cómics. Sin embargo, estos cambios finalmente son en beneficio de la historia. Creados por el Celestial Arishem, los Eternos —campeones del planeta Olympia— son enviados a la Tierra para proteger a la humanidad de los Desviantes. Durante siglos, guiaron el progreso de la humanidad hasta que eventualmente las amenazas fueron aniquiladas. Con su misión terminada, Ajak (Salma Hayek) permite que el resto de Eternos exploren la Tierra y encuentren su propio propósito.

Una de las fortalezas de Eternals es su variado y divertido elenco de personajes. Entre estos destacan Sersi (Gemma Chan), Kingo (Kumail Nanjiani) y Phastos (Brian Tyree Henry). No nos referimos específicamente a su multiculturalidad, sino cómo cada uno posee una perspectiva diferente sobre la humanidad y su valor dentro dentro de un universo en el que son una de miles formas de vida. ¿Merecen un trato preferencial? ¿Merecen la protección o la destrucción? Todas estas posturas son presentadas a lo largo de la película por medio de un hilo narrativo que se intercala entre el presente y pasado para mostrar la evolución de sus percepciones a lo largo de los siglos. La hábil dirección de Zhao evita que este recurso se vuelva confuso en algún momento.

A pesar de lo anterior, una de las principales debilidades de la cinta es la falta de desarrollo de los Eternos. Sí, tuvieron un desarrollo «previo» al comienzo de su aventura. No obstante, los protagonistas no cambian después de enterarse de la desgarradora verdad detrás de su naturaleza y la de los Desviantes. Las piezas están ahí para que los Eternos enfrenten una «crisis de fe», pero la cinta se limita a utilizar esa importante revelación como un punto de giro con el fin de apuntar el dedo al verdadero antagonista. Al final del día, todo se reduce a la típica pelea entre seres superpoderosos con el destino de la humanidad prendiendo de un hilo. Por eso decimos que Zhao no tuvo la libertad creativa para hacer una historia más humana.

Otra falencia de la cinta son los Desviantes y el papel que generalmente juegan en la historia. Aunque sirven como un contraste directo a lo que representan los Eternos y reciben una suerte de «humanización», su rol termina siendo redundante. Una vez se revela el verdadero conflicto de la cinta, no son más que excusas andantes para tener una escena de acción. Esto resulta evidente en el clímax de la película, en el que los Desviantes llegan espontáneamente y sin explicación alguna a la batalla final. Honestamente, a esas alturas habíamos olvidado que formaban parte de la cinta.

Eternals Eternos Celestiales Desviantes reseña crítica review análisis Jack Kirby

Aun así, Eternals cumple su propósito dentro del Universo Cinematográfico de Marvel: amplia su mitología. Si bien esta no es la primera vez que se explora el UCM fuera de la Tierra, esta cinta proyecta la magnitud del universo Marvel y la escala de las amenazas a las que la próxima generación de héroes tendrá que hacer frente. Incluso si se siente bastante apartada de lo previamente mostrado en el UCM, tal como Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos, Eternals está cargada de ‘fan-service’. Este va desde menciones de los Vengadores hasta cameos de personajes que tendrán roles más importantes en el futuro del Universo Cinematográfico de Marvel.

Para concluir esta reseña, nos gustaría hablar de la presentación de Eternals. Aunque ya habíamos hablados sobre la composición de Chloé Zhao, ha de reiterarse que la película generalmente luce espectacular. Esto no solo se limita a los efectos especiales, sino a los vestuarios —un compromiso justo entre un diseño «realista» y los coloridos trajes de los cómics de Jack Kirby— y la banda sonora de Ramin Djawadi. Si bien esta no resulta muy memorable, acompaña de forma adecuada lo que ocurre.

Sin embargo, la película tampoco es perfecta en este frente. Algunas veces, el CGI puede lucir anticuado —especialmente en la primera escena poscréditos— y la edición de Craig Wood y Dylan Tichenor puede resultar redundante en las peleas. Afortunadamente, estas no resultan incomprensibles y ofrecen una divertida película de acción. Es una lástima que Eternals no hubiera podido ser más que eso.

Eternals
3.4/5 Nota
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas