Connect with us

Cine y TV

Hombres de Negro: Internacional – Reseña

Esta nueva entrega tiene intenciones de revivir la franquicia que comenzó con Will Smith y Tommy Lee Jones, pero le falta la fuerza necesaria para lograrlo.

Publicado

en

Hombres de Negro es una gran película. Cuando llegó a los cines en 1997, Will Smith era la estrella más grande del mundo y eso sin duda colaboró con su éxito. Pero no se puede negar que sus efectos especiales, diálogos graciosos e interesante planteamiento sobre agencias secretas que parodiaba y rendía homenaje a los clichés de la ciencia ficción fueron lo que la convirtió en un fenómeno.

Lastimosamente, contó con dos secuelas que no estuvieron a su altura. Aunque parecía destinada a convertirse en una gran franquicia, la segunda y tercera fueron películas mediocres que sepultaron el interés que teníamos en ella.

¿Podrá esta nueva entrega revivir a Hombres de Negro? Más o menos.

La primera impresión que nos da Hombres de Negro: Internacional es que se trata de una copia de la película original. Chris Hemsworth llenaría el rol del agente veterano que interpretó Tommy Lee Jones y Tessa Thompson sería la principiante que comienza a descubrir la verdad sobre los extraterrestres a la vez que la audiencia, como Will Smith. Por fortuna, este no termina siendo el caso.

Molly, el personaje de Thompson, es una mujer que, tras una experiencia con un adorable alien en su infancia, se obsesionó con la agencia secreta. Cuando finalmente logra ser reclutada, es enviada a Londres, donde se une al Agente H (Hemsworth).

Se supone que H es un héroe que salvó al mundo en el pasado, pero rápidamente descubrimos que en realidad no es más que un hombre perezoso, egocéntrico, fiestero e inepto que suele sobrevivir gracias a que corre enormes riesgos y cuenta con mucha suerte. Molly, que es una agente más que talentosa, se encuentra cada vez más frustrada de tener que depender de él. Las cosas se ponen más graves cuando cae sobre ellos la responsabilidad de proteger un misterioso objeto de unos peligrosos alienígenas y descubren que hay un infiltrado dentro de los Hombres de Negro.

Esta propuesta, aunque básica, funciona bien y nos proporciona muy buenos momentos de discusión y sinergia entre los protagonistas, los cuales tienen la misma excelente química que ya demostraron en Thor: Ragnarok. La relación entre ambos es la principal razón para ver esta película y su elemento más fuerte.

Lastimosamente, sus demás aspectos no son tan buenos.

Hombres de Negro: Internacional tiene un gran problema: su guion. Aunque ocasionalmente tiene buenos chistes, las escenas de acción son entretenidas y los efectos especiales son decentes; los diálogos y el desarrollo de la trama causan algo de vergüenza. Pongamos como ejemplo a Pawny, un extraterrestre que se une a los protagonistas y cuya voz pertenece al comediante Kumail Nanjiani. Su presencia no es más que un alivio cómico mal justificado y muchos de sus diálogos ni siquiera reciben una reacción de los demás. Es como si no estuviera ahí. Aunque participa de algunos buenos momentos con Molly y H, la historia podría prescindir de él.

Aunque parecen inicialmente importantes, hay muchos otros elementos que sobran. Detalles sobre la infancia de Molly, la verdad sobre lo que hizo cambiar a H, la historia de la malvada ‘Colmena’, la traficante de armas alienígenas y la investigación del arma asesina no aportan nada valioso. Es como si un montón de subtramas hubieran sido hiladas juntas con apenas la más mínima relación entre ellas, dando la impresión de un desarrollo coherente que no resiste el mínimo análisis.

El objetivo de esto es poder llevar a los héroes a diferentes lugares del planeta. Ellos pasan por Nueva York, Londres, París, Marruecos, Sahara y Mónaco de forma bastante rápida. No da tiempo a la audiencia para aburrirse siempre y cuando no piensen mucho en lo que están viendo. Incluso los giros en la trama resultan predecibles. La forma en que la historia se mueve de una parte del mundo a otra, tan similar a la de las películas de James Bond, pudo ser mejor aprovechada.

También tiene un problema de tono. La mayoría de chistes son bastante infantiles y simples, pero también está llena de referencias sexuales y hay un par de muertes que pueden resultar algo grotescas. Es como si no hubieran podido decidir su público.

Es imposible no sentir que Hombres de Negro: Internacional tenía el potencial para ser tan buena como la primera. Además de la excelente pareja de protagonistas, cuenta con un intrigante par de villanos cambiaformas que resultan impactantes. Este dúo —interpretado por los bailarines franceses Laurent y Larry Bourgeois— tiene una apariencia ‘cósmica’ que llama de inmediato la atención, usa sus poderes para manipular la materia de formas muy creativas y se mueve de un modo que aprovecha mucho su talento rítmico. Realmente nos hubiera gustado que tuvieran más protagonismo y se hubieran explorado mejor sus motivaciones. El diseño de los demás extraterrestres es en general bueno, pero poco imaginativo.

Los ‘gemelos’ en sus apariencias humanas.

Emma Thompson repite su rol de Hombres de Negro 3, pero nuevamente es desaprovechada. Riza (Rebecca Ferguson), la traficante alienígena que tuvo una relación con H, es otro personaje que daba mucho más de sí, pero se queda como solo un paréntesis en el desarrollo de la trama. Un par de revisiones al guión hubiera podido mejorar mucho el resultado final (o empeorarlo aún más).

Solo podemos recomendar Hombres de Negro: Internacional a los fanáticos de Chris Hemsworth y Tessa Thompson. Ellos saldrán felices de ver de nuevo a estos carismáticos actores en acción en la pantalla grande. El resto pueden esperar a que se estrene en Netflix u otro servicio de ‘streaming’. No es una mala película y puede proporcionar una entretenida tarde de domingo, pero no es lo suficientemente buena como para justificar la inversión en una visita al cine.

Hombres de Negro: Internacional
3/5 Nota
Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas