Connect with us

Cine y TV

It: Capítulo 2 – Reseña

A reir y disfrutar con Pennywise, el payaso bailarín.

Publicado

en

Cada 27 años, Eso regresa. Cada 27 años despierta para alimentarse de los habitantes de Derry en un frenesí de terror y violencia. Cada 27 años, un curioso payaso es avistado actuando de modo extraño en las calles del pueblo mientras el caos se forma a su alrededor. En 2017 vimos en cine la historia de siete niños que se enfrentaron a este horror, pero no pudieron acabar con él. Afortunadamente, solo tuvimos que esperar dos años, en lugar de 27, para ver cómo regresan a encarar de nuevo a ‘Eso’.

Antes de ver It: Capítulo 2 se recomienda volver a ver el capítulo 1. Tener fresca en la mente la excelente y aterradora aventura de ‘el club de los perdedores’ incrementará las posibilidades de disfrutar de este nuevo filme. La trama inicia suponiendo que la audiencia recuerda claramente quién es quién, cuáles son sus personalidades, sus relaciones con los demás y los eventos que vivieron. El ‘capítulo 2’ de su título no es una broma. Realmente se siente como si hubiéramos abandonado un libro a mitad de la historia cuando vimos la primera película y lo retomamos al comenzar esta.

It: Capítulo 2 comienza 27 años después del final de la primera. El club de los perdedores ha abandonado Derry y se han esparcido por el país. Se convirtieron en profesionales exitosos, pero insatisfechos que han olvidado los terribles eventos que vivieron en su infancia. Todos menos Mike, que se quedó en el pueblo y observa con horror que Pennywise ha regresado. Ha llegado la hora de llamar a sus viejos amigos y obligarlos a mantener la promesa que hicieron hace tanto tiempo.

A partir de este momento, la película adquiere una estructura similar a la de un libro. Cada ‘capítulo’ sigue a uno de los protagonistas visitando una parte del pueblo, enfrentando los horrores que Pennywise les ha preparado y recordando momentos en que lo enfrentaron cuando eran niños. Esto hace que esta película resulte ser especialmente larga, durando casi tres horas que resultan difíciles de justificar.

No importa cómo se mire, It: Capítulo 2 es inferior a su predecesora. It fue una excelente película gracias a la dinámica entre su joven elenco y la forma en que Pennywise se convierte en un avatar del abuso infantil. Eso sin contar con que es realmente aterradora. No hay mucho de esto en la secuela. 

A pesar de sus talentosos actores, no existe la fuerte química entre ellos que vimos en sus versiones más jóvenes. Hay algunos que destacan. Bill Hader es un excelente sucesor de Finn Wolfhard como Richie y James Ransone hace que Eddie sea tan divertido como desesperante. Jessica Chastain no logra hacer mucho como Beverly, cuyo personaje se queda estancado en clichés. Lo mismo pasa con el Bill de James McAvoy. Aclaramos que los actores hacen un gran trabajo, pero sus personajes no están tan bien escritos como cuando eran niños y no tienen tan buena dinámica.

Bill Skarsgård sigue siendo un excelente Pennywise. Hay una escena con una pequeña niña y otra en una casa de espejos en las que demuestra de nuevo las razones por las que se convirtió en un ícono moderno del terror. Sigue robándose el espectáculo, pero ya no asusta igual. A pesar de los constantes ‘sustos repentinos’ de la anterior entrega, este personaje lograba sorprendernos y mantenernos tensos con sus apariciones y manierismos. Aquí se vuelve un lugar común. Los momentos de terror son tan constantes que la audiencia termina insensibilizada ante ellos.

Otro elemento que le resta fuerza al terror es la calidad de los efectos por computadora. Los diseños de criaturas son increíbles. Sin embargo, en su afán de mostrarlos en toda su grotesca gloria, se ven artificiales y sobrepuestos. También hay momentos muy mal calculados. Escenas que debían causar gritos de la audiencia solo produjeron risas en el cine. La misma película se sabotea. Hay momentos grotescos a los que les agrega comedia, creando un tono incomprensible. Como ejemplo, basta ver el momento en que la película decide poner Angel of the Morning, de Juice Newton.

Otro desacierto es la forma en que se manejó la mitología detrás de Eso. Se toman elementos del libro, como su llegada a Derry y el Ritual de Chud, pero se sienten como relleno en un filme que podría eliminarlos para recortar su innecesariamente larga duración. También tiene carencias a la hora de manejar sus temas. Hay buenas ideas sobre personas que deben lidiar con traumas del pasado, pero aspectos clave para la historia desaparecen y aparecen en la trama sin justificación alguna.

Tampoco existe aquí la sensación de que ‘Derry es Eso’. Algo muy bien manejado en el primer filme, pero que este no tiene. El brutal comienzo de la película parece prometer que veremos cómo la influencia del payaso corrompe el alma del pueblo y a sus habitantes, pero esta es otra idea con mucho potencial rápidamente desechada.

It: Capítulo 2 es una película muy entretenida. Tiene buenos personajes, un villano icónico y un diseño de criaturas que hará las delicias de los fanáticos de lo grotesco. No cabe duda que la mayor parte del público va a pasar un buen rato en el cine. Lastimosamente, tiene muchos defectos que se acumulan e impiden que se convierta en un filme memorable. Su duración es un problema, pero la calidad de sus efectos, falta de química entre su elenco y el mal manejo de algunos de los elementos del libro son lo que hacen que esta sea una obra menor en comparación con su primera parte.

Al menos tiene un divertido cameo que hará sonreír a más de uno.

It: Capítulo 2
3/5 Nota
Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas