Conecta con nosotros

Cine y TV

Jurassic World – La reseña (en dos partes)

Una excelente mala película. Aquí está lo bueno, lo malo y lo feo del regreso del parque jurásico.

Publicado

el

Navega →

Dos de nuestros editores fueron a ver Jurassic World y aunque en general su opinión sobre la película es bastante similar (vale la pena verla), cada uno se enfocó en un aspecto distinto para sus argumentos. Si son #EquipoDinosaurios pueden quedarse y leer la reseña de Juanita Navarro Páez; si su interés se inclina más hacia los humanos que están en el parque y su desarrollo, pueden pasar a la siguiente página y leer la reseña de Sir Laguna.

Aquí no hay héroes ni villanos, aquí hay dinosaurios.

Voy a ser franca desde el principio: Jurassic World me cautivó porque dinosaurios, explosiones y escenas de acción. Para mí los humanos en esta película son desafortunados instrumentos narrativos que justifican la existencia y la interacción entre los dinosaurios y si me concentrara en lo unidimensionales, predecibles e increíblemente insensatos que son, mi experiencia con la película habría sido muy distinta.

No me malentiendan, la película sí cuestiona y critica (aunque parece casi un accidente) la forma en la que los humanos tratamos a los animales como si fueran bienes comerciales en vez de seres vivos que sienten y el lento pero seguro proceso que el capitalismo nos ha hecho seguir hacia la destrucción gradual de la naturaleza y de nosotros mismos en el proceso; esto último no se queda en una bella metáfora, sino en la literal y terrible muerte de varios humanos en las garras y fauces de distintos reptiles prehistóricos (¡divertieducativo!). Además también hay algunas referencias a la guerra como principal impulsor del desarrollo tecnológico en el mundo y al uso irresponsable de avances tecnológicos en conflictos bélicos.

Un aspecto que algunos verán como negativo, pero que yo vi como positivo y divertido, fue que los dinosaurios generan más empatía y algunos tienen mayor desarrollo de personaje que la mayoría de los humanos. La Indominus Rex es, básicamente, el Depredador hecho dinosaurio y el suspenso que se genera alrededor de ella durante sus primeras apariciones en la película, con ángulos de cámara que la sugieren en vez de mostrarla completa y con nuestros útiles humanos describiéndonos todos los horrores de los que es capaz, la construyen como una excelente villana, papel que se confirma en sus escenas posteriores, en las que manda la acción pura y la claridad de que esta es una criatura que casi, casi, podríamos llamar malvada, si no supiéramos que en realidad es solo una creación bastante inestable, aislada, confundida y, en general, maltratada. En general, mucho mejor, más amenazante e interesante que General Tarado/Hoskins (el personaje de Vincent D’Onofrio) que solo es dolorosamente inepto y piensa que es súper seguro utilizar velocirraptores como armas en la guerra (spoiler alert: no lo es). Es tan patético como villano, y la película lo sabe, que le cortan a la mitad el consabido discurso del malo en el que explica su plan malévolo.

El escuadrón de velocirraptores que entrena Owen (Chris Pratt) y específicamente Blue, la beta de la manada, tienen mayor desarrollo de personalidad que el mismo Owen. No voy a hacer un spoiler, pero hacia el final de la película, el amor triunfa y Blue hizo que se me aguaran un poco los ojos. En la Jurassic Park original, las velocirraptores fueron presentadas como cazadoras viciosas y peligrosas y llegaron a Jurassic World a convertirse en heroínas, no sin antes haber pasado por un momento en el que debieron tomar una difícil decisión (ustedes pensarán que estoy bromeando, pero es muy en serio, las velocirraptores deben tomar decisiones).

jurassic_world_01

Y por supuesto, y esto no es un spoiler porque el director Colin Trevorrow ya lo había anunciado, veremos el regreso triunfal del terror jurásico original, la tiranosaurio de la primera película estará de vuelta y desde que Han Solo y Chewbacca salieron en el tráiler de Star Wars: The Force Awakens no recuerdo un regreso más impresionante al cine este año. La tiranosaurio sale poco tiempo en pantalla; sin embargo, cada minuto vale, tanto por la nostalgia que su llegada genera como por la increíble escena que ella y las velocirraptores protagonizan. El final de Jurassic World es algo que sin duda será inmortalizado en gifs y que hará sonreír a los amantes de la acción durante mucho tiempo.

Jurassic World Indominus

La película finaliza demostrándonos que las dinosaurios, una vez creadas en un laboratorio que en principio no debería existir (pero los humanos en esta película saben menos que Jon Snow), no necesitan a los humanos, que esta es su franquicia y que personajes como Owen, Hoskins, Claire (Bryce Dallas Howard) o sus dos sobrinos están ahí solo para que avance la historia. Ahora que sé que el estudio tiene en mente al menos dos cintas más me preocupo, porque el final de Jurassic World estuvo bastante bien y ahí debería quedarse, no sé qué más podrían hacer, ni durante cuánto tiempo más la fórmula de increíbles dinosaurios (que no son científicamente correctos, pero eso lo justifica la película rápidamente y de forma creíble) logre ser suficiente para hacernos creer a las audiencias que estas personas siguen siendo tan estúpidas como para volver al asunto de los dinosaurios incluso después de que dos parques hubieran fallado estrepitosamente. Claro que, por supuesto, la estupidez humana es algo muy real (y solo eso explica que quieran sacar otra trilogía de Jurassic World).

Sé que he sido muy dura con los humanos en esta película, pero debo rescatar a Lowery (Jake Johnson) y Vivian (Lauren Lapkus), dos operarios de la sala de control del parque. Parecen ser los dos únicos con dos dedos de frente en el parque, salen más bien poco pero logramos también conocerlos y entenderlos y ayuda bastante que los dos actores que los interpretan tengan una carrera en la comedia, porque logran un tono menos melodramático y más real para sus personajes, incluso en las escenas en las que todo parece perdido.

Como aspectos adicionales para rescatar, se encuentran, cómo no, el impresionante apartado gráfico, la banda sonora que, como todo en Jurassic World, parece pálida comparada con la de Jurassic Park, pero que en general es bastante buena y logra crear una experiencia completa para el espectador; y, por supuesto, la cantidad de referencias a la cinta original.

Y hay un pterodáctilo con cabeza de tiranosaurio.

Nota: Jurassic World ha sido criticado por su básica representación de las mujeres y la verdad es que en general y especialmente comparada con Jurassic Park es un desastre; sin embargo, yo analicé a los dinosaurios y todas son hembras, entonces Jurassic World pasa con 5 el Test Bechdel de dinosaurios (lo que es gracioso, pero también triste).

Si ustedes llegan a las salas de cine esperando una historia elaborada y profunda llena de personajes complicados y coloridos, saldrán bastante decepcionados. Jurassic World es un festival de acción, chistes fáciles, ¡dinosaurios! y referencias a la excelente Jurassic World original. Es difícil que esta fórmula logre sostener a la nueva trilogía que pretenden hacer, pero funciona a penas para la primera entrega. Jurassic World es una excelente película mala para divertirse, gritar y reír un rato y que vale la pena ver en cine.

Navega →

Advertisement
1 Comentario

1 Comentario

  1. José Eduardo villa Torres

    24 de junio del 2015 at 12:22 pm

    Nos dieron los que queríamos ver. En pocas palabras. Y en los cines el público manda.

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: