Conecta con nosotros

Cine y TV

La Bruja de Blair – La reseña

El problema de querer hacer otra secuela a un falso documental es quitarle aquello que lo hizo único, el sentido de realidad.

Publicado

el

Adam Wingard, director de Tú Eres el Siguiente y el fragmento llamado «Cinta 56″ en VHS, nos trae la secuela de la exitosa y en su momento novedosa película El proyecto de la Bruja de Blair. Una cinta que merece más el título de secuela que el penoso intento realizado en El proyecto de la Bruja de Blair 2: El libro de las sombras.

En esta ocasión Wingard nos presenta una propuesta que trata de mantener la esencia de su predecesora pero que aprovecha las nuevas tecnologías para agregarle dinamismo. Por un lado se logra mantener una atmósfera de suspenso y por el otro se arruina con algunos detalles «modernos». Pero vamos por partes ya que esta cinta nos ofrece varios aspectos que vale la pena examinar.

El guión no es una obra de arte, pero cumple los requisitos mínimos para contar una historia. La película se compone de material encontrado en el bosque de Burkittsville en el año 2014, y en ella vemos la travesía de un grupo de jóvenes que se adentran buscando a la hermana de James, un muchacho que resulta ser el hermano menor de la protagonista de la cinta de 1999. James asegura haber visto a su hermana en un video de YouTube donde aparece la casa de la «Bruja de Blair», aprovechando el suceso, una amiga del joven graba la aventura para un trabajo de la universidad.

James contacta al hombre que subió el video, el cual le propone un trato: le revelará el lugar en donde encontró el video si acepta que él y su novia los acompañen. En total se adentran seis personajes en el bosque, todos absolutamente planos, no se ve ningún aspecto, ninguna transformación en ellos, son sólo herramientas para el desarrollo de una trama.

Hasta un poco más de la mitad, la película se desarrolla casi igual a la primera, entran al bosque, encuentran un lugar para pasar la noche, los asustan, se pierden y todo va de mal en peor, después de eso algunos detalles cambian y digamos que no para bien. Se introducen un par de efectos especiales innecesarios, por ejemplo uno de los personajes resulta herido y algo empieza a moverse dentro de su piel, sin embargo al final esa subtrama no se resuelve y parece ser una excusa para hacer que el dinero invertido en el departamento de maquillaje valga la pena.

blairrev_1

Una novedad interesante de la cinta es que se cuenta el origen de la leyenda de la Bruja y adicionalmente en esta segunda entrega (ignoremos el otro intento de secuela) se le otorgan mayores poderes a la bruja. Por ejemplo en este filme se afirma que ella puede manipular el tiempo ya que hace que el sol no salga, y al parecer controla la mente de algunas personas para atraer a otras hacia ella.

Si esta película se llama La Bruja de Blair es inevitable compararla con la de 1999 en todos los aspectos, y en uno que la original lleva las de ganar es definitivamente la actuación. Aunque los actores de la secuela no son malos, no logran darnos las sensación de que lo que estamos viendo es natural, cosa que los actores de El proyecto de la Bruja de Blair lograron muy bien gracias a su dirección.

El diseño sonoro de esta película tiene sus aciertos, como en las escenas de noche en el bosque cuando se escuchan pasos, ramas rompiéndose, árboles cayendo y gritos a lo lejos, pues se mantiene una atmósfera de suspenso a la perfección; pero cuando los sonidos comienzan a volverse más estruendosos, graves y sin un origen lógico aparente, hacen que el filme pierda credibilidad, ya no se siente natural. El no haberle dado una banda sonora es algo muy positivo que contribuye a que se sienta como material sin editar encontrado en el bosque.

Hay un aspecto de El proyecto de la Bruja de Blair el cual pienso que es uno de los más valiosos, que la hacen una muy buena película de terror y que esta segunda parte no tiene. En la primera cinta el director nos pone a dudar si de verdad está sucediendo todo debido a un ser sobrenatural o es parte de una leyenda, y esto se da gracias a que no se muestra en ningún momento a un ente, espíritu, bruja o demás. Lo óptimo no es dejar esa idea dando vueltas por ahí, pero los fanáticos de la primera entenderán y se decepcionarán por la misma razón que yo cuando vean La Bruja de Blair.

blairrev_3

Si vamos a juzgar esta cinta solamente como una película de terror, podríamos decir que es una de las más aceptables que se han estrenado en los últimos años, ya que posee una muy buena atmósfera. Si la vamos a juzgar como la secuela de El proyecto de la Bruja de Blair debo decir que deja mucho que desear, intenta conservar el formato y la historia pero no es más que la primera con esteroides.

La intención del director no es clara, si lo que quería era hacer un falso documental, no es coherente que una estudiante tenga un arsenal tan amplio de cámaras de video y grabadoras de sonido, además hay fragmentos que parecen editados y encuadres demasiado perfectos como para provenir de una cámara puesta en el oído. Pero si su intención era solamente hacer un filme de ficción basado en la primera película entonces ¿por qué no hacerlo con un formato normal de cinta de horror? En vez de eso Wingard nos dejó una cosa que está en el medio de estos dos géneros y no logra ni lo uno ni lo otro.

Una de las cosas a nivel de dirección que el filme de 1999 hizo muy bien fue plantear una situación en donde el verdadero enemigo de los protagonistas no era la bruja sino el miedo, el cual los llevó a enfrentarse entre sí y terminar desaparecidos, por eso no es necesario mostrar un monstruo o algo parecido para generar terror. La Bruja de Blair solo trata de explotar la fórmula moderna de las películas de este género, que se basa en momentos de suspenso acompañados de música incidental y jumpscares.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas