Connect with us

Cine y TV

Las películas de Resident Evil que seguro nunca viste

¿Fanáticos de Resident Evil pero no de Milla Jovovich? Les tenemos la solución.

Publicado

en

A pesar de su enorme éxito en taquilla, las películas de Resident Evil protagonizadas por Milla Jovovich no cuentan con mucho aprecio por parte de los fanáticos de la serie de videojuegos. Tal vez sea debido a lo mucho que se alejan de la trama de estos, la forma en que incluye a personajes reconocidos sin respetar sus historias o simplemente porque la mayoría de ellas son pésimas. A muchos les gustaría ver filmes más fieles al material original.

Probablemente en eso estaban pensando Capcom y Sony Pictures Japan cuando decidieron crear una nueva serie de películas desarrolladas en el mismo universo de los videojuegos. Estas usarían a los mismos personajes, con los mismos actores de voz y contarían historias con el objetivo de expandir su universo.

La primera de ellas, Resident Evil Degeneration, se estrenó en 2008 y fue esperada ansiosamente por los seguidores de la franquicia. Se promocionó como “el gran reencuentro entre Leon y Claire” (la pareja protagonista de Resident Evil 2) y la historia que uniría a Resident Evil 4 con el entonces inminente Resident Evil 5.

Años después de la catástrofe de Raccoon City, el público demanda respuestas del gobierno y control sobre las empresas que hacen experimentos secretos con humanos. En medio de esto, surgen grupos radicales que adquieren armas biológicas en el mercado negro y uno de ellos ha liberado el virus-T en un aeropuerto donde se encuentra un importante político. Lo que no saben es que allí también se encuentra Claire Redfield, que deberá ayudar a los demás sobrevivientes mientras su viejo amigo Leon ejecuta un plan de rescate.

Esta premisa, tan normal para una película de zombis, es lo que mejor funciona en Resident Evil Degeneration. Los personajes escapan del aeropuerto en menos de 30 minutos y entonces la película pierde la cabeza. Desde ese momento la trama comienza a complicarse de un modo innecesario introduciendo nuevas conspiraciones y traiciones que, en lugar de hacer más interesante la historia, vuelven el desarrollo insufriblemente lento. La siguiente media hora no es más que una serie de diálogos irrelevantes dedicados a explicar detalles sobre el pasado de uno de los personajes y el sistema de seguridad de una planta de investigación. Los zombis desaparecen casi por completo y la película termina con una larga y aburrida pelea contra un G-Type, el mismo monstruo en que se convirtió William Birkin en Resident Evil 2.

El ritmo pesado y la trama poco interesante no son el único problema de este filme. La animación es horrible. Visualmente parece una escena de video de un juego de PlayStation y esta atrasada al menos una década a nivel tecnológico. Los personajes se mueven como robots y sus expresiones faciales causan un terrible efecto de valle inquietante. A Leon le cambiaron la personalidad para convertirlo en un ‘soldado’ sin sentido del humor y a Claire no la dejan tener más de un par de cortas escenas de acción que juntas no suman más de 15 segundos.

Afortunadamente, la siguiente película de esta serie fue mucho mejor. Resident Evil Damnation se estrenó en 2012 y es una verdadera delicia para los fanáticos.

Durante muchos años, los juegos de Resident Evil justificaron la existencia de los zombis y monstruos presentándolos como “armas para uso militar”. Esto siempre causó muchas discusiones entre los fanáticos que analizaban la viabilidad de usar estas criaturas en un conflicto bélico. Aquí vemos por fin a esas criaturas en el escenario para el que fueron creadas.

La acción se desarrolla en un pequeño país del antiguo bloque soviético sumergido en una guerra civil contra grupos independistas. Ambos lados han comenzado a usar armas biológicas adquiridas ilegalmente, así que el gobierno americano ha enviado a Leon para que investigue, mientras Ada Wong se infiltra como una agente de la BSAA con sus propios planes.

La verdad, esta historia no importa mucho. Aunque los personajes son mucho más interesantes que los de la anterior película, los escenarios son más variados y la trama es más directa, todo esto no es más que una excusa para las impresionantes escenas de acción.

El llamativo estilo de combate que vimos en Resident Evil 4 y 5 está aquí y es presentado de un modo aún más exagerado. Los personajes luchan con agilidad sobrehumana y esto tiene como resultado escenas muy emocionantes. Ayuda bastante que los zombis están fuera de esta película son reemplazados por lickers, plagas y tyrants, seres mucho más ágiles y versátiles. La animación y los diseños mejoraron bastante con respecto a Degeneration.

La última parte de esta trilogía es Resident Evil Vendetta. Se estrenó en 2017 y marcó el regreso de Rebecca Chambers (aunque muchos dudan de la canonicidad de estos filmes).

Leon juega de nuevo un papel importante en este filme, pero el protagonismo pasa a manos de Chris Redfield. Este agente de la BSAA se encuentra cazando a un traficante de armas biológicas que ha creado un virus mejorado y que tiene una venganza pendiente contra el gobierno estadounidense. Por alguna razón, este criminal ha puesto sus ojos en su amiga Rebecca y ahora Chris debe protegerla a toda costa.

De nuevo tenemos excelentes escenas de acción. Incluso hay largas secuencias de enfrentamientos contra hordas de zombis que parecen exposiciones de artes marciales y lucha libre. La animación está mejor que nunca, los protagonistas tienen más trasfondo y las actuaciones de voz son, en su mayoría, bastante buenas. Aquellos que extrañaban el terror están de suerte, pues Resident Evil Vendetta comienza con unas aterradoras escenas en una mansión y una universidad que traen de regreso el horror zombi más puro y duro. Se nota la influencia de Takashi Shimizu, pues el director de Ju-Onsirvió como productor de este filme.

Es una lástima que estos buenos elementos queden opacados por una trama llena de clichés y una falta absoluta de interés en su desarrollo. El villano no es más que un psicópata megalómano con una venganza genérica, sus aliados visten trajes de sadomasoquismo sin razón y hasta hay una subtrama copiada de Drácula que convierte a Rebecca en una simple damisela en apuros.

El clímax de esta historia ocurre durante un ataque terrorista “a gran escala” con armas biológicas en Nueva York, pero está tan mal planteado que la urgencia de la situación nunca se refleja en los eventos que vemos (y los protagonistas terminan acabando con la vida de muchas personas sin siquiera pensar en ello). Estos momentos encajarían perfectamente en una película de bajo presupuesto para SyFy Channel. Hasta Sharknado es mejor en este aspecto.


No es posible recomendar Resident Evil Degeneration, pero Damnation y Vendetta son películas que todos los fanáticos de la franquicia van a disfrutar. Son filmes muy divertidos donde da gusto ver a los personajes que hemos controlado en otras aventuras. No tienen grandes tramas ni causan terror, pero son excelentes para pasar un buen rato.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas