Connect with us

Cine y TV

Los Cuatro Fantásticos – La reseña

Y ya que salió la película podemos responder la siguiente pregunta… ¿Fue tan terrible como se pensó en un comienzo?

Publicado

en

Con un poco de miedo llegué a la a la sala de cine donde fue la función de prensa para Los Cuatro Fantásticos, por lo general esto no sucede a menos que sea una película de terror; sin embargo, ¿quién no tendría el estómago hecho pedazos por las críticas a esta cinta? Yo, en lo personal, esperaba mucho, pero poco a poco mis expectativas empezaron a decaer. En todo caso, hoy puedo contarles qué sucedió y para mi agrado, NO fue terrible, pero por desgracia, tampoco fue lo que esperaba. Estoy bastante decepcionado.

Cómo lo mencione en mi artículo “¿Cuál es el problema con Josh Trank y el reboot de Los cuatro Fantásticos?”, esta es una producción que se ha visto afectada por la polémica en torno a su historia, selección de personajes y diseño de los mismos. Para comenzar, su argumento no parte del mismo punto que las dos producciones anteriores, sino que toma elementos del Universo Ultimate (1610) de Marvel, lo que marca un punto diferencial en el desarrollo de los eventos.

Así se justifica esta nueva versión de Los Cuatro Fantasticos en la que Sue Storm es adoptada y Johnny Storm es negro, además del ya discutido Victor Von Doom. Con esto en mente, queda claro que este nuevo inicio es un camino aparte del que todos conocemos, algunos elementos son bienvenidos, otros no, pero… ¿La película en sí es buena? ¿Debo arrojarle mi dinero al cajero para verla en cine? ¿Qué hay después de la muerte? Vamos por partes.

Los Cuatro Fantásticos inicia contando la historia de Reed Richards (Miles Teller), un joven genio que ha trabajado toda su vida en un dispositivo para teletransportar materia. En su infancia esto solo significa una cosa: ser un desadaptado, pero por fortuna logró sobrevivir su época escolar gracias a la compañía de Ben Grimm (Jamie Bell), un niño quizá igual de desadaptado, aunque con más musculo que cerebro, pero de buen corazón.

Eventualmente la historia nos llevará a los años finales de escuela, donde el talento de Richards es reconocido por el Dr. Franklin Storm (Reg E. Cathey) y Susan Storm (Kate Mara), quienes han estado trabajando en la misma tecnología pero sin éxito alguno. El joven talento será llevado al edificio Baxter con tal de finalizar el proyecto de teletrasportación de materia y poco a poco se presentarán los personajes restantes, es decir, Johnny Storm (Michael B. Jordan) y Victor Von Doom (Toby Kebbell).

El acto introductorio de la película funciona muy bien ya que nos cuenta de forma breve quiénes son los personajes y sus motivaciones; de hecho, logra hacer pequeños guiños al futuro que le espera a cada uno de ellos, por ejemplo, cuando vemos por primera vez a Johnny Storm notaremos que en su carro hay una flor de fuego de Mario Bros.

Reseña_FF3

Durante la primera parte de la película Josh Trank logró una dinámica interesante entre los diferentes protagonistas de la película, después de todo, todas las personalidades destacan por ser muy diferentes: Reed Richards se caracterizará por ser el intelecto bueno, Victor Von Doom por ser el intelecto rebelde, Susan Storm por ser la analista de patrones, Johnny Storm por ser un genio constructor y Ben Grimm por ser un excelente amigo, aunque este último se convertiría en una excusa para hilar la historia más adelante.

Desde el momento en que Reed, Susan, Johnny y Ben obtienen sus poderes se desata un conflicto que los hace rehenes de su propio gobierno que los quiere convertir en armas. En este punto la historia nos presenta dos conflictos que pudieron funcionar bien, de no ser porque la película fue muy apresurada y cambió de enfoque al final. En primer lugar, Franklin Storm busca revertir los efectos del accidente que le dio las habilidades sobrehumanas a sus hijos para que no se conviertan en herramientas militares; al mismo tiempo, Richards busca hacer lo mismo pero enfocado en Ben Grimm, quien no puede lidiar con su nueva mutación y es el único de los cuatro en aceptar ser un “superhéroe” para el ejército estadounidense.

Como historia de origen es muy interesante porque Los Cuatro Fantásticos no son tan fantásticos; están separados, deprimidos y tienen conflictos entre ellos. Esta perspectiva en principio pudo funcionar; sin embargo, pierde peso porque parece que los actores no están cómodos con su papel. Quizá sea un cliché decirlo de esta forma, pero es que simplemente los personajes no tuvieron un desarrollo profundo con el cual uno se pudiera identificar. Claro, hay elementos buenos, cómo que la nueva Susan Storm no es la chica premio, pero no son suficientes para enganchar.

Reseña_FF2

Una cosa que no se me puede salir de la cabeza es que esta película es un festival de oportunidades desperdiciadas y promesas incumplidas, empezando por los actores que, nuevamente, parecen incómodos con sus papeles. Pero hablando específicamente me refiero a lo que sucedió con la historia, el desarrollo y el villano.

De acuerdo con Josh Trank, su nueva propuesta traería un respiro al género de los superhéroes, palabras grandes para un nuevo director en el mercado, pero que estaban respaldadas por el éxito de Chronicle, una película de jóvenes con súperpoderes. No obstante, Los Cuatro Fantásticos es una unión de clichés con elementos conocidos que no ofrecen nada nuevo, lo que me hace preguntar, ¿por qué tomó tanto “riesgo” si no iba a innovar?

Al pensar en esto último no puedo dejar pasar la oportunidad para señalar lo sucedido con Johnny Storm. Yo fui uno de los que no puso el grito en el cielo la ver al actor, así como fui de los que estuvieron atentos a lo que el director dijo con respecto a esta nueva forma de presentar a un personaje tan importante; sin embargo, después de haber visto la cinta, este cambio parece solo haber sido sustentado en un capricho más que en una forma de explorar las relaciones entre Franklin, Johnny y Susan, una chica proveniente de Kosovo.

Reseña_FF4

Es una lástima que este tipo de decisiones creativas quedaran en un segundo plano, relegadas únicamente a estar en función de un conflicto provisional que está a la espera de una revelación que pretendía ser una sorpresa: Doom. Para la tranquilidad parcial de los preocupados, este no fue un mal personaje, aunque está lejos de ser perfecto como muchos estaban esperando.

La actuación de Toby Kebbell hace que Victor von Doom sea un personaje interesante, despreciable y la vez muy querido; sin embargo, su transición a villano es más bien producto del azar. Como dije anteriormente, uno de los problemas más preocupantes de la película es su ritmo, por lo que la revelación de este enemigo es simplemente una forma de concluir la historia. A pesar de lo anterior, no voy a negar que esta versión de Doom es despiadada, fría y calculadora, por lo que en ese aspecto es un GRAN VILLANO, no obstante, su diseño, a pesar que está basado al del Universo Ultimate, es risible y ridículo, lo que le quita mucho impacto a los crueles actos que lleva a cabo.

Este reinicio no es lo que merecía Los Cuatro Fantásticos, ya que a pesar de contar con elementos interesantes, cae al mismo nivel que la primer película de Fox en el 2005, lo cual es una clara prueba de los problemas de producción. Quizá mi única preocupación en este momento es por el futuro de Josh Trank, ya que este fracaso comercial seguramente lo perseguirá hasta que pueda reivindicarse, aunque desde ya podemos saber que no será con esta misma franquicia.

Los Cuatro Fantásticos es una película decepcionante, más que todo por lo poco que logró con elementos que tenían el potencial de presentar un regreso en forma de la franquicia. Algunos interpretan esta cinta como un intento de Fox por mantener los derechos sobre estos personajes, quizá sea posible, pero yo realmente le tenía un poco de fe, lo que hace esta reseña algo aún más difícil. Lo que me queda claro por el momento es que no veremos a los Cuatro Fantásticos de regreso en mucho tiempo. Qué lástima. En este punto es difícil recomendarles ver la película, más si conocen la franquicia, sin embargo, quizá puedan disfrutarla al menos por los efectos efectos especiales y la banda sonora, pero eso no es una promesa.

Por cierto, tampoco presentaron los atuendos clásicos que prometieron presentar y La Mole sigue sin pantalones.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas