Síguenos en nuestras redes
Mortal Kombat Legends: Scorpion's Revenge reseña Mortal Kombat Legends: Scorpion's Revenge reseña

Cine y TV

Mortal Kombat Legends: Scorpion’s Revenge – Reseña

Get over here y lee esta reseña de la película animada de Mortal Kombat.

Publicado

en

En los primeros segundos de Mortal Kombat Legends: Scorpion’s Revenge, vemos el conocido logo de Warner Bros. acompañado por Daffy Duck (el Pato Lucas, como lo conocemos en Colombia). Poco después aparece Scorpion, que con su característica frase ‘get over here!’ toma al icónico personaje de caricaturas para arrastrarlo, presumiblemente, al Netherealm.

Esa es una muy buena introducción para esta película. Representa la forma en que está atrapada entre su identidad ultra-violenta y las sensibilidades narrativas de una caricatura de sábado en la mañana.

Aunque cuenta una historia bien conocida para los fanáticos de Mortal Kombat, los primeros diez minutos de Scorpion’s Revenge son increíbles. Estos nos narran la masacre del clan ninja Shirai Ryu y la muerte de Hanzo Hasashi y su familia a manos de Sub-Zero. Además de estos dolorosos momentos, incluye una impactante secuencia de acción en la que el futuro Scorpion despacha a decenas de ninjas Lin Kuei con una violencia que poco se ve en películas animadas. La calidad de la animación está al nivel de las películas animadas de DC Comics —como Superman Red Son— y el estilo visual de líneas gruesas y sombras marcadas recuerda por momentos a artistas de cómic como Mike Mignola. Es un comienzo prometedor.

Lastimosamente, el resto de la película no está a la altura de su introducción.

Mortal Kombat Legends: Scorpion’s Revenge nos vuelve a contar la historia del primer juego de la saga. Es la trama del torneo de Shang Tsung que ya hemos visto tantas veces antes, incluyendo la película de 1995 y en el ‘reboot’ de 2011. De hecho, toma bastantes elementos de ambas obras.

Algo curioso es que rinde reverencia al canon a la vez que se despreocupa de este. Incluye a personajes como Quan Chi, menciona a Shinnok y hace un montón de referencias a razas y personajes que aparecen más adelante en la saga. El problema es que lo hace de forma que queda forzada en una trama que no tiene por qué complicarse de esa manera. Scorpion aquí está al servicio del hechicero del Netherealm como parte de una conspiración que no tiene el más mínimo sentido. Por si fuera poco, introduce un ‘giro en la trama’ sobre la historia de Scorpion tan tonto que va a dejar bastante extrañado a cualquiera familiarizado con la historia de los juegos.

Las secuencias de combates no están nada mal y siempre es agradable ver a los personajes usar los movimientos por los que son conocidos. También hace un uso bastante generoso del efecto de ‘rayos x’ que hemos visto en los últimos juegos de Mortal Kombat. A pesar de eso, solo algunos combates resaltan realmente y la violencia termina haciéndose repetitiva. 

Aunque el nombre de Scorpion está en el título, él no es el protagonista absoluto de esta película. El trío de Liu Kang, Sonya Blade y Johnny Cage recibe más importancia que el ninja amarillo. El problema es que cada uno de ellos —igual que Shang-Tsung, Goro, Kano, Raiden y los demás personajes— es completamente unidimensional y se definen en simples estereotipos.

El peor culpable de esto es Johnny Cage. Aquí repite su papel como ‘actor malcriado que no entiende qué está pasando’ y todo lo que sale de su boca es un mal chiste que referencia la vida en Hollywood. No hay nada aquí de la forma como este personaje ha madurado a lo largo de los juegos. Esto es aun peor por culpa de la actuación de voz de Joel McHale. Él es un gran comediante, pero no hace el más mínimo esfuerzo por dotar a Cage de personalidad.

Mortal Kombat Legends crítica

Jennifer Carpenter —a quien recordamos por Dexter, El Exorcismo de Emily Rose y Cuarentena— hace la voz de Sonya Blade, pero no hace nada por distinguirla de otras ‘chicas duras’ del género. Afortunadamente, Patrick Seitz y Dave B. Mitchell sí hacen un mejor trabajo expresando la rabia infinita de Scorpion y la calmada seriedad de Raiden, respectivamente.

Inicialmente comparamos a Mortal Kombat Legends: Scorpion’s Revenge con una caricatura de sábado en la mañana. Su estilo visual y narrativa carente de lógica no son las únicas cosas que la hacen parecer una obra para televisión en lugar de una película. La trama no solo queda inconclusa, como si fuera un episodio piloto, sino que hay cortes de edición que parecen perfectos para introducir comerciales.

Scorpion's Revenge análisis

A pesar de todos estos defectos, Mortal Kombat Legends: Scorpion’s Revenge tiene muchos elementos que se dejan disfrutar. Ya mencionamos su excelente introducción, la calidad de su animación, buena coreografía de peleas y estilizada violencia. Los fanáticos de la saga van a pasar un buen rato apreciando las referencias a los videojuegos e incluso tomando nota de la forma en que la historia se desvía del canon de estos. 

Desafortunadamente, esta es una oportunidad perdida. Tal vez si se hubiera mantenido la perspectiva de Scorpion durante todo el torneo o hubiera dado más espacio al desarrollo de personajes hubiera podido resaltar como una buena alternativa al canon de los videojuegos. Por lo pronto, no es más que una entretenida curiosidad, solo para fanáticos.

Todo parece indicar que en Warner Bros. están interesados en crear más películas animadas bajo la etiqueta Mortal Kombat Legends. Con algo de suerte, aprovecharán las siguientes entregas de esta nueva serie de filmes animados para corregir los problemas que vimos en esta.

Mortal Kombat Legends: Scorpion's Revenge
2.8/5 Nota
Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas