Conecta con nosotros
Mujer Maravilla Mujer Maravilla

Cine y TV

Mujer Maravilla 1984 – Reseña

No hay que ver las primeras 1983 para entenderla.

Publicado

el

El llamado ‘Universo Extendido de DC’ se encontraba en serios problemas en 2017. Las críticas negativas contra Batman v Superman y Escuadrón Suicida se acumulaban y Warner quería darle una vuelta radical a la situación. La salvación llegó con Mujer Maravilla. La superheroína más popular de todos los tiempos protagonizó una buena película que nos ayudó a recuperar la fe en el futuro de este universo cinematográfico.

Ahora, tras un año y medio de aplazamientos, finalmente llegó la secuela directa de ese filme. Mujer Maravilla 1984 se desarrolla casi 60 años después y nos lleva a Estados Unidos en medio de los vibrantes años ochenta. Vamos a descubrir si está a la altura de su predecesora o es un nuevo paso en falso para el mundo peliculero de DC.

Lo primero que sorprende de esta película es su colorido. El anterior filme de la Mujer Maravilla ya había tratado de alejarse de la oscuridad que estaba identificando ese universo cinematográfico, pero se mantenía envuelto en los tonos apagados que resultaban adecuados para representar a la primera guerra mundial. Aquí nos impacta la intensidad con que resaltan el rojo, azul y dorado de su uniforme mientras visitamos centros comerciales, carreteras en Egipto y el interior de la Casa Blanca.

Ver de nuevo a Diana en acción es todo un placer. No lo decimos solo por la belleza de la actriz Gal Gadot, sino por la forma en que se luce en las escenas de acción y por la excelente química que tiene con Chris Pine, que regresa para interpretar a Steve Trevor. De verdad da gusto ver de nuevo a esta pareja en pantalla, sobre todo con el rol del ‘pez fuera del agua’ invertido. Ahora es ella quien ayuda a que él redescubra el mundo.

¡Un momento! ¿Acaso Steve Trevor no murió en la anterior película y han pasado más de 50 años desde entonces? ¿Cómo es esto posible? Es hora de hablar sobre la trama de esta película. Todo gira en torno a una reliquia llamada la Piedra del Sueño, la cual es capaz de cumplir cualquier deseo. Sin saber que se volverá realidad, Diana pide el regreso de su amado, pero pronto se da cuenta que está en una situación similar a la de la infame La Pata de Mono, de W.W. Jacobs. Todo deseo pedido a esa piedra tiene terribles consecuencias.

Entra en escena Maxwell Lord. El villano de Mujer Maravilla 1984 encarna la avaricia capitalista sin límites que tan bien identificó a la cultura americana de los años ochenta. Es un típico hombre de negocios y embaucador que, al más puro estilo de Wall Street, busca la forma de sacarle provecho a todo sin pagar consecuencias. Él cree que encontró un ‘hueco legal’ en la forma en que funciona la Piedra del Sueño y planea sacarle todo el provecho que pueda, sin importarle el caos que cause a su alrededor. No es casualidad que esta encarnación del personaje recuerde un poco a ‘polémicos empresarios’ como el mismísimo Donald Trump.

Mujer Maravilla 1984 reseña Pedro Pascal Maxwell Lord Wonder Woman

La curiosa trama de Mujer Maravilla 1984 suena bastante bien en el papel. Es la clase de historia absurda que esperamos encontrar en un cómic. Tristemente, no todo lo que funciona en una historieta queda bien cuando se adapta a la pantalla grande y con actores reales. El resultado es, a falta de una mejor forma de describirlo, bastante raro.

Queremos dejar claro que esta película tiene el corazón en el lugar correcto. Esta historia trata de mostrarnos una Diana Prince cuyo principal poder es su amor y empatía. La forma en que finalmente resuelve todo es inteligente y diferente a lo que hubiera hecho cualquier otro superhéroe. El problema es que, para llegar a ese punto, la trama da mil vueltas innecesarias y el resultado final no funciona.

La fuente de todos los elementos negativos es que las motivaciones de los personajes carecen de lógica. Es imposible seguirle el hilo a lo que la trama quiere que veamos en ellos. Por si fuera poco, es una película demasiado larga y con un ritmo inusual. Las secuencias de acción y comedia están mal distribuidas a lo largo de la cinta y eso causa que el público se aburra durante los largos segmentos de exposición, o cuando los personajes dan vueltas alrededor de los mismos elementos narrativos sin llegar a ningún lado. Como ejemplo tenemos las Olimpiadas Amazonas con las que comienza el filme. Hay una metáfora en ellas sobre el mensaje de la historia (no se pueden tomar atajos para obtener lo que deseamos), pero resulta tan irrelevante que las hubieran podido cortar sin ningún problema.

Mujer Maravilla 1984 Wonder Woman 84 análisis reseña

Algo extraño que pasa con este desarrollo es que la misma Diana pierde mucho protagonismo. Se podría decir que esta película es tanto de Maxwell Lord como de ella. Hasta cierto punto, esto se puede agradecer porque Pedro Pascal hace un trabajo fantástico con el tipo de histrionismo exagerado que hace a actores como Gary Oldman o Nicholas Cage tan entretenidos. Pero como ya dijimos, el desarrollo y motivaciones de este villano son tan confusos que no sabemos realmente hacia dónde va todo.

Notarán que no hemos mencionado a Cheetah, pero es porque no hay mucho qué decir sobre ella. Kristen Wiig es una fantástica actriz y excelente comediante, pero aquí la vemos atrapada en el cliché de la ‘nerd que en realidad es sexy’ y para la que usar vestidos ceñidos y zapatos de tacón es sinónimo de convertirse en una villana. Hablando de estereotipos negativos sobre personajes femeninos, tampoco cae bien ver a una Diana que ha pasado décadas en soledad porque no puede superar al único hombre de su vida.

Ojalá estos problemas en la trama fueran los únicos puntos negativos que tiene Mujer Maravilla 1984, pero hay más. Los efectos CGI no están a la altura de las secuencias de acción y se nota demasiado cuando los están usando. Aunque nos encanta la fisicalidad y carisma de Gal Gadot, no se puede negar que no es una gran actriz y ver el filme doblado al español latino representa una notable mejora sobre su vocalización. Por último, la promocionada Armadura de Asteria resulta ser poco más que un huevo de pascua y su aparición apenas está justificada.

Otro pecado imperdonable es el poco uso que hace esta película de la música característica de la época. ¿Dónde quedó el ‘synthpop’? ¿Por qué no hay nada de ‘glam rock’?

Mujer Maravilla 1984 Wonder Woman 84 crítica

Los fanáticos del personaje van a encontrar muchas cosas agradables en este filme. Las secuencias de acción son muy entretenidas, los momentos entre Diana y Steve son emotivos y es divertido ver a Pedro Pascal enloqueciendo en un personaje como Max Lord. Pero tiene demasiados defectos y termina siendo un paso atrás para el personaje. Afortunadamente, Warner Bros. Pictures ya le dio luz verde a una tercera entrega de Mujer Maravilla. Esperamos que corrija los problemas que vimos en esta secuela y vuelva a estar a la altura de la Princesa de las Amazonas.

Mujer Maravilla 1984
2.8/5 Nota
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas