Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

[Opinión] ¿Y si Tenet es una secuela de Inception?

Algunos indicios podrían señalar una nueva misión en el universo de sueños compartidos creado por Christopher Nolan.

Publicado

en

Recuerdo muy bien cuando vi Toy Story 3 por allá en junio del 2010, esto porque al ser en teatro IMAX fui testigo del tráiler de una película en el mismo formato que se estrenaría al mes siguiente. No tenía ni idea de su existencia sino hasta que vi un póster promocional en la misma entrada de la función, se trataba de la para entonces nueva película de Christopher Nolan, tan solo dos años después de la exitosa The Dark Knight.

Todo parecía indicar que la estruendosa y justificada fama que le dio el acercamiento anarquista en la secuela de Batman Begins, fue lo que necesitó el director inglés para dar rienda suelta a un proyecto largamente aplazado como lo era Inception. Dicho primer tráiler (segundo oficial) visto en aquella función fue surreal y en mi caso significó amor a primera vista, pese a que no entendía mucho de qué carajos iba la trama. Pero ese increíble tema musical de Zack Hemsey (‘Mind Heist’) aceleraba el corazón.

El personaje de Leonardo DiCaprio afirmaba ser experto en seguridad del subconsciente, y el argumento giraba en torno al mundo onírico o de los sueños, tema que me interesa en lo personal. Pero también habían muchos aspectos de películas de espionaje –que como fanático de James Bond también me llaman la atención–, un misterioso drama romántico, una misión de robar algo desconocido y escenas idílicas, como una ciudad de Paris doblándose con edificios y todo o gente flotando en un cuarto de hotel, mientras Joseph Gordon-Levitt los envolvía en cable como si de maniquís se trataran.

Todo muy extraño, pero fascinante. Además del recurrente Michael Caine, se podía ver a Cillian Murphy y Tom Hardy como parte del elenco, buena parte del mismo también se vería después en The Dark Knight Rises.

Inception no decepcionó, pero a la compleja trama de sueños compartidos y capas oníricas (sueño bajo sueño bajo sueño) por medio de drogas de dudosa reputación, se añadían dosis de acción, relevantes giros de trama y una constante incertidumbre sobre lo que es o no real. La historia de extractores de información confidencial que debían implantar una idea tuvo el efecto deseado en el público. La escena final puede ser la más discutida en círculos sociales, pero no importa si no se ve caer el trompo, ya que si el suegro del protagonista (Michael Caine) aparece en una escena, significa que Cobb (DiCaprio) está en el mundo real. Tranquilos, si se reune con sus hijos, confirmado por el mismo Caine muchos años después.

Toda esta ponencia de Inception creada por Christopher Nolan le valió cuatro Premios Óscar de la Academia, tristemente solo en la parte técnica de efectos visuales, cinematografía y sonido, aparte de otras cuatro nominaciones de más calibre, denotando su importancia en el medio. El universo creado es lo suficientemente interesante y robusto como para generar otras historias de considerable libertad ctreativa, además del cómic preludio incluído con el Blu-ray que cuenta el trabajo especial de Dom Cobb previo a los eventos del filme (The Cobol Job).

A 10 años del estreno de Inception resulta curioso que Nolan no decidiese darnos hasta ahora una secuela, teniendo en cuenta que es su película con más galardones de la Academia, seguida por tres de Dunkirk, dos de The Dark Knight y uno de Interstellar. Pero, ¿qué pasaría si todo el secretismo manejado con su próxima película, Tenet, es porque se trata de una historia ubicada en el mundo de Inception?

Basta con mirar el primer tráiler oficialmente revelado de Tenet para notar un tono muy familiar con el de Inception publicado más arriba, tono inconfundible de Nolan a decir verdad. Eso y que Michael Caine siempre está presente; eres genial Michael, nunca cambies. El elenco principal incluye a John David Washington en el papel protagónico, Robert Pattinson, Elizabeth Debicki y Kenneth Branagh. Lo planteado muestra un ambiente de espionaje y travesía global con manejo del tiempo desarrollado en reversa, una narrativa más invertida que lo visto en Memento.

Mientras el tráiler presentado al público no presenta rotulaciones más allá del nombre del director y actores, reportes de hace meses de algunos asistentes a las funciones de Hobbs & Shaw en IMAX señalaron las primeras proyecciones del ‘teaser’ de Tenet, exclusivas en dichos teatros. Dicho avance, no disponible en internet, mostraba al personaje de Washington en la que parece ser una de las escenas finales del primer tráiler oficial, mientras observa una ventana con impactos de bala y las frases en pantalla:

“Ha llegado la hora de un nuevo protagonista.” “Ha llegado la hora para un nuevo tipo de misión.”

Estas palabras no tendrían mucho sentido si se tratara de un producto original por completo, pero podemos sospechar hasta dónde van las reservas de Nolan para no revelar todo en un simple avance inicial. Si fuese un producto licenciado (al estilo Batman) no tendría necesidad de ocultarlo tanto, todo lo contrario. Así que existe una fuerte posibilidad que se trate de una previa propiedad de Christopher Nolan, y la película que más encaja con escenas tan raras como el tiempo avanzando al revés para los protagonistas (¿un sueño?) es Inception.

Bajo el concepto principal de sembrar una idea en el subconsciente, Inception se tradujo en Hispanoamérica como El Origen (solo Origen en España). ‘Tenet’ es un palíndromo que se lee igual al derecho o “al revés”, pero su significado es el de: ‘principio o creencia, especialmente uno de los muchos principios en una religión o filosofía.’

O quizás una de las ramas de los sueños compartidos creados por los militares en Inception, por interpretarlo de otra manera.

El punto es que antes de Tenet, según lo que señala en su ‘teaser’ no disponible al público, existía un protagonista con su propia historia, seguramente con la misma temática de robo y espías. Si todo esto no gritara Inception y la fuente de letra de Nolan no colaborara tanto en la sospecha, no sé qué más podría ser. Claro, podría ser una trama nueva por completo desconectada de cualquier trabajo previo, pero es más agradable pensar que en lugar de secuela directa de Inception está ubicada en su mismo mundo. De ahí los barcos que navegan al revés y autos que se desaccidentan.

“Inception 2” no habría sido un título tan atractivo como un palíndromo con más despiste que relación. Sería poco probable ver de nuevo a un Extractor (Cobb), Arquitecto (Ariadne), Guía (Arthur), Falsificador (Eames), Turista (Saito), Químico (Yusuf) u Objetivo (Fischer), pero si Tenet se trata de una nueva misión en el universo de Inception, estoy más que listo y ansioso para que así sea.

Una idea es como un virus, resistente, muy contagiosa. La semilla más pequeña de una idea puede crecer. Puede crecer para definirte, o destruirte.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas