Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

Pokémon (anime) mejora mucho con las batallas Dinamax, pero…

Dos campeones en una feroz batalla por la corona, Kanto vs Galar, la serie evoluciona considerablemente pese a cierto nuevo personaje.

Publicado

en

La temporada 23 de la serie animada de Pokémon (titulada simplemente Pocket Monsters) se ha estado transmitiendo desde noviembre del 2019 en Japón, y pese a que aún falta un tiempo para que llegue doblada a Occidente, vale la pena destacar lo bueno que ha hecho. Especialmente si hablamos de su episodio más reciente (#12), que puso frente a frente al Campeón de Kanto contra el Campeón de Galar en una final del ‘Campeonato Mundial Pokémon’ exclusivo del anime.

Es importante señalar que esta temporada, como ya se había informado, ha hecho bien al apartarse un poco de las anteriores al no enviar directamente al eterno Ash de 10 años por toda la región de Galar, en busca de ocho medallas de gimnasio y la respectiva copa; caso aparte lo ocurrido en Alola pero con el mismo resultado. Por fortuna con un debutante primer lugar en aquella ocasión.

Esto podría cambiar pronto y regresarlo a su «curso natural», pero por el momento ha permitido ver otras historias a través de las diferentes regiones del mundo Pokémon y en menor medida al Equipo Rocket, que por carismáticos que sean hacen de cada episodio un martirio bajo la misma mecánica de hace más de dos décadas, estancándose donde otras series incluso infantiles han avanzado más.

Estadio de Wyndon

El encuentro de Lance contra Leon se da en la ciudad Wyndon de Galar, cuyo enorme estadio está basado en el real estadio de Wembley ubicado en Londres, Inglaterra.

Estadio de Wembley

La forma en que el ‘anime’ de Pokémon maneja el concepto de campeones es un tanto diferente a los juegos, aparte que nunca se ha establecido qué hace a un ‘Maestro Pokémon’ o si solo es un título inventado por Ash. Aunque Lance es parte del Alto Mando o ‘Elite Four’ en Red/Blue/Green/Yellow y sus ‘remakes’, en la serie animada ha sido conocido como el Campeón en lugar de un miembro regular, desde su introducción en el episodio Talkin’ ‘Bout an Evolution (#235) que daría paso a la captura de un variocolor Gyarados rojo en el Lago de la Furia.

La temporada actual de Pokémon olvida todas esas experiencias y encuentros previos de Ash, dejando únicamente las medallas, copas y ciertos ataques de Pikachu como el único vestigio del pasado. Sin mencionar la anacrónica edad del protagonista. Pero lo cierto es que este episodio especial permitió el regreso de Lance con aquel Gyarados ‘shiny’ rojo para librar una batalla contra el imbatible Leon y su Charizard, y así definir quién es el Campeón Mundial.

Kanto vs Galar

Analizando la estructura de la batalla nos encontramos con dos rondas en las que cada Pokémon hace uso de sus cuatro ataques de una forma equitativa. El Hiperrayo de Gyarados demuestra ser arrollador frente al Lanzallamas de Charizard, obligándolo a volar y dejando ver de paso cómo los estadios de Galar protegen al público de los ataques Pokémon a distancia: con barreras de energía invisibles.

Un Tajo Aéreo que no aporta mucho a Charizard da paso a la Danza Dragón de Gyarados y le permite soportar un golpe directo de otro Lanzallamas, mismo que no causa mayor daño. Con las cartas a favor de Gyarados, su Acua Cola asesta estrepitosamente contra Charizard, que en teoría hubiese sido un golpe crítico, pero hablamos del ‘anime’ y no de los juegos.

Un confiado Lance planea rematar el encuentro con el movimiento Colmillo Hielo de Gyarados rojo, ante lo que se ve una dramática escena de Charizard siendo enrollado por la serpiente marina voladora. Es el momento donde Leon irrumpe el ataque con un acertado Giro Fuego, y ante otro Colmillo Hielo de su oponente decide destapar su as bajo la manga: Puño Trueno de Charizard.

Lo que sería un demoledor contraataque para Gyarados equilibra la balanza con otro Acua Cola y un Puño Trueno adicional de Charizard. Ambos Pokémon alcanzan la misma cantidad de ataques efectivos, inefectivos y bloqueos por coincidencia, sus niveles de batalla son muy similares. La primera ronda (no reglamentaria) culmina y el combate se detiene por un momento, porque se viene el todopoderoso desenlace en forma de energía galariana.

[Gyarados][Charizard]
1. Hyper Beam ^1. Flamethrower –
2. ————2. Air Slash *
3. Dragon Dance *3. Flamethrower ^
4. Aqua Tail ^4. ————
5. Ice Fang *5. Fire Spin *
6. Ice Fang –6. Thunder Punch ^
7. Aqua Tail *7. Thunder Punch *
DINAMAXGIGAMAX
8. Max Geyser –8. Max Lightning ^
9. Max Strike –9. Max Airstream ^
10. Max Guard –10. G-Max Wildfire ^ (Final)

^ ataque efectivo – ataque inefectivo * bloqueo/bloqueado

Lance es el primer personaje de Kanto que vemos con una pulsera Dinamax. Más adelante explica que estuvo un tiempo entrenando en el gimnasio de tipo dragón en Galar (el de Hammerlocke liderado por Raihan), tomando incluso inspiración del uniforme para su traje.

Gyarados rojo recibe la energía Dinamax para crecer a un tamaño descomunal, pero en cierta forma es un caso triste para esta especie de Pokémon que no cuente con transformación Gigamax adicional, incluso cuando su Megaevolución es realmente imponente en tamaño estándar.

No sucede lo mismo con Charizard, que aparte de dos Megaevoluciones cuenta con una transformación Gigamax que lo acerca a una deidad de la destrucción envuelta en llamas. Así comienza la segunda y definitiva ronda con dos colosos dando su máximo poder, pero desde un principio se descubre que en ese estado Charizard tiene todas las de ganar.

Lo mejor es que la espectacular música de los combates contra líderes de gimnasio en Pokémon Sword/Shield se puede escuchar de fondo.

Un Maxichorro de Gyarados resulta inútil ante la Maxitormenta de Charizard, que aminora sus fuerzas y lo lleva a utilizar un Maxiataque enterrando su acuática cola y haciendo temblar el campo de batalla. Pero hablamos de Charizard, no tiene sentido, ya que fácilmente vuela y no solo evita el daño sino que responde con un Maxiciclón, ante lo que solo le resta a Gyarados defenderse con una Maxibarrera.

El desenlace está servido para el galariano Leon y lo sabe, ya que ordena a Charizard el ataque climático de su forma Gigamax: Gigallamarada. Un ataque muy fuerte en forma de ave de fuego y que continúa afectando al objetivo durante cuatro turnos. Contra todo pronóstico, el Pokémon fuego/volador acaba con el agua/volador. El tipo secundario sería una buena explicación para lo sucedido pero no la suficiente, así son los combates.

Leon de Galar derrota a Lance de Kanto y se alza con el título de Campeón.

El pero está en Go

En este episodio ni Ash ni el otro protagonista originario de ciudad Vermilion, Go, tuvieron participación activa. Pero en concordancia con los 11 episodios previos, si bien una inclusión novedosa, ha sido controversial su participación en compañía de Ash y con un objetivo comprensible, más no su forma de actuar para conseguirlo.

Go, como tantos otros en el mundo de Pokémon, quiere atraparlos a todos. El problema es que su estilo está basado en Pokémon GO, es la adaptación en forma ‘anime’ del juego móvil, esto quiere decir que todo el tiempo quiere atraparlos lanzando Pokébolas a diestra y siniestra, de forma casi maquiavélica.

A un viejo guardia con cara y cuerpo de niño como Ash no le molesta, pero a los espectadores definitivamente sí. Irrumpe lo mostrado durante 22 años por el ‘anime’ y le quita puntos a lo que, por lo demás como este episodio, es una prometedora temporada.

Cameo
Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas