Connect with us

Cine y TV

Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw – Reseña

Autos veloces, elaboradas peleas cuerpo a cuerpo y muchas explosiones. La familia de Rápido y Furioso continúa creciendo.

Publicado

en

La evolución que ha tenido la franquicia Rápido y Furioso es tan radical que cuesta creer que tuvo sus orígenes como una simple historia de ‘ladrones y policías’. Sus primeras entregas fueron una serie de filmes mediocres que trataron de aprovechar la moda del ‘tuning’ y las carreras callejeras, pero ahora son parte de una mega-franquicia de acción que compite en las mismas ligas que el UCM. Incluso cuenta con varias películas en el top 20 de las más taquilleras de todos los tiempos.

Ahora, ha decidido expandirse mucho más. Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw es el primer ‘spin-off’ de una marca que está dispuesta a convertirse en su propio ‘universo cinematográfico’. Pero con el listón cada vez más alto en lo que respecta al cine de acción, ¿estará a la altura de sus aspiraciones?

Si han visto las anteriores películas de la saga ya conocen bien a Luke Hobbs y Deckard Shaw. Ambos comenzaron como enemigos de Dominic Toretto y compañía, solo para convertirse en sus aliados en las siguientes películas. Sin embargo, no es necesario haber visto ninguna de estas para disfrutar de Hobbs & Shaw. Las personalidades de ambos quedan bastante claras desde sus primeras escenas y la dinámica entre ellos no podría ser más directa. Es una típica ‘buddy movie’ en la que la pareja protagonista no se lleva bien, pero deben aprender a trabajar juntos.

La trama es un cliché. Una organización criminal secreta está buscando un virus que se encuentra en poder de Hattie Shaw, una agente del MI6 que por casualidad es hermana de Deckard. A la cabeza de los villanos se encuentra Brixton Lore, un hombre mejorado genética y cibernéticamente para volverse invencible.

A pesar de lo exageradas que se han vuelto las tramas de Rápido y Furioso, esta parece fuera de lugar aquí. Es mucho más adecuada para un filme de espías y ciencia ficción. Para bien o mal, dicha trama es lo que menos importa en Hobbs & Shaw. No es más que una excusa para justificar secuencias de acción y divertidas interacciones.

Esta película brilla gracias a ese último elemento. Ya hemos visto, gracias a otras películas, lo carismáticos y entretenidos que pueden ser Dwayne ‘La Roca’ Johnson y Jason ‘El Transportador’ Statham. Cada uno de ellos es capaz de cargar el peso de una película por sí solo, pero juntos son una verdadera delicia. Luke Hobbs y Deckard Shaw se odian mutuamente a causa de los eventos de las dos anteriores películas. Todo el tiempo están compitiendo y haciéndose la vida difícil. Esto resulta en diálogos absolutamente hilarantes y situaciones tan ridículas como graciosas.

Es una lástima que este elemento se pierda un poco en la versión hablada en español. No es un mal trabajo de doblaje, pero carece de los acentos y juegos de palabras que le dan más fuerza y gracia a las escenas.

El resultado es una película con tanta comedia como acción. Las risas de la audiencia son algo seguro, pero no tanto su interés en los eventos. Su desechable trama resulta totalmente genérica y esto no le hace favores al desarrollo. Hay largas escenas de exposición y ‘momentos emocionales’ que no aportan nada al filme. De hecho, son muchas las escenas que son interrumpidas sin llegar a conclusión alguna, haciendo que el ritmo se sienta extraño y la película resulte más larga de lo necesario. 

Los villanos son una organización misteriosa al estilo de SPECTRE, de James Bond, llamada Eteon. Su objetivo es eliminar a la mayoría de habitantes del mundo “para que la especie humana evolucione”. Esta existe, junto con un curioso grupo de bellas mafiosas rusas y un cameo del comediante Kevin Hart, solo para presentar elementos que seguramente veremos de nuevo en futuros filmes de la saga principal. 

Idris Elba, otro actor reconocido por su talento y un carisma que rivaliza con el de los protagonistas, está bastante desaprovechado. La idea del villano siendo un “Superman negro” es muy buena, pero sus habilidades no resultan tan impresionantes. Ese elemento de ciencia ficción termina sintiéndose innecesario.

Le fue mejor a Vanessa Kirby. Ella interpreta a Hattie Shaw y su personaje, aunque tiene todo dispuesto para convertirse en una ‘damisela en apuros’, se sale con facilidad de ese estereotipo. Ella es tan hábil como sus compañeros y goza de una excelente química con ellos. Eso sí, es ridículo que esta película trate de convencernos de que Hattie y Deckard fueron niños al mismo tiempo.

Es hora de hablar de la razón de ser de esta película: la acción. No se puede negar que la mayoría de sus escenas son entretenidas, pero en un mundo en el que las películas de Misión Imposible y John Wick han demostrado lo que se puede hacer con el género, estas no hacen lo suficiente para emocionar. De hecho, ni siquiera están a la altura de las exageradas, pero emocionantes secuencias de los cuatro anteriores filmes de la franquicia. Solo resalta la escena clímax, en la que tratan de detener un helicóptero con un plan que es tan ridículo como divertido. Es ahí cuando Hobbs & Shaw finalmente se siente como una verdadera Rápido y Furioso.

El resto de escenas sufre de varios problemas, como una cámara temblorosa que no deja seguir la acción y una terrible falta de originalidad. Incluso sus mejores momentos se sienten familiares. Esto resulta bastante extraño tomando en cuenta que su director es David Leitch, responsable de las excelentes secuencias de acción de filmes como Deadpool 2, Atómica y el primer John Wick.

Como pueden darse cuenta, Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw tiene tantos elementos buenos como malos. Sirve para pasar un buen rato en el cine, pero no hace nada novedoso y hay muchas películas de acción que resultan mejores en todos sus aspectos, incluso otras de la misma saga. No se van a perder de nada si no la ven, pero no se la pueden perder si son fanáticos de Dwayne Johnson o Jason Statham.

También es hora de que esta saga deje de intentar hacernos olvidar que Deckard Shaw es un asesino que acabó con la vida de uno de los personajes más queridos de Rápido y Furioso. ¡Queremos justicia para Han!

Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw
2.9/5 Nota
Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas