Síguenos en nuestras redes

Cine y TV

Scarlett Johansson y los dilemas de Black Widow

Sobresaliendo en medio de una moderna controversia de género.

Publicado

en

Sobresaliendo en medio de una moderna controversia de género.

black_widow_01

La historia detrás de Natasha Romanoff es más complicada de lo que se ha mostrado en el Universo Cinematográfico de Marvel tras su primera aparición en Iron Man 2, acertadamente interpretada por la neoyorquina Scarlett Johansson.

La actual vengadora intenta eliminar constantemente recuerdos amargos y dolorosos de su pasado en el campo del espionaje, actuando de manera más heroica y formando lazos en el camino con compañeros como Clint Barton, Steve Rogers y Bruce Banner, este último en un nivel más emocional.

Pero gran parte de lo que hace el personaje de Johansson en la gran pantalla vive bajo el escrutinio de las políticas de género. Como una de las pocas protagonistas femeninas en el Universo Cinematográfico de Marvel, hasta la llegada de Agent Carter (o Agents of SHIELD), muchos ven a Natasha no solo como un personaje individual, sino como una representante de todas las mujeres. Más carga de la que una anti heroína esperaría.

La última aparición de Black Widow en Avengers: Age of Ultron dejó algunas acusaciones sobre su arco argumental, señalándolo de estereotipado y ofensivo. Esto porque, al mejor estilo de su ex jefe Tony Stark, ella prefirió expresar un deseo de dejar de salvar el mundo e inclinarse por la posibilidad del amor.

black_widow_03

Las críticas de sexismo hacia Joss Whedon no se hicieron esperar, en una historia que involucra a Bruce Banner y una versión “marvelizada” de la Bella y la Bestia. El rechazo manifestado por Natasha ante el programa de asesinos juveniles que la forzó a ser esterilizada, fue otro de los puntos de discusión, indicando que el deseo de tener una familia no significa que una mujer no pueda tener una carrera. Así trabaje como espía internacional, por ejemplo.

Como astutamente señaló la crítica Linda Holmes, incluso si se cambia la historia de Black Widow por alguno de los arcos argumentales de sus compañeros, cada uno elevaría las mismas preguntas sobre historias influenciadas por estereotipos de género. Si ella fuera Iron Man, sería una causadora de problemas. Si fuese Capitán América, sería la controladora. Si fuera Hulk, tendría sus emociones fuera de control.

Añadiendo a esto el escaso mercadeo de juguetes de Black Widow que causó una indignación global, incluso al propio Ruffalo, advirtiendo una falta de invitación a las niñas pequeñas de disfrutar el universo Marvel, el caso de Natasha se convirtió en una batalla campal. Tanto así que Disney alcanzó a sentir la onda explosiva con el personaje de Rey en Star Wars: The Force Awakens, un papel más protagónico e influyente afectado por una ridícula decisión de las marcas de juguetes.

En su quinta aparición dentro del universo fílmico de Marvel, Black Widow se encuentra del lado del orden, alineada con el equipo de Iron Man e intentando hacer cumplir los Acuerdos de Sokovia, que obligan a los Vengadores a operar bajo control gubernamental.

En una escena rodada de Captaín America: Civil War, Tony y Natasha comparten un momento de sosiego tras una pelea furtiva con Steve. Stark se frota el centro de su pecho donde solía estar el reactor ARC.

“¿Sabes el problema con un corazón plenamente funcional? Es estresante.”

“Estamos dolorosamente sin personal”, le responde Natasha.

“Sería muy asombroso si tuviéramos un Hulk”, dice Tony.

Pero no lo tienen. Y eso lo sabe ella más que nadie.

black_widow_02

Para Scarlett Johansson, Natasha nunca aspiró a ser de los Vengadores. No fue realmente una elección tomada. Fueron los eventos en su vida los que la llevaron a ese punto, así que cuando la vemos en Civil War, finalmente es capaz de elegir por sí misma.

“En esta nueva trama ella tiene una especie de gran llamado haciendo lo que es correcto por el bien mayor. Es algo realmente heroico lo que hace”, señala Johansson.

Los ‘poderes’ de Black Widow son el pensamiento estratégico, experiencia y adaptabilidad en momentos de presión. Tampoco se involucra de manera personal con los problemas a lidiar. Siempre está en el perímetro para poder tener una mejor perspectiva de lo que está sucediendo.

“Nunca ha sido aquella de divide y vencerás. No creo que esa sea ella. Lo ha visto y sabe que no funciona.”

Según Johansson, Natasha entiende de dónde vienen todos sus colegas y ex compañeros, y en realidad no le importa mucho. Hay un problema mayor y es una especie de mediadora. Un papel en el que nadie se imagina a Black Widow. Pero ella ve las dos caras de la moneda y no involucra sentimientos o amistad con sus protagonistas.

black_widow_04

Hay poco o nulo espacio para el romance en Civil War. No será la oportunidad para seguir explorando el pasado de la espía rusa, algo que si sucedió en Age of Utron tras el encantamiento de Scarlet Witch.

“Mi esperanza para ella es que ciertamente ha crecido entre película y película. Hemos construido estas capas diferentes de su personalidad. Viéndola, creo que hemos crecido juntas. Es muy capaz, y es emocionalmente capaz. Pienso que podría resultar con su propia historia.”

Algo que no sería ningún problema para Johansson.

“Me gusta que la gente analice las historias de Black Widow y que le importen. Podría haber tomado una reacción tipo ‘meh’ pero no fue así. Todo lo que han hecho por el personaje tiene sentido, está alineado con las decisiones que he tomado por ella.”

Un momento actual de seguridad y confianza para Natasha, por lo menos hasta que Hulk termine su futuro viaje.

Captain America: Civil War se estrena el 6 de mayo.

[Lea también ‘Black Panther: preparando su salto a la gran pantalla’]

 

Fuente: Entertainment Weekly

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas