Conecta con nosotros

Cine y TV

El señor Stark va a Washington

Robert Downey Jr. en total acuerdo con Iron Man y las políticas de Civil War.

Publicado

el

Robert Downey Jr. en total acuerdo con Iron Man y las políticas de Civil War.

Tony Stark tiene un ojo morado. Se encuentra sentado en un sofá de cuero ubicado en un centro de inteligencia internacional, con su camisa de seda y corbata salpicadas de sangre. Simple efecto de pelear con alguien mientras no viste su traje compuesto por una aleación de oro y titanio.

En pleno rodaje de Captain America: Civil War a las afueras de Atlanta, Robert Downey Jr. se siente algo golpeado. No puede decir quién fue el artífice de tal obra contra su estimado personaje, pero lo cierto es que no fue el Capitán América.

“No, es decir, si él y yo fuéramos a golpearnos sin sentido, eso debería ocurrir en el tercer acto. ¿No hemos escrito el tercer acto? ¿No?”, le dice Downey a un miembro del equipo que pasaba por ahí, quien en realidad no lo escuchó. Robert sonríe.

“Esa es la única forma en que podemos estar un paso adelante de las suposiciones. No escribirlo hasta que llegamos ahí.”

Es solo Downey siendo Stark, o viceversa. Existe un tercer acto, pero al actor le gusta reescribir su personaje durante el rodaje.

Captain America: Civil War es la película número 13 en el Universo Cinematográfico de Marvel, que el propio Downey ayudó a inaugurar con la primera cinta de Iron Man en el 2008. En esta ocasión, su alter ego de metal se enfrenta con el soldado de Chris Evans, en un conflicto de regulación de superhéroes que obliga a los Vengadores a actuar bajo estatutos de los gobiernos mundiales.

Tony Stark, tras una larga serie de problemas de carácter, narcisismo y complejo de dios respecto a la era de Ultron, apoya la moción de control total contra las libertades heroicas que defiende Steve Rogers. Desacuerdos que no se solucionarán con palabras y que dividirán a los Vengadores en dos equipos.

tony_stark_01

Iron Man no es el tipo malo de la historia, pero definitivamente si el antagonista que todos quieren ver, dejando de lado al confirmado Barón Zemo.

“No me importa del todo. Siempre he pensado de una u otra forma que Tony es el antagonista de su propia historia, así que no es un problema. Este sujeto entiende los problemas porque él es un problema. Y tiende a crear problemas”, señala Downey.

El actor neoyorquino de 50 años, que vio su carrera levantarse de la oscuridad gracias al poder mediático del propio Stark, no cree que Tony esté equivocado.

“No hablo sobre lo que creo correcto ante el mundo. De corazón estoy de acuerdo con lo que él hace en esta ocasión”, Robert sonríe, “Lo cual es, por cierto, más de lo que puedo decir sobre alguna de sus otras películas.”

Alguna vez Stark fue un rebelde sin causa anti-autoridad, pero soltar a Ultron y su séquito de androides en el mundo, entre otras minucias, hicieron que el multimillonario, playboy, filántropo y genio comenzara a apreciar los límites de sus actos.

Guerra civil en proceso

Un elevador se abre y Steve Rogers, junto a su amigo Sam Wilson (Anthony Mackie), salen del mismo. Frente a ellos camina un silencioso T’Challa (Chadwick Boseman), la identidad pública de Black Panther, y un sujeto del gobierno interpretado por Martin Freeman. Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) se encuentra con ellos y tampoco musita palabra alguna.

Algo malo ha ocurrido y tanto el Cap como Falcon están involucrados. Han tenido que dejar su escudo de vibranium y aparato volador antes de tener acceso al recinto. Como dos estudiantes a punto de entrar a rectoría por indisciplina.

“¿Quieren tomar asiento? Dice Black Widow. “Y traten de no romper nada mientras arreglamos esto.”

Stark, quien por el momento mantiene su camisa y corbata sin manchas de sangre, se encuentra al teléfono con el Secretario de Estado Thaddeus Ross (William Hurt).

“No, Romania no fue sancionada por los acuerdos… El Coronel Rhodes está supervisando la limpieza… Sí, habrá consecuencias…” Stark luce irritado, cansado. “Por supuesto, puede citarme en eso. Lo he dicho.” Cuelga la llamada.

“¿Consecuencias?” Dice el Capitán.

“El Secretario Ross los quiere a ambos judicializados. Tenía que darle algo.”

“¿No tendré de vuelta ese escudo, o sí?” Dice Cap.

Natasha camina hacia Stark. “Técnicamente pertenece al gobierno. Las alas también”, afirma.

“Eso fue frío”, responde Falcon.

Stark da media vuelta y se retira con T’Challa, insinuando una ligera y poco gentil sonrisa. “¡Más cálido que la prisión!”, señala.

tony_stark_03

Duelo de titanes

Downey ríe y golpea su pierna mientras se sienta en el sofá. “¡Lo sé! Me encanta.” La última línea de Tony es una forma pasivo-agresiva de romper las defensas del Capitán. “Y aun así, solo afirma la verdad”, dice Downey, mientras admite los celos de su personaje. “Lo veo algo así como, ‘Oh, tú y Falcon tienen algo bueno, ¿eh?’ Parece que no quiere darme ni la hora.”

Después, cuando el Capitán escoge a su viejo amigo Bucky Barnes, un rehabilitado asesino de cerebro lavado, por encima de Tony, es el último gran golpe.

Iron Man y el Capitán América son como los líderes de una banda que ha tenido algunos éxitos, pero que han tocado juntos por mucho tiempo. Salvar Nueva York y Sokovia fue grandioso, pero ir de vuelta a casa hace el tour algo agonizante.

“También es sobre quién intenta tomar el micrófono y el centro del escenario porque cree que puede cantar mejor la canción. Algo así como, ‘así no suena el bajo, ¡dame eso!’”

Algo de esto pudo verse en Age of Ultron, con Tony indicando que Steve era el líder de los Vengadores, pero añadiendo: “Yo solo pago por todo, y diseño todo, y hago que todo luzca genial.” En The Avengers, Rogers se refiere a su colega como un “Gran hombre en un traje armadura. ¿Quita eso y qué eres?”, a lo que Stark añade después: “Eres un experimento de laboratorio… todo lo especial acerca de ti vino de una botella.”

Ya saben, los mejores amigos a veces se tratan a las patadas.

tony_stark_02

“Todo lo que digo es que nunca ha estado en una posición de estatus por encima del Capitán. Es un pésimo negocio para Tony, que ha estado desde el momento que salió a la luz. En realidad ha sido muy civilizado, considerando todo esto. Cuando ha intentado aclarar el hecho que, en ciertos puntos, tiene la mayor voz, simplemente no puede ayudarse. Porque esto se ha gestado durante años y no ha sido correspondido.”

El problema con Stark es que no deja de brillar por sus puntos ciegos. En la original Iron Man, Tony era ajeno al daño que sus armas estaban haciendo al mundo hasta que personalmente se vio gravemente afectado por una de ellas. En The Avengers, desarrolló algo con lo que el Capitán América nació, un sentido de auto sacrificio. En Civil War, comienza a entender que pagar por todo no significa lo mismo que amistad, algo que se puede ver en el tráiler cuando Steve le dice que pelea por Bucky porque es su amigo, a lo que Stark responde con el corazón roto: “Yo también lo era”.

¿Duele más la ruptura de una amistad, o descubrir que nunca hubo una?

Para Chris Evans sin embargo, si existió algo.

“Son hombres muy diferentes, pero esto es lo bonito de la familia. En una familia sabes que puedes odiar a tu madre, puedes odiar a tu hermana, pero son tu familia y tienes que hacer que funcione. Me gusta el final de Age of Ultron cuando digo, ‘Te extrañaré, Tony’, allí hay amor y respeto.”

Pero ese también es uno de los problemas internos de Stark. A pesar de todos sus ingenios, contribuciones, y de tener el afecto de la fiel Pepper Potts (Gwyneth Paltrow), no deja de sentir que no es amado.

captain_america_civil_war_23

Justo allí es donde se encuentra Tony al comienzo de Civil War, según Downey.

“Piensa sobre cuando fue a la escuela. Piensa sobre sus compañeros. Piensa sobre todo lo heredado que no tiene significado para él y que debería intentar hacer algo con ello. Ya no es un niño. Pero piensa sobre cuando tenía nueve.”

Es como un niño con enormes juguetes que nunca crece, pero lo intenta.

“Obviamente tiene toda esta infancia trágica donde sus padres murieron y demás. Lo menciona en el primer filme, nunca pudo decirle adiós a su padre.” Tampoco hemos sabido mucho de su madre.

Hasta la fecha, este niño grande ha estado feliz de compartir sus juguetes, pero quiere algo más de vuelta. Por eso es que la lealtad y el apoyo del Capitán es tan importante.

“Realmente ha intentado todo, desde gran seriedad hasta manipulación pura y simple, emocional, para lograr que el Cap haga esto, que efectúe su voto.”

Porque al final de cuentas Iron Man no quiere pelear, solo necesita al Capitán de su lado. Pero compartir es difícil, y compartir el poder es especialmente complicado.

Captain America: Civil War se estrena el 6 de mayo.

 

[Lea también ‘Black Panther: preparando su salto a la gran pantalla’]

[Lea también ’Scarlett Johansson y los dilemas de Black Widow’]

 

Fuente: Entertainment Weekly

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas