Conecta con nosotros

Cine y TV

Turno de día (Netflix) – Reseña

Otro vampiro, otro dolar.

Publicado

el

Últimamente nos hemos llevado muchas decepciones con las películas producidas por Netflix. Puede que tengan grandes estrellas y conceptos llamativos, pero la gran mayoría de ellas tienen tramas genéricas y no son nada memorables. No teníamos razones para pensar que Turno de día (Day Shift), la nueva película de vampiros de Netflix, iba a ser diferente, pero quedamos muy sorprendidos gracias a inesperadas secuencias de acción que casi la sacan de la mediocridad. Casi.

Este es el primer trabajo como director de J. J. Perry, pero él lleva casi 30 años trabajando en Hollywood como doble de acción y coordinador de peleas. Su experiencia y habilidad como artista marcial realmente se notan en las fantásticas secuencias de combate de esta película.

Bud Jablonski es un cazador de vampiros de Los Ángeles que trata de ganarse la vida vendiendo los colmillos de sus presas en el mercado negro. Cuando descubre que su exesposa está planeando mudarse a Florida para escapar de los problemas económicos, decide conseguir dinero regresando al sindicato de cazavampiros. Pero no sabe que una poderosa chupasangre lo está buscando para vengarse.

Este concepto de cazadores de monstruos de la clase trabajadora no es nada nuevo y recuerda superficialmente a Vampiros, de John Carpenter, pero tiene una aproximación muy diferente. Turno de día (Day Shift) es una comedia de acción y aunque la comedia falla más de lo que acierta, la acción realmente sobresale.

En menos de cinco minutos del comienzo de la película ya tenemos al protagonista, interpretado por Jamie Foxx, inmiscuido en su primera pelea contra una acrobática anciana vampiro. De inmediato nos sorprende con un combate supremamente intenso y una coreografía muy vistosa que a veces recuerda las películas de artes marciales de Hong Kong de los años 80 y 90.

Turno de día Day Shift película Netflix reseña crítica opinión análisis review

Algunos de los vampiros de este filme tienen la capacidad de contorsionar su cuerpo y esto se aprovecha para crear momentos increíbles. Lo mejor de todo es que la cámara deja disfrutar el combate sin recurrir a movimientos temblorosos ni la edición rápida que ha arruinado tantas películas.

A lo largo de la cinta también vemos algunos tiroteos muy tradicionales y una persecución que no resulta muy especial, pero vuelve a ser un espectáculo cuando recurre a los combates más cerrados, especialmente uno en el que un trío de experimentados cazadores de vampiros y un torpe acompañante se enfrentan a un nido de chupasangres.

Ese “torpe acompañante” que mencionamos es Seth, un trabajador de escritorio interpretado por Dave Franco. Este personaje es obligado a acompañar al protagonista en sus cacerías y representa todos los problemas que tiene esta película. Él es el típico compañero inexperto que solo sirve como alivio cómico por lo patético que resulta. Sus diálogos con Bud en la primera mitad de la película se limitan a chistes poco efectivos y exposición forzada del mundo del sindicato y los vampiros. Es aburrido y está lleno de clichés. El largo espacio de tiempo que hay entre las dos primeras escenas de acción de la película no le hace ningún favor.

Turno de día Day Shift película Netflix reseña crítica opinión análisis review

Durante la promoción de esta película de Netflix se hizo mucho énfasis en la presencia de Snoop Dogg en Turno de día (Day Shift). Él interpreta a Big John, el cazador de vampiros estrella del sindicato. Tristemente, solo aparece brevemente al comienzo de la película y para un par de secuencias de acción cerca del final. No es un personaje especialmente interesante y el popular rapero no es un gran actor, pero da gusto verlo.

Los vampiros cumplen el cliché de que aprenden artes marciales automáticamente al transformarse. Es absurdo, pero también sumamente divertido. Algunos son los típicos aristócratas y mentes maestras, pero todos se arrojan al ataque como zombis ninja tan pronto tienen un enemigo al frente. Es entretenido verlos en acción, pero todo en ellos es un cliché. Hablando de clichés, ¿podemos tener un personaje latino que no diga una palabra en español por cada tres palabras que dice en inglés? ¿No? Ah bueno. Muchas gracias.

Hay un punto de la película en el que tenemos un giro en la trama respecto a sus naturalezas y personalidades, pero no es tratado como una revelación y se deja rápidamente en segundo plano. Es un detalle que debería cambiar las relaciones entre personajes y el tono general de la historia, pero es ignorado en favor de seguir haciendo chistes malos y continuar la acción sin complicaciones.

Turno de día Day Shift película Netflix reseña crítica opinión análisis review

Por fuera de las peleas, Turno de día (Day Shift) es una película que luce bastante genérica. La exagerada iluminación hace un buen trabajo dando la idea de Los Ángeles en medio de un caluroso verano, pero no hace nada especial. La música se limita a acompañar la acción y en ocasiones hay algunas tonadas de hip hop que no destacan mucho. Algunos vampiros lucen horribles con su maquillaje pálido.

Honestamente, no hay mucho más que decir sobre este filme. Sus elementos sobre la clase trabajadora y tener a personajes de raza negra representándolos parecía perfecto para hacer una especie de comentario social, pero no hay nada al respecto. La revelación sobre los vampiros a mitad de la película es totalmente desaprovechada. Turno de día (Day Shift) es una película típica de Netflix. Puede resultar entretenida y tiene elementos que resaltan —en este caso, sus maravillosas escenas de peleas— pero resulta completamente olvidable e irrelevante. Al menos es mucho mejor que la reciente El hombre gris. Nunca vamos a superar lo terrible que es.

Turno de día
2.9/5 Nota
Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas