Conecta con nosotros

Videojuegos

Aluna: Sentinel of the Shards (PS4) – Reseña

Un ‘Diablo’ en la Latinoamérica de la conquista.

Publicado

el

Hace poco presenciamos el fin de Heroes of Newerth. Durante más de 12 años, este MOBA de S2 Games tuvo una legión de fanáticos muy dedicados, pero no pudo resistir la fuerte competencia del mundo de los ‘juegos como servicio’ modernos. Sin embargo, una de sus heroínas sobrevivió. Aluna, originada en un cómic de la actriz colombiana Paula Garces —a quien entrevistamos hace unos meses—, también protagoniza un juego que llegó en 2021 a PC, Nintendo Switch y finalmente está disponible para PS4 y plataformas Xbox. Su nombre es Aluna: Sentinel of the Shards.

Nos hace muy felices hablar de videojuegos que representan la cultura latinoamericana, especialmente si se enfocan en naciones indígenas. Hay muy pocos de estos títulos y necesitamos más. Aluna: Sentinel of the Shards sin duda gana puntos por este aspecto, pero en esta reseña vamos a ver qué más tiene para ofrecer.

Resulta difícil hablar de este videojuego sin mencionar su más clara inspiración: Diablo. Igual que la serie de videojuegos de Blizzard, este es un RPG de acción con perspectiva isométrica en el que enfrentamos cientos de enemigos mientras recogemos nuevas armas y equipo para la protagonista. A medida que subimos de nivel podemos ir creando un ‘build’ enfocado en las armas a distancia, cuerpo a cuerpo o la magia.

También tenemos que mencionar el cómic en el que está basado el juego: El mundo de Aluna. Aluna es hija de un conquistador español que, tras descubrir los poderes que le da una misteriosa piedra, es acusada de brujería y su padre es secuestrado. Esto la obliga a escapar a América donde conoce a la tribu Tairona, que la ayuda a descubrir su verdadera identidad y relación con la diosa Pachamama.

El juego sirve como continuación de esa historia, con Aluna buscando más piezas de la piedra de Pachamama para restaurar sus poderes antes de que un resucitado Nagaric pueda obtenerlas. Los seguidores del cómic se van a encontrar con muchos personajes que ya conocen y una representación fiel del mundo que descubrieron en sus páginas.

Juego Aluna: Sentinel of the Shards reseña crítica análisis opinión

A nivel visual, Aluna: Sentinel of the Shards no es nada especial a nivel de calidad, pero cuenta con un aceptable diseño de personajes y enemigos. Lo mismo podemos decir de la música. Es buena y acompaña bien la acción, pero no destaca para nada. Lo que sí resulta vistoso son los cómics animados que ayudan a narrar la trama.

Durante las primeras horas de juego, la jugabilidad no nos convenció mucho. Esta es, en esencia, similar a la de Diablo, pero no es tan pulida ni ofrece la misma profundidad a la hora de “construir” un personaje. Además, tiene un defecto grave: aunque permite resetear la asignación de puntos de experiencia a habilidades, no permite crear ‘builds’ predeterminados. Inicialmente da la impresión de que tenemos que cambiar completamente las habilidades si queremos cambiar de un arma cuerpo a cuerpo a una a distancia, pero esto no es viable.

Juego Aluna: Sentinel of the Shards reseña crítica análisis opinión

Aluna funciona mejor cuando nos enfocamos completamente en uno de los tres estilos de juego disponibles: cuerpo a cuerpo, a distancia o magia. Cuando avanzamos lo suficiente en uno de los árboles de habilidades como para tener una buena cantidad de opciones ofensivas, defensivas y de soporte, este juego realmente brilla. Los combates contra jefes o contra múltiples enemigos en los que estamos pendientes del enfriamiento de varias habilidades pueden resultar muy intensos y emocionantes.

Eso sí, hay que tener cuidado porque la dificultad puede aumentar repentinamente y de forma brutal. No se sientan mal si se quedan atascados en alguna pelea, pues en cualquier momento pueden reducir el nivel de dificultad… o aumentarlo si quieren un reto aún mayor.

Es una lástima que no se pueda compartir esta experiencia con otra persona. Aluna: Sentinel of the Shards es un título para un solo jugador. Esto, honestamente, es un gran pecado en un juego de este género.

Eso no significa que Aluna esté sola durante su aventura. A lo largo de las 7-9 horas que dura el juego se nos unen varios personajes —algunos conocidos del cómic, otros nuevos— para luchar a nuestro lado. Son útiles, pero no ofrecen nuevas mecánicas ni cambian la forma de jugar. Aunque tiene la opción de comenzar una nueva partida en ‘Juego nuevo +’, no hay un verdadero “posjuego” que nos anime a repetir la aventura o buscar equipamiento raro.

Juego Aluna: Sentinel of the Shards reseña crítica análisis opinión

Pero esos no son los verdaderos defectos de este juego, pues encontramos muchos errores que no permiten disfrutar completamente de la experiencia. El comportamiento de los enemigos es muy errático. Hay momentos en que los controles no responden como deberían y los niveles más largos se tornan muy repetitivos. La localización al español es vergonzosa. No lo decimos solo por un par de malas traducciones, sino porque hay momentos en que el juego decide mostrar los textos en portugués en vez de en nuestro idioma. Tampoco está hablado en español a pesar de la importancia de nuestra cultura en su historia y las actuaciones de voz no son las mejores, a pesar que la misma Paula Garcés interpreta a Aluna.

Si tomamos en cuenta la relación del juego con Colombia, es posible pensar que veremos una buena representación de nuestras culturas indígenas. Tristemente no es así. Aunque hay tribus llamadas Tairona y Jivaros (Shuar) estas no guardan ningún parecido con las tribus reales del mismo nombre que habitan en nuestra región. De hecho, los vemos adorando dioses incas y mesoamericanos como Pachamama, Supay, Quetzalcóatl y Camazotz, que no tienen ninguna relación con sus creencias reales.

En nuestra entrevista con Garcés, ella explicó que se inspiró en las culturas de nuestra región, pero nunca pretendió representar las tribus reales. Entendemos su posición, pero lo consideramos una oportunidad perdida de dar a conocer una mitología real con la que muy  pocos están familiarizados.

A pesar de todo esto, se puede disfrutar bastante el juego si no somos exigentes… pero definitivamente no si jugamos en PS4. Jugar Aluna: Sentinel of the Shards en esa consola es todo un suplicio. Durante nuestra partida sufrimos constantes ralentizaciones y pausas en la acción cuando realizamos acciones tan simples como abrir cofres. Además, se volvía casi injugable cuando habían muchos enemigos y efectos visuales en pantalla.

Si están interesados en jugar Aluna: Sentinel of the Shards, esperamos que puedan hacerlo en Steam. También pudimos probar esa versión y corre muy bien en un computador de gama media. No podemos recomendar la versión de PS4 bajo ninguna circunstancia. Sus problemas técnicos son demasiado graves.

Aluna: Sentinel of the Shards (PS4)
5.8/10 Nota
Lo que nos gustó
- La protagonista, Aluna.
- La historia inspirada en las culturas indígenas de nuestra región.
- Una alternativa más simple y accesible a Diablo.
- Los múltiples guiños y referencias a los cómics.
Lo que no nos gustó
- Pésimo rendimiento en PS4.
- Sistemas de juego faltos de profundidad.
- Mala localización al español.
- Picos repentinos de dificultad.
- Múltiples 'bugs' y errores.
En resumen
Siempre vamos a aplaudir la llegada de obras que representen la cultura e historia latinoaméricana, pero también desearíamos que este fuera un mejor juego. Aluna: Sentinel of the Shards tenía potencial para ser una buena alternativa a Diablo, pero sus problemas técnicos y la falta de ambición en sus mecánicas de juego lo impiden. Tampoco nos agrada su deficiente localización al español y la versión de PS4 tiene un pésimo rendimiento. A pesar de eso, puede ser una experiencia bastante entretenida y si se sienten atraídos, les recomendamos mucho elegir la versión para Steam.

Reseña hecha con una copia digital de Aluna: Sentinel of the Shards para PS4 brindada por Digiart Entertainment.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas