Conecta con nosotros

Videojuegos

Assassin’s Creed Syndicate – La reseña

Assassin’s Creed ha llegado en un momento donde los fanáticos han perdido el interés por la franquicia y con mucha desconfianza, pero Syndicate parece un cambio de dirección ideal para los populares títulos de Ubisoft

Publicado

el

Han pasado ya nueve años desde que se lanzó el Assassin’s Creed, un juego donde la ficción se mezclaba con la historia y nos presentaban una orden de guerreros que estaban en constante lucha con los templarios para mantener el orden del mundo. En todos estos años con más de 10 entregas entre juegos canónicos y spinoff, los cimientos de esta formula han sufrido un desgaste tanto de historia como de mecánicas de juego que se notó claramente en Unity, el juego del año pasado.

Syndicate, el sobre nombre para el nuevo Assassin’s Creed ha llegado en un momento donde los fanáticos han perdido el interés por la franquicia y con mucha desconfianza por parte de la crítica especializada que ya no esperaba mucho del nuevo título de Ubisoft Montreal. Todo este clima negativo realmente ha sido una muy buena noticia, para sus desarrolladores porque se han quitado presión de encima y para los fanáticos, que con esta entrega encontrarán que esta serie de juegos ha tomado un interesante camino para entregas futuras.

Jacob Frye y Evie Frye son dos jóvenes asesinos con un profundo deseo de justicia y odio por la orden templaria, que están tras la pista de unos instrumentos de los precursores que controlan los templarios en la Inglaterra victoriana, la de mediados y finales del siglo XIX. Su investigación los dirige hasta Londres donde planean recuperar la ciudad que lleva sometida más de 100 años por sus enemigos. Su temeraria acción se realizará a escondidas de la misma orden de los asesinos y siguiendo cada uno su visión del credo de los asesinos.

Estos dos jóvenes, que son hermanos gemelos, de cierta forma representan las dos aproximaciones que ha tomado Assassin’s Creed a lo largo de su historia: la violenta, directa y pública que vimos en los últimos títulos , y la silenciosa, estratégica y oculta que aparece en las primeros juegos.

Jacob es un patán, no le interesa mucho la orden de los asesinos, aunque si le interesa acabar con los templarios de Londrés sin importar como, su obstinación y arrogancia lo llevarán a cometer todo tipo de imprudencias que pondrán a la ciudad al borde del colapso. Por otro lado está Evie, respetuosa del credo de los asesinos que está interesada en recuperar el legado de estos en Londres y de paso acabar con los Templarios de la ciudad por las vías de los asesinos. Su cruzada es silenciosa y parte de su misión es arreglar los problemas que su hermano ha dejado detrás.

Gracias a esta narrativa, la gran novedad de este título es el manejo de nuestro personaje principal. Esta vez no tendremos un solo protagonista, tendremos dos, quienes tienen sus propias habilidades y estilo de combate, además como motivaciones personales en la historia que nos presenta el juego. De igual forma aunque comparten su dinero, los protagonistas tienen su propia indumentaria y equipo. Si quieres violencia y golpes fuertes, Jacob será tu favorito. Si prefieres el sigilo y andar de incógnito, el estilo de Evie te gustará más.

Syndicate_Rev2

Para liberar Londres de los Templarios, Evie contará con la ayuda del Señor Green, un asesino local y Jacob de su propia pandilla que entrará a hacer contrapeso a las dominadas por los templarios. Las misiones que tendrán que sortear los hermanos Frye a través de la campaña principal se tratan de desenmascarar quienes están moviendo los hilos del poder en la ciudad más allá de lo que se ve en público, y liberar ya sea el sistema bancario, el de transporte o el de servicios públicos de la ciudad más importante del mundo para su época. Todo con el único fin de arrinconar al energúmeno y astuto Crawford Starrick, Maestro del Temple (esto no fue un spoiler), quien se ha convertido en uno de mis villanos favoritos en la serie por su originalidad.

El camino para llegar hasta el villano es muy similar al que encontramos en otros Assassin’s Creed, debemos ir tachando una lista de cabecillas hasta llegar a la cabeza, debo decir que hay algunos enemigos memorables y el juego nos pondrá a dudar si realmente realizamos una buena acción o le estamos fallando a la ciudad destruyendo un eje de esta. El gran lunar en la narrativa está en el ritmo del juego, a veces las situaciones suceden muy rápido y otras muy lento, en algunas batallas, y sobre todo en la final se sintió muy apresurado y le hace falta un poco de la «epicidad» que caracterizó a las primeras entradas de la serie.

En la cruzada de los hermanos Frye aparecerán diversos personajes históricos que traerán de vuelta el misticismo de la serie donde a veces llegamos a pensar que ellos actuaron de esa forma en «la vida real». Junto a Charles Dickens deberemos cazar fantasmas, nuestras aventuras servirán como inspiración de sus libros. Alexander G. Bell será quién nos ayude a tener nuevos gadgets,  Karl Marx nos mostrará que el comunismo, como el lo pensaba, no podía ser tan malvado y Charles Darwin nos mostrará parte de su obsesión por la evolución. También tendremos otros aliados que al completar misiones con estos se nos desbloquearán algunos modos de juego como el club de la pelea, diagramas de armas y mejoras para el equipo.

Una de las grandes estrellas es la ciudad que vemos en el juego. Durante la época de la revolución industrial en Inglaterra, Londres se volvió la ciudad más importante del mundo, pero con el precio de convertirse en una ciudad turbia, llena de gigantes chimeneas de las fábricas y rodeada por las lineas del tren a vapor que recorría los desiguales distritos de la ciudad que estaba dominada por pandillas y bandas criminales. El Támesis, el emblemático rió era una autopista de comercio y contrabando y para ser mano de obra calificada solo bastaba con poder caminar sin importar si se era un niño o anciano. Esto no ha sido una lección de historia, es mi descripción de la increíble ciudad que ha gestado el equipo desarrollador de Assassin’s Creed Syndicate quiénes esta ves no optaron por hacer una inmensa ciudad como Paris o toda una región como en Black Flag. Ubisoft Montreal optó por hacer a Londres es una ciudad no tan grande pero con mucha vida, detalles y ambientación. No fue solo encontrar edificaciones y monumentos arquitectónicos y reproducirlos tal como son, es una cuestión de embeber la idiosincrasia británica en el juego, desde las carrosas y coches hasta la ambiguedad del clima de Londres y el caracter de las personas junto a sus objetos personales y actividades como ir a beber cerveza a los Pubs hasta jugar al football.

Syndicate_Rev3

Si jugaste AC: Unity, encontrarás que parte de las mecánicas de sigilo, combate y de cierta forma la narrativa es muy parecida, de hecho, podría decirse, Syndicate es todo lo que Unity debió ser, el equipo de desarrollador no cometió el error de la entrega anterior donde introdujeron muchas mecánicas nuevas pero las dejaron a medias. Por ejemplo, los fallos del Helix, ahora no nos transladarán a diferentes épocas, pero si a una muy específica que tendrán que descubrir y que nos tomará un buen tiempo completar. El multijugador se reduce a encontrar algunos cofres y «fallos» sociales que aparece en pocas ocasiones.

Las mecánicas de combate de Syndicate le restan puntos al juego, pero es un problema que arrastra de toda la serie. Son muy sencillas, aleatorias y a veces se reducen a solo presionar el boton esquivar. La hoja oculta es un arma que no tiene ninguna adición y que jugando como Jacob, pocas veces usaremos. Una de las novedades en esta entrega es el gancho que nos permite subirnos rápidamente a edificios y crear tirolesas para transportarnos rápidamente entre edificios, su eso es exclusivamente para esta labor y se diferencia al que vimos en otras entregas donde podíamos agarrar rivales. El uso de la tirolesa reduce considerablemente el parkour en el título, ya que ¿para qué deberíamos escalar un edificio de 5 pisos o saltar entre varios si con un botón simplemente realizamos toda esa acción? Finalmente, tenemos la espada bastón y la manopla.

AC: Syndicate toma prestado de Far Cry algunas ideas de su sistema de habilidades. A medida que realizamos acciones tales como derrotar enemigos, terminar misiones o completar recuerdos, ganaremos experiencia. El conseguir experiencia nos da puntos de habilidad que podremos canjear por habilidades (como mas armadura, muerte doble, combos más largos) para nuestro personaje. Cada vez que gastamos cierto número de puntos de habilidad subimos de nivel, lo que nos permitirá usar armas y equipo más poderoso indispensable para enfrentarse a enemigos más rudos. La pandilla de Jacob también tendrá un árbol de habilidades que sirve para mejorar su presencia en la ciudad, conseguir más recursos o para hacer más fuertes a los miembros que podremos usar para que nos apoyen en algunas misiones.

Otra mecánica heredada de la serie es la de control de la ciudad, que está dividida por distrito y estos a su vez por pequeñas localidades comandadas por líderes templarios. Para que los Rooks, la pandilla de Jacob, se haga con el control de un distrito, tendrá que realizar diferentes acciones tales como liberar niños, secuestrar enemigos y matar blancos. Las primeras veces que jugamos estas misiones son muy agradables, pero después de tener que hacerlas por obligación más de 20 veces para desbloquear cierta parte de la historia, se vuelven aburridas y restrictivas. Si queremos liberar Londres por completo, calculo que son más de 50 de estas misiones.

Syndicate_Rev4

Desde Assassin’s Creed Black Flag, la serie se enfocó en el personaje del pasado y dejó de lado el protagonista del presente, por eso, un gran favor que se le hace a los no iniciados en la serie que no necesitarán de ninguna forma haber jugado otro de los juegos para entender lo que está pasando salvo en las escenas finales y algunas escenas intermedias. Afortunadamente y como es costumbre en la serie, el juego lleva una Base de Datos con información sobre casi todo lo que sucede. Eso si, los que siguen la historia del presente tendrán la recompensa que no tuvieron con Unity, aquí encontrarán un importante avance.

Uno de mis mayores temores era si este juego iba a estar lleno de bugs gráficos y rendimiento, la respuesta es que ha estado bien, en mi experiencia con el juego no tuve glitches ni fallos que me dañaran la experiencia de juego. Los únicos problemas que vi estuvieron relacionados con la impresión del control la cual dejaba de importar cuando nos poníamos a detallar  el increíble apartado gráfico donde se puede apreciar los diferentes climas, reflexiones del sol, sombras y detalles de los personajes que resultan no perfectos, pero si adecuados para lo que nos presenta este título.

Para Latinoamérica, este título ha llegado traducido completamente y doblado al español latino. Algunas voces en comparación con la versión original son muy acertadas, otras resultan flojas. Aunque el juego se siente bien doblado, a veces la falta de interpretación de los actores de doblaje le quita emoción al juego. También hizo falta traducir algunas voces secundarias y de ambientación al español, ya que hay ciertos momentos donde unos habitantes hablan inglés y otros español al tiempo. Si tienen la versión de PlayStation 4, este llegará con un DLC adicional que nos trae algunas misiones secundarias.

Pese a algunas mecánicas repetitivas y aburridas, Assassin’s Creed Syndicate es un movimiento positivo para la dirección de la serie y nos dejará con ganas de más una vez lo juguemos. Ubisoft recompone el camino con un juego que tiene mucha acción para todos los gustos, momentos memorables, una buena historia soportada por una increíble ambientación. Quizá la falta de momentos épicos le quitan puntos al juego que palidece un poco al final. Sin embargo, si eres un fanático de Assassin’s Creed debes comprar este juego, si te gustan las aventuras de acción que no involucran disparos también te lo recomendamos.

Reseña hecha en su versión de PS4 con una copia brindada por Ubisoft

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas