Conecta con nosotros

Videojuegos

Bloodborne – Reseña

Un juego que nos frustra, pero que al mismo tiempo amamos. Bloodborne logra eso y mucho más. Lee nuestra reseña de Bloodborne.

Publicado

el

La gente de FromSoftware logró mover un poco la industria de los videojuegos con una aproximación diferente al género RPG: un juego en el que importaba mucho la dificultad y los rivales eran tremendamente difíciles. Con Demon’s Souls nos mostraron que morir en el juego tenía un precio y que deberíamos valorar la vida de nuestro personaje. Con Dark Souls, la dificultad se incrementó y la muerte adquirió un nuevo sentido que le dio otro aire al panorama de los juegos de gran presupuesto.

En una jugada muy inteligente, Sony logró atraer a esta desarrolladora japonesa para que hiciera un nuevo juego con su particular estilo de jugabilidad y que estuviera a la altura de ser un exclusivo de PS4. ¿La respuesta? FromSoftware lo hizo de nuevo.

Desde un primer momento al tocar el juego se puede ver que su atmósfera se diferencia de la de sus predecesores. Desde la escenografía hasta sus villanos y monstruos, todo se ha alejado de la fantasía medieval que se nos presentaba en los juegos Souls para moverse a un mundo más oscuro y barroco con muchas influencias de las edificaciones cristianas que marcaron la Edad Media.

La historia de Bloodborne solo se deduce luego de jugar mucho y estar muy pendiente de los detalles. En líneas generales, el juego nos pone en los zapatos de un cazador que ha sido contratado para conseguir una cura para un virus en la ciudad de Yharnam. Quizá esto sea lo único que debas saber, ya que el juego se descubre por sí mismo a medida que avanzamos y nos topamos con un mundo que desea ser escuchado y nos pide que lo exploremos.

Raven

Nuestro cazador tendrá la posibilidad de llevar consigo cuatro armas. Alguna que otra tendrá dos instancias —por ejemplo, una espada que se alarga— y casi siempre cargaremos un arma de fuego que nos será útil para distraer o bloquear enemigos. Este juego nos pide que seamos ofensivos y, en lugar de salir a defendernos con un escudo, salgamos a esquivar y atacar a quienes nos atacan. Esta es toda una maniobra que se deberá perfeccionar con el tiempo para poder avanzar. Lo más normal aquí es ver enemigos que atacan en grupos, otros que nos emboscan y otros tantos que nos rodearán. También habrá más de uno haciéndose el muerto para esperar su oportunidad y golpearnos por la espalda. Solamente rodar para golpear o intentar bloquear no servirá. Son las combinaciones de armas y de estilos lo que nos ayudará a salir adelante.

Un factor diferenciador de Bloodborne es su increíble dificultad para los jugadores que no están acostumbrados al género. A la hora de jugar, la mecánica más importante es repetir y repetir. No repetir misiones, sino repetir nuestro camino tras una muerte. Esta repetición nos sirve como método de aprendizaje para encontrar los puntos débiles y los patrones de ataque de los enemigos. También sirve para explorar nuevos caminos y desbloquear atajos.

La mecánica de repetir y repetir, de morir y morir, hace que Bloodborne no sea un juego muy amigable para las personas que no sean jugadores muy asiduos, estén acostumbradas a seguir indicaciones o tengan poca resistencia a la frustración. A veces, morir en el juego puede resultar tan doloroso que nos dan ganas de romper el control. Este es el encanto de Bloodborne y los demás juegos de FromSoftware para una gran cantidad de jugadores.

Bloodborne 2

La otra pared con la que se encuentran los jugadores es el diseño de la historia y el camino a seguir. Bloodborne en ningún momento nos señalará un punto de control ni nos invitará a llegar a un tipo de ruta especial. Tampoco nos dará un premio o nos hará saber que sí vamos por donde debemos ir. Básicamente, el mundo del juego está ahí para que descubramos nuestra misión. Quizá algún personaje nos dé una pista o el escenario nos deje entrever un camino, pero solo recorriéndolo conseguiremos llegar a nuestro destino final. Con esto queda decir que el equipo de FromSoftware se fajó en el diseño de los mapas de Bloodborne, donde a veces hay pasajes secretos ocultos. Por eso es buena idea romper todo lo que se nos atraviese.

Más allá de superar etapas del juego, perder mi avance y morir con los enemigos que yo pensaba ya tenía dominados, mi mayor frustración fueron los largos tiempos de carga cada vez que moría. Este tiempo ha dañado la experiencia de juego, ya que bloquea la dosis de adrenalina que tenía en el instante en que morí y las ganas que tenía de llegar al lugar donde estaba. Espero con ansias que el equipo desarrollador solucione este inconveniente.

Bloodborne-1

Eso sí, Bloodborne no es solo tristeza y frustración. Gracias a la comunidad, podremos seguir de alguna forma un recorrido y evitar sorpresas de los enemigos. Esto se debe al sistema heredado de Demon’s Souls, por medio del cual los jugadores pueden dejar y recibir consejos en cualquier parte del mapa para que otros jugadores puedan sortear obstáculos.

El multijugador también nos permite jugar con amigos o desconocidos y sortear las dificultades juntos. Sin embargo, este modo nos hace propensos a ser invadidos por otros jugadores y sufrir si estos se nos atraviesan en el camino y nos eliminan. Por otro lado, junto a nuestros amigos nos podremos aventurar en los Chalice Dungeons. Estas son mazmorras generadas procedimentalmente, lo que en pocas palabras significa que estas se crean aleatoriamente. Es poco probable que hayan dos iguales. Aunque no se convierten en un gran reto, y probablemente sea el aspecto más descuidado del juego debido a los muchos errores en el ‘pathing‘ de estas mazmorras, sí resultan una buena idea para extender este ya de por sí largo juego.

Bloodborne está traducido al español latino y se puede jugar sin ningún problema en inglés si así se desea. Debo decir que el trabajo en la traducción ha sido impecable. En ningún momento sentí que se perdiera emoción por no escuchar el juego en inglés y las voces latinas lo hacen sentir un poco más cercano. Todo esto se complementa con su buen apartado de sonido que muchas veces nos hace pasar más de un susto. De hecho, este juego hasta podría pasar por un ‘survival horror’ con todos los sustos que da.

Bloodborne
9.5/10 Nota
En resumen
Bloodborne es un juego que te desafiará en todo momento, jugará contigo y se burlará de ti. Es duro y crudo. Te recordará que es un desafío completo y te pondrá a alucinar cuando te des cuenta cómo has mejorado. Si tienes una PlayStation 4 y crees que puedes suportar la frustración en altos niveles, este podría ser el juego ideal para acompañar tu consola. Si aún no la has comprado, este es el primer juego que en mi opinión se presenta como un único motivo para conseguir una PlayStatión 4. En cambio, si eres de los que solo juega Call of Duty o Minecraft, deberías evitarlo. Amigos, esta es la mejor exclusiva que ha salido para PlayStation 4 hasta la fecha

Juego reseñado con una copia física de Bloodborne provista por Sony Colombia

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas