Connect with us

Videojuegos

Los protagonistas irrelevantes de Borderlands 3

Amara, FL4K, Zane y Moze son personajes muy carismáticos, pero no tienen importancia alguna en la historia de Borderlands 3.

Publicado

en

Borderlands 3 ya lleva más de dos meses en el mercado y ha sido un éxito absoluto. Esta entrega de la saga de disparos de Gearbox Software despachó más de cinco millones de copias en sus primeros cinco días y, a pesar de que las críticas no fueron tan buenas como las de la segunda parte, la mayoría de comentarios sobre este juego han sido positivos.

¿A qué se debe esta buena recepción? ¿Qué hace que los jugadores se sientan tan atraídos hacia la saga Borderlands? Hay muchas razones. Para comenzar, el ciclo de juego en el que conseguimos miles de armas diferentes es bastante atractivo y se presta para seguir jugando en búsqueda de la combinación de armas que mejor se adapte a nuestro estilo de juego.

Su particular estilo gráfico también es bastante llamativo y su humor, aunque en Borderlands 3 no resulta tan gracioso, dota a esta franquicia de una personalidad única.

Sus personajes e historia también son parte de esto. Aunque hay jugadores a los que no les importa mucho —solo quieren avanzar y disparar—, somos bastantes los que seguimos la historia de Lilith y los Invasores Carmesí con interés. Los protagonistas de Borderlands están llenos de personalidad y gracia. Es fácil enamorarse de ellos. Es una lástima que los personajes controlables no tengan importancia alguna en los títulos que protagonizan.

Protagonistas carentes de protagonismo

La saga Borderlands tiene un gran problema: en cada juego, la historia es algo relevante para los personajes secundarios. No obstante, nunca lo es para el que controlamos.

El cuarteto protagonista no suele recibir desarrollo alguno en su historia o trasfondo. Tenemos que esperar a otros juegos para conocerlos bien. Es verdad que sus diseños son increíbles y eso ayuda a definir algunos elementos de su personalidad, pero unos pocos colores y líneas de diálogo no son material suficiente para hacerlos multidimensionales. La excepción es el excelente Tales from the Borderlands, pero ese no es parte de la saga principal y no es un FPS.

Este problema es aún peor en Borderlands 3. Se habló mucho sobre Amara, la sirena; Moze, la artillera; FL4K, el maestro de bestias; y Zane, el operativo. Pero al jugar no sabemos realmente quiénes son ellos. Si tenemos suerte, podemos encontrar un audio que nos habla de su pasado. 

En contraste tenemos a personajes como Lilith y Maya. Ellas son protagonistas de anteriores juegos que aquí reciben una gran cantidad de desarrollo en sus personalidades e historias. Lo mismo pasa con personajes secundarios como Sir Hammerlock, Rhys, Typhon DeLeon, Ava, Patricia Tannis y villanos como Aurelia y los gemelos Calypso. Ellos son los verdaderos protagonistas de esta aventura en la que nosotros, que realizamos todas las acciones importantes y enfrentamos a los enemigos, parecemos ser solo espectadores.

Es tan grave que nuestro personaje ni siquiera aparece en las secuencias de video. Desaparece misteriosamente para permitir que otros reciban la gloria y sufran los dramas de la narrativa. En un par de ocasiones se muestra que nuestro personaje es incapacitado, pero en la mayoría observamos los eventos —algunos de ellos bastante trágicos— como si nadie más estuviese allí. Esto lastima bastante la trama. Hay situaciones en las que el protagonista hubiera podido intervenir para evitar una tragedia. El que no se le permita hacerlo, o no se explique por qué no puede, resulta molesto a los jugadores, pues pierden agencia.

Disonancia Ludonarrativa

Parece que la historia y la jugabilidad de Borderlands fueran por caminos diferentes. El ejemplo más obvio de esto son las unidades New-U. La capacidad de estas máquinas de revivir a cualquier persona está explicada en los juegos. Aunque su canonicidad es debatible, hay misiones en las que los villanos nos ofrecen recompensas si nos suicidamos sabiendo bien que vamos a regresar. Algunas teorías usan estas máquinas para explicar la cantidad de enemigos que enfrentamos. Sin embargo, hay personajes que mueren trágicamente y que no pueden revivir a pesar de esto. El mismo juego hace una broma muy ‘meta’ al respecto:

“New-U puede revivir a cualquiera sin excepción, a menos que muera en una escena de video”.

«La muerte es para los pobres».

El problema de la muerte de un personaje en un juego en el que ‘se puede revivir’ es un problema narrativo que existe desde hace muchos años (un saludo a Final Fantasy VII). Aquí sirve como un ejemplo perfecto para hablar de la diferencia de importancia entre el protagonista y los secundarios. La aventura de los segundos está llena de potencial dramático y consecuencias, la nuestra consiste en ser herramientas de ellos para cumplir sus objetivos.

Otro ejemplo son las sirenas, personas con poderes especiales en el universo de Borderlands, cuya naturaleza juega un papel fundamental en la trama de este juego. Uno de los cuatro protagonistas también es una sirena. Esto debería alterar completamente ciertos eventos y las reacciones de otros personajes, pero nunca sucede.

¿Cuál es la razón detrás de los protagonistas irrelevantes?

Es verdad que no es fácil desarrollar un guión que se adapte a diferentes opciones para el personaje principal. Esta es la razón por la que muchos juegos recurren a un protagonista silencioso que simplemente reacciona a las palabras de los demás. Link, de The Legend of Zelda, es el mejor ejemplo de esto. Sin embargo, no resulta imposible. Si sagas como Mass Effect y Divinity han logrado involucrar a nuestros personajes en la trama a pesar de tener apariencias y personalidades variables, ¿por qué no podría hacerlo Borderlands

Ya que podemos vestir a nuestro protagonista con toda clase de colores y cabezas graciosas, cabe la posibilidad de que Gearbox haya decidido mantenerlos por fuera de las escenas de video para no ‘arruinar’ su peso dramático con una máscara de caballo o un traje de colores neón. Pero no es una excusa válida para la exclusión que tiene el protagonista de todos los aspectos de la trama. Son muchos los juegos que permiten esto.

Finalmente, todo esto depende de las decisiones de Gearbox. Si ellos consideran que el trabajo de incluir a los protagonistas de forma relevante en la narrativa del juego no vale la pena, no hay mucho que podamos hacer aparte de criticarlo. Realmente es una oportunidad perdida de hacer que el universo de Borderlands sea más interesante y vibrante, además de hacernos sentir como una verdadera parte de la historia, no como simples mandaderos.

Borderlands 3: fecha y nuevos detalles de Bloody Harvest, el evento de Halloween

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas