Conecta con nosotros

Videojuegos

Boyfriend Dungeon – Reseña

Citas de sábado en la noche con espadas.

Publicado

el

En nuestra vida como videojugadores hemos recorrido montones de calabozos y mundos peligrosos en los que solo contamos con una espada, hacha, arco, etc. como protección. Es comprensible que sintamos una conexión especial con estas armas que nos ayudan a convertirnos en héroes. Sin embargo, que amemos una espada no significa que queramos salir en una cita con ella. Pero, ¿y si dicha espada se convierte en una persona muy, muy sexi? Esa es la loca y divertida idea detrás de Boyfriend Dungeon.

Este título —ya disponible para Nintendo Switch, Xbox One y PC— combina dos géneros en uno. Por un lado es un juego de exploración de calabozos con elementos de roguelike. Por el otro es una novela visual ‘otome’ en la que hablamos con una gran variedad de personajes, salimos a citas con ellos y podemos crear vínculos románticos. Esta es una obra muy inclusiva con una buena variedad de orientaciones sexuales, que respeta la diversidad de géneros, nos permite tener relaciones poliamorosas y, por supuesto, combatir centenares de enemigos con una variada selección de armamento.

Al comenzar a jugar Boyfriend Dungeon podemos crear un personaje a nuestro gusto, vestirlo y elegir nuestros pronombres. No importa si elegimos ‘he’, ‘she’ o ‘they’, podremos salir a citas con cualquiera de los personajes ‘armas’ del juego. Aparentemente, todos son bisexuales en este mundo.

Pero los aspectos de novela visual y simulador de citas son solo la mitad de este título. Las secciones de exploración de calabozos nos presentan acción intensa que, a primera vista, no parece tener mucho que ver con el resto del juego. Pero ambos aspectos están más relacionados de lo que creen.

A medida que exploramos los calabozos vamos encontrando diferentes armas que podemos usar. Como ya sabemos, estas se transforman en personajes con los que podemos salir y formar una amistad o relación romántica. Si las usamos en los calabozos y les damos regalos subirán de nivel. También podemos salir con ellas en citas que les darán nuevas habilidades. Solo hay seis niveles por arma, pero es suficiente para convertirlas en poderosas herramientas de destrucción.

Es hora de presentar a los personajes. Isaac, el estoc, es un elegante hombre de negocios. Sunder, el talwar, es un coqueto dueño de un bar con un pasado misterioso. Valeria, la daga, es una artista con tendencias anarquistas que huye de su pasado. Seven, el sable láser, es miembro de una banda de K-pop. Sawyer, el glaive, es una persona no binaria con problemas de dinero. También tenemos a Pocket, un gato que se convierte en manopla.

Boyfriend Dungeon Reseña crítica análisis juego videojuego kitfox games simuldor de citas roguelike

No, no pueden salir a citas con el gato (no sean así). Pero podemos hacernos su amigo. También hay un personaje semi secreto que se convierte en guadaña y podemos conocer a dos más que podremos empuñar en una futura actualización: Jonah, el hacha, y Leah, el martillo.

Cada arma tiene diferentes mecánicas y son la principal fuente de variedad del juego. No es lo mismo el sistema basado en bloqueos y ‘parries’ del estoc que los campos de gravedad creados por los ataques de la guadaña. De verdad da gusto probarlas todas y subirlas de nivel para ver qué son capaces de hacer.

Ninguno de estos personajes se pondrá celoso si salimos con otros ni si tenemos relaciones románticas con varios de ellos. Aunque esto puede ser una oportunidad perdida a nivel narrativo, es una visión bastante agradable y positiva de las relaciones abiertas. Tampoco tiene que ser así si no queremos. Es posible llegar al nivel máximo de cada arma con solo una relación de amistad o podemos «revolcarnos» con todos (menos el gato, obvio). Es su elección.

Boyfriend Dungeon Reseña crítica análisis juego videojuego kitfox games simuldor de citas roguelike

Romance o no, a lo largo de nuestras interacciones con estos personajes descubrimos sus historias, traumas y les ayudamos (o no) a salir adelante. Los diálogos están muy bien escritos, llenos de personalidad y el trabajo de voces, solo en inglés, es de nivel profesional. Algunas historias están mejor desarrolladas que otras, pero todos son muy carismáticos y es imposible no quererlos.

Miremos de nuevo hacia la otra mitad de Boyfriend Dungeon: los calabozos. Combatir los monstruos que encontramos allí y crear una estrategia diferente para cada arma resulta muy divertido. Los enfrentamientos a veces se dan con una cantidad tan grande de enemigos que nos podemos sentir en un ‘bullet hell’ en el que tenemos que ser bastante precisos a la hora de atacar y esquivar. Mientras exploramos podemos encontrar recetas para trajes, sombreros, regalos y fanzines. Algunos de estos elementos son solo cosméticos o sirven para afianzar la relación con las armas, pero otros pueden darnos ventajas en combate.

Boyfriend Dungeon Reseña crítica análisis juego videojuego kitfox games simuldor de citas roguelike

El problema de los calabozos en Boyfriend Dungeon es que son solo dos y resultan muy cortos. Los sistemas de juego, mecánicas de ‘roguelike’ y hasta la idea detrás de los monstruos (representaciones físicas de los miedos del protagonista) tienen mucho más potencial. Cuando terminamos el juego —algo que toma alrededor de seis horas, unas pocas más si intentamos completarlo al 100%— quedamos con ganas de más. 

Se supone que el estudio Kitfox Games está preparando una actualización en la que, además de las dos nuevas armas mencionadas, agregará otro calabozo. No sabemos cuándo podría llegar.

Otra cosa que algunos pueden considerar un defecto es su baja dificultad. Morir en el calabozo no es penalizado y conservamos toda la experiencia y recursos recogidos. Las armas se vuelven poderosas muy rápidamente. Esto, combinado con objetos como el ‘Valkyrie Band’, hacen que “arrasemos” con las hordas de monstruos en cuestión de segundos. Ser tan poderoso puede ser divertido y ayudará a muchos jugadores que solo están interesados en la historia a seguir adelante, pero otros pueden extrañar el reto.

Boyfriend Dungeon Reseña crítica análisis juego videojuego kitfox games simuldor de citas roguelike

También tenemos que hablar de Eric, el antagonista de Boyfriend Dungeon. Él es uno de los primeros personajes que conocemos y rápidamente descubrimos que no es nada agradable. Es presumido, prejuicioso y, peor aún, un acosador. Nos persigue a las citas con otros personajes, envía mensajes de texto no deseados y sigue coqueteando sin importar cuántas veces le digamos que no nos interesa. Es verdad que hay otros personajes coquetos en el juego, pero a diferencia de Eric, dejan de flirtear si les decimos que no estamos interesados.

Eric es especialmente interesante desde un punto de vista masculino, porque seguro muchos hombres nos hemos comportado como él pensando que estamos siendo interesantes o haciendo caso a ese pésimo adagio que dice: “no debemos aceptar un ‘no’ como respuesta. Solo hay que insistir”. Es supremamente desagradable descubrir algunas de nuestras actitudes reflejadas en un personaje que nos hace sentir incómodos. Solo podemos imaginar cómo se sentirán frente a él las mujeres y otras personas que han sido víctimas de acoso similar en la vida real.

El juego nos obliga a interactuar con él para que la trama avance, pero la verdad es que desearíamos poder bloquearlo.

Pasamos muy bien jugando con Boyfriend Dungeon y sus carismáticos personajes. Pero no podemos evitar ver que tenía potencial para ser mucho más. Su falta de fricción no es necesariamente algo malo, pero cierta dificultad, una duración ligeramente mayor y algo de drama extra hubieran permitido exprimir mejor sus elementos mecánicos y narrativos. Ya veremos si la anunciada actualización convierte a este título en el gran juego que merece ser. Mientras tanto, es una más que agradable distracción.

Boyfriend Dungeon
7.7/10 Nota
Lo que nos gustó
- Personajes muy carismáticos y atractivos.
- Un concepto muy original.
- Sistema de combate divertido y preciso.
- Una mirada saludable a las relaciones y el consentimiento.
Lo que no nos gustó
- No está traducido al español.
- Solo tiene dos calabozos con poca variedad visual.
- Poca variedad de enemigos.
- La personalidad del protagonista puede resultar inconsistente.
En resumen
Boyfriend Dungeon es una fantasía romántica bastante divertida y relajada. A pesar de manejar algunos temas serios como el acoso y la depresión, nunca deja de emitir una luz positiva y llena de esperanza hacia el protagonista y sus relaciones con los demás. El combate es bueno, pero la poca variedad de escenarios y cortos calabozos no dejan que sus mecánicas alcancen todo su potencial. A pesar de eso, los elementos de acción y de novela visual están bien vinculados entre sí. Resulta tan fácil que puede aburrir a quienes busquen algo de reto.

Reseña hecha con una copia digital de Boyfriend Dungeon para Steam brindada por Kitfox Games.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas